El plan maestro para derrotar a Adrien Broner

Compartir en:


Óscar de la Hoya levantó revuelo hace unos meses cuando dijo que tenía el plan maestro para derrotar a Floyd Mayweather. La declaración suena peculiar, si consideramos que perdió la pelea. Si soy honesto, a primera vista tenía a De la Hoya rasguñando la victoria aquella noche, pero hoy, luego de varios años y con las emociones frías, puedo lidiar con la decisión dividida para Mayweather, que probablemente sea justa.

En lo personal no estoy seguro de que haya un plan maestro específico para desarmar a Mayweather. Es demasiado agraciado técnicamente, entero físicamente e inteligente para caer víctima de un plan en el que simplemente 2 + 2 sea igual a 5. El plan de De la Hoya claramente era acosar a Mayweather, ser el peleador más activo, lanzar muchos golpes y dictar el ritmo del combate. De la Hoya fracasó en ello, y también Ricky Hatton y Miguel Cotto. La habilidad defensiva y la aptitud contragolpeadora simplemente fueron demasiado para ellos. Su velocidad de manos y el trabajo de pies le permitieron meter sus golpes y minar la energía del oponente.

Lo mismo dijo De la Hoya cuando el Canelo Álvarez peleó con Floyd Mayweather. Con una superioridad en peso, parecía probable que el mexicano fuera el peleador con mejores posibilidades de abrumar a Mayweather, de acosarlo e imponerle el físico, pero fracasó rotundamente, y Floyd era merecedor de una decisión unánime de no haber sido por la jueza Cynthia Ross.

Sin embargo el plan maestro de Golden Boy no es un completo sin sentido. Podrá no ser suficiente para vencer al gran Floyd Mayweather, pero sí es suficiente para vencer a su “hermanito” Adrien Broner.

Broner tiene muchos atributos admirables como peleador. Su defensa, en parte por su fantástica aplicación de la guardia “shoulder roll” que es realmente formidable. Bloquea muchos golpes con ese hombro izquierdo, y en alianza con su sólido recto de derecha –definitivamente su golpe emblemático-, es difícil marcarle golpes sin exponerte demasiado a sus contragolpes. Demostró mucho poder en 130 y 135 libras, pero en su única pelea en 147, ante Paul Malignaggi, su pegada no se trasladó de igual forma.

Pero el problema clave de Broner no es la falta de pegada, sino la falta de actividad que lo ha afectado en sus peleas más difíciles hasta el momento en su joven carrera. Sin duda es un golpeador certero, pero a menudo boxea sobre los talones y depende demasiado de contragolpear con un solo golpe fuerte, en vez de preparar combinaciones de tres o cuatro golpes con un jab fuerte. A menudo, Broner se ha visto a un solo ritmo, y sumado a eso a su actitud irrespetuosa, lo ha alejado de una buena cantidad de aficionados al boxeo.

Yo diría que el plan maestro para vencer a Broner ya está en video. Daniel Ponce de León derrotó a Adrien Broner. Claro, la decisión se fue para Broner, pero en mi opinión perdió esa pelea. Puedo entender que la decisión lo haya favorecido ante Malignaggi, aunque no haya estado de acuerdo con ella, pero ante Ponce de León, se le vio con pereza, y en muchos rounds fue Ponce quien dictó el combate.

Adrien Broner es un buen peleador, con mucho talento, pero si algún día quiere acercarse a lo que ha hecho Mayweather, necesita eliminar las debilidades que tiene, y que alguien activo y agresivo como Marcos Maidana puede explotar.

¿Te gustó?


40