Kiko Martínez y el nocaut que pasó de noche

Compartir en:


Kiko Martínez realizó con éxito la primera defensa de su campeonato mundial súper gallo de la FIB al noquear en el noveno round a Jeffrey Mathebula. Aunque es el único campeón mundial que hoy tiene España, la pelea pasó de noche, pues no fue transmitida por ninguna televisora, y hoy no existen imágenes de la pelea completa, salvo por algunos fragmentos, grabados por aficionados, que fueron subidos a You Tube y por un documental corto que hizo el diario AS sobre la pelea.

Así reportó el diario As la victoria de Kiko:

Kiko Martínez toca el cielo en Elche: KO a Mathebula por Jesús Mínguez

Un gancho en el noveno deja el Mundial súper gallo FIB en casa. Frente al 1.80 del africano, Kiko (1.65) le rompió por abajo. “Nos veremos por el camino”, avisó a Frampton y Quigg.

Kiko Martínez sintió en Elche, su ciudad, la admiración que hace fuertes a los héroes antes de la batalla. Y se fue a la guerra como un valiente. El Esperanza Lag, con más de 3.000 personas, coreaba su nombre y esperaba espectáculo en la primera defensa del Mundial supergallo de la FIB. Y su particular superhéroe se lo agradeció dejando el cinturón en casa.

Un gancho abajo en el noveno round fue la culminación que hizo hincar la rodilla a Jeffrey Mathebula. Fue una explosión, como las que acostumbra el púgil de 27 años desde que comenzó como un pequeño Tyson blanco fulminando rivales. Ahora, su palmarés luce con 30 victorias, con 22 KO’s, y sólo cuatro derrotas. Las puertas están abiertas hacia la fama y los dólares.

Javier Castillejo, el boxeador más grande que ha dado España, le marcaba el guión a gritos desde la primera fila: “¡Abajo, rápido arriba y cintura!”. Frente al 1,80 m de Jeffrey Mathebula, había que comenzar el desgaste por el sótano. Y Kiko (1,65), el chico que sueña con ser estrella al otro lado del charco y se aplica en ello, seguía al pie de la letra las instrucciones. Buceó para luego nadar. Era también la pauta que Pablo Sarmiento le había marcado desde su esquina.

En el cuarto asalto, con Kiko presionando hacia el rincón, acorralando a la Mangosta y neutralizando así su alcance, llegó una combinación explosiva. Un crochet final con denominación de origen de Torrellano, del chico que de pequeño revoloteaba por los Recreativos Betis que regentaba su padre, casi da en el suelo con el excampeón mundial de 34 años. Con el hombre que había aguantado en pie doce asaltos a Nonito Donaire.

Sergio Maravilla Martínez, campeón del medio CMB y mentor del alicantino, también se desgañitaba desde abajo. Saltaba como un resorte. “¡No quiere, Kiko. No quiere!”. Le alentaba cuando veía que el sudafricano reculaba y su pupilo pisaba y pisaba terreno. Comía y comía centímetros a Mathebula, que no sabía cómo hacerle daño. Su estrategia era aguantar y esperar. Pero no le sirvió. Todos los asaltos cayeron del lado de Kiko, hasta que llegó el gancho mágico. “Que no se olvide esto en la historia del deporte español”, soltó Kiko mientras tocaba el cielo. “Nos encontraremos en el camino”, les advirtió a Carl Frampton y a Scott Quigg. El único campeón del mundo español sigue en lo más alto. Ya saben todos quién es Kiko.

Así lo publicó el diario Marca:

Kiko Martínez revalida su título de campeón del mundo súper gallo

El español Kiko Martínez retuvo hoy en la localidad española de Elche el título mundial del peso supergallo, versión Federación Internacional de Boxeo (FIB), al vencer por k.o. en el noveno asalto al aspirante, el sudafricano Jeffrey Mathebula.

El campeón español hizo un trabajo de zapa desde el comienzo del combate y poco a poco fue minando la resistencia de un rival que mostró un boxeo heterodoxo. En el noveno asalto un gancho abajo de Kiko acabó con las esperanzas del sudafricano.

El titular de los supergallo de la FIB dominó claramente a lo largo de todos los asaltos. Su movilidad y sus ganas convirtieron la diferencia de estatura con su rival (1,65 de Kiko por 1,80 metros de Mathebula) en una anécdota.

En el cuarto episodio, el campeón estuvo a punto de mandar a la lona con un preciso crochet al sudafricano, que supo evitar la visita a la lona gracias a su experiencia.

El pabellón Esperanza Lag, que casi se llenó (más de 3.000 espectadores) para presenciar la velada organizada por maravillabox, se volcó con Kiko Martínez, quien peleó en casa, pues vive cerca de Elche, concretamente en Torrellano.

El monarca de los supergallo demostró que las palabras que dijo en la víspera eran ciertas y su frase "él es más alto, pero yo soy más fuerte" se vieron corroboradas sobre el ring y el cinturón permanece en poder del español

Kiko había dado en la báscula 55,200 kilos, mientras que Mathebula, que ya fue campeón del Mundo de la categoría hasta el año pasado, cuando fue desposeído del título por el filipino estadounidense Nonito Donaire, pesó 55,100.

El español, de 27 años, tiene ahora un historial con 30 triunfos, 22 de ellos conseguidos antes del límite, cuatro derrotas, una de ellas en la defensa que hizo en febrero de la corona europea ante el norirlandés Carl Frampton, en Belfast, al que hoy le lanzó un nuevo desafío y le dijo: "nos encontraremos en el camino", y un nulo.

Jeffrey Mathebula, de 34 años fue olímpico, en el peso pluma, en los Juegos de Sydney 2000, y cuenta con un palmarés de 27 triunfos, 14 de ellos antes del límite, cinco derrotas (dos de ellas por k.o.) y dos nulos.

Kiko, tras su victoria, dedicó el título a su promotor, el argentino Sergio "Maravilla", campeón mundial del peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y a su equipo, así como a la primera autoridad municipal de Elche, Mercedes Alonso, y declaró: "Espero haber vencido hoy también a la hipocresía y espero que los que no me han podido ver esta noche por televisión (el combate no se transmitió en directo) lo puedan hacer en mis próximos compromisos".

VIDEO: Gran reportaje del diario AS sobre la pelea de Kiko Martínez, narrado por Maravilla Martínez

¿Te gustó?


28