Canelo a Golovkin: "esa es una respuesta muy pende..."

Compartir en:

Canelo Álvarez y Óscar De La Hoya calificaron como absurda la teoría que dicta que el invicto Gennady Golovkin eligió mostrarse como un boxeador vencible en su último par de peleas.

¿El otro GGG?

Desde que a Golovkin le entraron varios golpes certeros cuando enfrentó a Kell Brook, hubo aficionados que opinaban que el kazajo, pese a haber derrotado al inglés en el quinto round, estaba mostrando un poco de vulnerabilidad, luciendo menos implacable de forma premeditada para poder conseguir grandes peleas.

Luego vino el enfrentamiento de unificación con Daniel Jacobs, donde GGG llegó por primera vez como campeón a los doce rounds, y aunque logró derribar a Jacobs en el cuarto episodio, finalmente ocupó el veredicto de los jueces para declararse ganador por decisión unánime. Entonces la teoría de que Golovkin “se estaba dejando pegar” o “no está noqueando” para no verse igual de temible como siempre, agarró todavía más fuerza.

Cierto es que en algún momento el campeón de peso mediano no sólo era el rival a vencer, sino que también parecía el boxeador más evitado. Billy Joe Saunders, por ejemplo, llegó a pedir 6 millones de dólares por unificar su título de la OMB con los cinturones del kazajo.

Esta semana circuló en la prensa una declaración de Golovkin, donde apuntaba que de haber noqueado a Jacobs, como a la mayoría de sus víctimas, Golden Boy Promotions no habría estado interesado en otorgarle una oportunidad frente a Canelo, cuando por dos años se había estado “marinando” ese combate.

Ayer en el MGM Grand de Las Vegas, durante una reunión con algunos medios de comunicación, a Canelo y De La Hoya les preguntaron su sentir sobre esa declaración de Golovkin.

Mientras que De La Hoya se limitó a sonreír sin contestar la pregunta, Canelo contestó tajante que esa declaración de GGG era “una respuesta muy pendeja”. Incluso al fondo en el video se puede apreciar al antiguo matchmaker y actual presidente de Golden Boy, Eric Gómez, inferir que esa justificación de GGG era una simple excusa, diciendo “puro pedo”.

Golovkin contra el tiempo

Hay otros que opinan, como el entrenador Robert García, que De La Hoya y compañía fueron muy inteligentes al pactar la pelea en este preciso momento, pues más allá de que Golovkin “fingiera” vulnerabilidad arriba del ring, simplemente son señales de que el tiempo está comenzando a reclamar lo suyo y el kazajo, a los 35 años, no es el mismo noqueador que demolió a Martin Murray, Gabriel Rosado, Daniel Geale, Willie Monroe, entre muchos otros más.

¿Te gustó?


146