El día que Mike Tyson se "fragmentó"

Compartir en:


Mike Tyson fue un boxeador poderoso que podía despedazar con la mirada. Sus puños parecían tener dinamita y explotaban sobre los rostros y cuerpos de sus oponentes. Pero desgraciadamente la vida lo puso en su lugar e hizo lo mismo con él.

Jason Holley es un artista, ilustrador, maestro y músico que vive en Los Ángeles, California, y que decidió pintar al excampeón mundial de peso completo en el momento que se desintegra y descarna hasta quedar en los huesos.

Sus obras a menudo están compuestas de imágenes pintadas en papel, cortadas y unidas en un collage. El trabajo de Holley es "al mismo tiempo crudo e increíblemente sofisticado y delicado", según el sitio The Shop New Orleans, especializado en temas de arte. El trabajo llamado Oral History of Mike Tyson fue una ilustración para la revista Playboy.

El escritor de boxeo Jonathan Randall hizo una serie de entrevistas sobre el púgil estadounidense, en la edición de enero de 2008 de la revista. Randall realizó un trabajo para desnudar la vida de Mike a través de personas que lo conocieron cuando era una de las máximas estrellas del pugilismo y durante su decadencia. Los testimonios que rescató "fragmentaron" a Tyson en pedazos, para entender la furia que guardaba cada vez que subía al ring. Fue por ello que Holley pintó a Mike Tyson como un hombre que pierde poco a poco la carne hasta quedar en los huesos, desnudando su ser y su alma.

 

Oral History of Mike Tyson, Jason Holley

 

¿Te gustó?


14