Así fue el face-off del pleito Rigondeaux vs Lomachenko

Compartir en:

Una lluvia de flashazos, y un gran zumbido, producido por el simultáneo sonar de los obturadores de las cámaras en el lugar, precedieron a la rueda de prensa en el Madison Square Garden de Nueva York, que incluyó el face-off de la pelea más ansiada de 2017 entre el ucraniano Vasyl Lomachenko y el cubano Guillermo Rigondeaux.

Como un maestro de ceremonias, Bob Arum, promotor de este combate que se efectuará el sábado 9 de diciembre, fue orquestando las palabras de los integrantes de esta cartelera, hasta llegar al 'main event', con el respectivo intercambio de palabras de los protagonistas y el encare tradicional entre los contendientes, con mirada fija y comenzando la guerra cerebral, pero lo que quedó muy claro es que el común denominador fue el enorme respeto que se tienen.

El primero en hablar fue Rigondeaux, vistiendo una chamarra blanca y una sonrisa de relajación. La primera pregunta fue ¿quién maneja su cuenta de Twitter? La cual estuvo muy activa durante las pasadas dos semanas, y respondió, en español, "este pechito que está aquí, yo", acto seguido, risas de todos, para romper el hielo. Pero después, ya la cosa se puso un poco más seria y fue inevitable entrar en materia sobre la pelea. Luego, en ese tenor de seriedad, y entre ucraniano e inglés, habló Lomachenko, portando una camisa a cuadros, anteojos y un rostro poco expresivo.

Después de escuchar a ambos quedó claro algo: se tienen un gran respeto. La palabrería previa, a través de las redes sociales y declaraciones a la prensa, no hizo acto de presencia esta vez, dándonos un preludio de lo que podríamos ver el sábado: respuestas cortas, muy cerebrales, calculadas, como los primeros rounds de una pelea importante, de estudio al adversario. Incluso un estrechón de manos confirma que sólo piensan hablar con los guantes y dentro del cuadrilátero.

"Me siento muy honrado de que estos dos peleadores me hayan ayudado a promever la pelea, creo que va a ser histórica; cuando en unos años escriban o hablen de boxeo  y de las grandes peleas , dirán que esta entre Lomachenko y Rigondeaux será recordada. Este sábado en el Madison Square Garden se va a escribir historia", comentó Arum en la rueda de prensa, que terminó con la gran expectativa por saber quién será el que levante los brazos al final de un combate tan anhelado.

 

 

 

 

 

 

¿Te gustó?


21