La encrucijada de Lomachenko y los infames planes de Bob Arum

Compartir en:


Gervonta Davis renunció a su título mundial AMB en las 130 libras y anunció su arribo al peso ligero, categoría en donde Vasyl Lomachenko tiene ya 3 títulos de los 4 importantes. El 'Hi Tech' sumó el cetro CMB el pasado sábado en Londres, con una actuación dominante sobre Luke Campbell, un rival que no tenía los blasones ni la técnica y tampoco el nivel para meter en problemas reales a Lomachenko, uno de los mejores peleadores del mundo en la actualidad. Davis es un invicto de gran fortaleza y proyección para el peso ligero y podría ser en un futuro cercano un real peligro para el reinado de Lomachenko, claro, si el CEO de Top Rank, Bob Arum, y Floyd Mayweather, promotor de Davis, lo permiten.

¿Qué viene para Lomachenko? Según Arum, lo próximo para la estrella nativa de Ucrania será tratar de ser un soberano indiscutido en las 135 libras y para eso solo le resta hacerse de la corona de la FIB, misma que Richard Commey defenderá en diciembre en contra de Teófimo López, otro peleador de Top Rank.

Miremos de cerca el presente y el futuro probable de Lomachenko, ya sea en una división que se está llenando de jóvenes leones como lo es la de los ligeros, si es que decide permanecer allí o en su defecto y como lo ha repetido Arum hasta el cansancio en los últimos días, elige bajar a 130 o hasta 126 libras.

La pelea ante Campbell y la oposición en general de Lomachenko

Luke Campbell (20-3, 16 KOs) ha hecho prácticamente muy poco en el boxeo profesional de primer orden o de élite. Los dos ex campeones a los que ha vencido como Darelys Pérez y Argenis Méndez fueron monarcas efímeros de segunda o tercera línea. Campbell perdió de manera apretada con Jorge Linares, otra víctima de Vasyl y a quien detuvo antes del límite. Nula culpa tiene el ucraniano de esto, Campbell estaba clasificado por el CMB para disputar el título ligero vacante y Lomachenko, por dedazo y apadrinamiento de Bob Arum, quien hizo una "petición especial" al CMB para que su peleador pudiera disputarlo. Haciendo a un lado a Devin Haney, quien era el segundo sembrado en las listas y que ahora se dirige a una pelea eliminatoria. 

Fuera de Méndez y Pérez, Campbell no tiene a nadie más apenas aceptable en su palmarés. Y eso se notó en la pelea ante Lomachenko. Campbell quiso boxear al mejor boxeador, contragolpear al más preciso y bailarle al bailarín. Una estrategia totalmente equivocada cuando tu rival te supera por mucho en técnica, talento y timing.

Lomachenko ha vencido a quien le han puesto enfrente, a excepción de Orlando Salido en su segundo combate como profesional. Hoy poy hoy Loma es el epítome del boxeo moderno, sus destrezas son deslumbrantes. Precisión, timing, juego de pies, contragolpe, pegada respetable, buena defensa, de sentidos aguzados, en fin. No hay boxeador que no quisiera tener un paquete tan completo. Sin embargo, nadie absolutamente tiene una foja pulcra. Loma venció a un Rigondeaux que peleaba dos divisiones por encima de su peso. Venció a un peso pluma como Marriaga en súper plumas. Enfrentó y venció a Linares, quien lo envió a la lona, cuando el vinotinto arrastraba sendos nocauts con peleadores de segunda o hasta tercera línea como Juan Carlos Salgado, Yeyo Thompson y Antonio DeMarco. Según palabras de Gary Russell, tal vez la víctima más notable en el récord de Lomachenko, él tomó esa pelea con apenas tres semanas de aviso y tuvo que drenar peso a marchas forzadas. Pedraza fue otro digno combatiente, pero este hizo más de lo que todos esperamos, pues iba de "pichón" también. Nicholas Walters, uno que en el papel sería un oponente serio, hizo extrañamente la peor pelea de su carrera y firmó su retiro prematuro contra Lomachenko.

Ver boxear a Lomachenko es algo que los fans del boxeo no nos queremos ni nos debemos perder. Pero, yo al menos, ansío verlo en alguna pelea en donde no vaya más de 6-1 en las apuestas. De tanto repetir la fórmula, esta se gasta y se vuelve en algo monótono, por más hermoso que sea el estilo de Vasyli es algo frustrante saber al pie de la letra el guión de cualquier película antes de verla.

