Evgeny Gradovich, un ruso muy mexicano

Compartir en:


La cultura mexicana y el colorido de la misma, suelen causar gran impacto y agrado en personas de diferentes partes del planeta. México es un país con atractivos visuales poderosos, desde la flora y la fauna hasta la gastronomía por poner un par de ejemplos. El boxeo no es ajeno a eso.

Un claro ejemplo de ello es el caso de Evgeny Gradovich, pugilista ruso, pero que se aferra a pertenecer a nuestra raza de bronce y a adoptar desde las costumbres nacionales, como el idioma e incluso, hasta el estilo boxístico de sus compañeros en el gimnasio de Robert García.

Gradovich nació en Igrim, Rusia, en 1986, desde pequeño quiso jugar futbol profesional. “Tal vez en Spartak, un equipo ruso, o Juventus que también es de mis favoritos”, asegura Gradovich sentado a un costado del cuadrilátero del gimnasio en Oxnard California, lugar en el que recibe el entrenamiento de Robert García; ex boxeador mexicoamericano, también ex campeón súper pluma por la FIB y el "Entrenador del año 2012".

El "Ruso-Mexicano" como es mejor conocido entre aficionados y colegas boxeadores, salta al encordado enfundado en una bata mitad azul con blanco y mitad verde con blanco, que se entrelazan en el color rojo; mitad bandera de México, mitad bandera de Rusia. Usa también un sombrero de charro.

Evgeny Gradocich se inició como profesional en 2010, antes de ello había creado una trayectoria amateur impresionante, 126 victorias y solo 24 derrotas lo llevaron incluso a representar a su país en el equipo nacional de boxeo, para después dar el salto a profesional en donde aún se mantiene invicto con un record de 16-0 y 9 KO`s, todas en Estados Unidos por lo que este sábado hará su primera presentación fuera de la Unión Americana.

En febrero de este año, Gradovich recibió una llamada y la oportunidad de suplir a Luis Franco para enfrentar al australiano Billy Dib, esto por el título mundial de peso pluma de la IBF, mismo que el primero de marzo, Gradovich ganó por decisión dividida con tarjetas de 114-112, 114-112, y 112-114.

Gradovich no habla inglés a la perfección, empieza a aprender español, y se comunica con una mezcla entre ambos idiomas y el ruso con sus compañeros de gimnasio, y sonríe cada vez que se hace mención del público mexicano.

“En Rusia no hay mucha expectación, es un deporte del que no se habla mucho, no se cuantos sepan que voy a pelear este sábado, la gente está más emocionada tal vez en México y aquí en Estados Unidos, son a quienes les voy a dedicar la pelea junto con mis familiares”, comenta sonriente el joven pugilista de 26 años de edad.

Evgeny Gradovich es un híbrido estilístico entre el boxeo europeo y el mexicano. Por un lado tiene la velocidad, la nitidez de golpeo y los pies bien trabajados, muy al estilo olímpico europeo, y por el otro lado, el estilo aguerrido, de ir siempre al frente, y de no temerle a la sangre, todo ello muy influenciado del estilo mexicano y que ha adquirido en la Academia de Robert García.

Lo hará con su sombrero de charro que lleva al frente el nombre de su principal sponsor “Mi Rancho” y buscará con otra victoria, mantener su record limpio y cada vez agradarle más al público mexicano al que ha llamado la atención desde algunos combates atrás.

¿Te gustó?


304