Carlos Cuadras promete salir adelante en su batalla de adicción a las drogas y el alcohol

Compartir en:

El excampeón de peso mini mosca del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), el mexicano Carlos Cuadras, ha sido temporalmente inhabilitado por dicho organismo y ha ingresado en un programa de rehabilitación para tratar la adicción a las drogas y el alcohol. El otrora monarca ha admitido que tiene problemas con sus adicciones pero, de una vez por todas, quiere erradicar el abuso de dichas sustancias.

Mauricio Sulaimán, presidente del WBC, dijo que sostuvo una larga conversación con Cuadras y le expresó que el organismo que preside le va a brindar todo el apoyo que necesite durante este importante pero complicado proceso.

"Estoy convencido de que ganaré esta batalla. Tengo una esposa y un hijo a los cuales apoyar y represento a mi país. Necesito hallar la fuerza con la ayuda de Dios para hallar una salida a esta horrible pesadilla, pues he vivido en un infierno, pero soy un campeón y saldré victorioso", comentó Cuadras.

Carlos Cuadras ha siempre sido muy cercano al WBC a lo largo de su carrera profesional desde que comenzó, allá por marzo de 2010. Ha ganado diversos títulos para dicho organismo, incluyendo el de campeón juvenil, continental de las Américas, el plata, el verde, y el oro, al derrotar al actual monarca, el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, además de haber realizado seis exitosas defensas, hasta antes de perder su cetro en una pelea cerrada con el nicaragüense Román 'Chocolatito' González

El peleador mexicano nacido en Guamúchil, Sinaloa, ha admitido que la fama, la gloria y el dinero, que se produjeron por sus éxitos en el cuadriláteros, fueron su cruz, pues lo condujeron a caer en tentaciones y a rodearse de falsos amigos quienes solo se buscaban beneficiar de él.

¿Te gustó?


35