El Canelo Álvarez vs. El Negro Iñárritu

Compartir en:


Tanto el director de cine Alejandro “El Negro” González Iñárritu como el boxeador Saúl “Canelo” Álvarez, tienen a un Oscar en sus vidas. Pero sus similitudes van más allá.

1. Ambos son mexicanos conocidos y premiados mundialmente.
2. Ambos son amados u odiados, no hay medias tintas.
3. Ambos son víctimas de su propio éxito.

Como aficionado del box y del cine, he tenido discusiones incómodas por ser “defensor” de estos compatriotas. De Iñárritu me gusta su asombrosa habilidad para conformar equipos de trabajo y dirigir actores, del Canelo admiro su juego de manos y su juvenil carrera.

Quizá de no ser tan mediáticos y premiados, uno con estatuillas, otro con cinturones, la gente se ensañaría menos con sus carreras y serían reconocidos como lo que yo los considero: Dos mexicanos que hacen bien su trabajo. Ambos con sus defectos, pero no por ello malos en lo que hacen.

Sus egos no han jugado a su favor, claro. Ahí tenemos a Iñárritu cuando calificó a las películas de súperheroes como “genocidio cultural” en detrimento del trabajo de algunos de sus colegas, o al Canelo cuando presumió estar listo para GGG como sea y cuando sea, sólo para recular más tarde y exigir un pleito pactado en 155 libras.

Pero hasta ahí llegan las similitudes. Porque a esta temprana altura del año, uno de ellos se está volviendo indefendible:

El domingo 28 de febrero Iñárritu podría llevarse un Oscar por segundo año consecutivo. Y estoy seguro de que su discurso sería similar al que dio después de ganar el premio a Mejor Director del Directors Guild of America: “Esa no es para nada la gente que Donald Trump ha descrito”, dijo Alejandro, refiriéndose a los más de 120 mexicanos que encontró trabajando en la cocina del evento. Y es que Iñárritu no ha perdido la oportunidad de referirse a los los hispanos en EUA y de expresar su admiración por ellos. Apreciemos a Iñárritu o no, es imposible pasar por alto que ha alzado la voz para celebrar y reconocer los valores que caracterizan a los mexicanos y a los latinos como trabajadores.

Y mientras tanto, Canelo eligió a Amir Khan -quien apenas da el peso welter- para defender su título mediano… sí, mediano. Un acto que no celebra ni reconoce los valores que caracterizan a los mexicanos y a los latinos como boxeadores. Ya hablaremos más detalladamente al respecto en otra oportunidad. Mientras tanto: Buena suerte, Negro Iñárritu.

¿Te gustó?


37