Lomachenko aceptó mayores riesgos en su segunda y tercer reyerta en los profesionales, con Salido y Russell Jr., que en sus restantes y más recientes 12 contiendas.

Vasyl hace ver fácil el boxeo y ridiculiza a su rivales, porqué es demasiado bueno

En la anterior oración yo coincido casi por completo. Lomachenko es un fuera de serie. Ok. ¿Entonces? ¿Que hizo Floyd Mayweather cuando arrasó en ligeros y se hizo campeón en súper ligeros? Fue a welter. La cuarta división en su carrera y en donde conquistó su cuarto título. Mikey García es campeón en 4 divisiones, aunque sin dominar como Loma en ligeros, alguna de ellas. Y ya peleó en una quinta (welter) ante uno de los mejores. Chávez unificó en dos divisiones de sus tres conquistadas y trató de conquistar una cuarta. Tommy Hearns, Roberto Durán, Ray Leonard, Roy Jones Jr., Pacquiao, Márquez, Érik Morales, etc, etc. Todos buscaron retos mayores. Convirtieron lo que parecían locuras en hazañas memorables.

¿No pertenece Lomachenko a esa clase de púgiles históricos? ¿Que va a tener desventajas físicas? Claro, como las han tenido la mayoría de los ídolos antes mencionados. Pero, lastimosamente, Bob Arum ahora lleva una semana hablando a diario de que Lomachenko bajará de división, en vez de escalar. Lomachenko mide 1.70 metros de altura, 3 centímetros menos que Saúl Álvarez, un peso medio. Lo mismo o prácticamente lo mismo que Mikey García, un monarca desde plumas hasta súper ligeros. El tren superior no es el mismo en los boxeadores descritos, por supuesto que lo sé. ¿Entonces Abner Mares como haría para transitar de gallo hasta pluma teniendo originalmente un torso más delgado que Lomachenko y 6 centímetros menos de estatura?... Trabajo de gimnasio es la respuesta. Regis Prograis, para muchos el mejor 140 libras actualmente mide 1.73, Lomachenko se pasó más de sus últimos dos años como pugilista aficionado peleando en 132 libras, que es peso ligero en los amateurs ¿De verdad es descabellado que combata en 140 libras?

Por supuesto que Lomachenko puede hacer lo que le plazca, lo que él crea que le convenga. Simplemente no todos son Márquez, Morales, Durán, Leonard, Hearns, etc. No podemos culparle. Loma tiene ahora 31 años y la cuesta descendente en sus aptitudes físicas está más pronta que lejana, según la lógica. Le puede dar su extremada elegancia y sapiencia para superar a rivales más jóvenes, sin duda, como a Pacquiao, pero como el tagalo, lo más seguro es que sufra en el camino. Repito, si es que se atreve a tomar verdaderos riesgos, como tomó al inicio de su carrera.

Tal vez tendremos que seguir disfrutando de Lomachenko, un verdadero prócer del pugilato de la actualidad, peleando en duelos donde todos sabemos que ganará.

Las vergonzosas declaraciones de Bob Arum

A pesar de tener 87 años, Bob Arum se mantiene lúcido y audaz. No es casualidad que precisamente a días de que Gervonta Davis, de 24 años, hiciera su arribo a las 135 libras, Arum montara una campaña con declaraciones que son una tomada de pelo, tales como y que Lomachenko bajará de división y quiere a tipos como Valdez, Berchelt y Herring. Que podría pelear con Naoya Inoue (un súper gallo el día de hoy) en peso pluma o con Shakur Stevenson.

Ahora que Davis arriba a la división y la AMB lo ha instalado como número 1 en la AMB y por consiguiente como retador mandatorio de Loma y que Devin Haney peleará una eliminatoria por el CMB, Arum dice que 'pues que aburridas están las 135, vámonos mi Loma a las 126". Hombre. Que conveniente. Yo tengo claro que Lomachenko va a ser indiscutido en las 135 libras. Pero ganar todas las correas de un peso en un año, e irte, no te va hacer el número 1 de ese peso en la historia. Porque según Lomachenko, él quiere trascender la historia. Roberto Durán seguirá siendo el mejor ligero, simplemente por años de dominio.

Ah, además Arum dice que por Pacquiao, Lomachenko si sube. Ah pero a peso pactado de 138 libras eh. Tampoco vaya a busar el 'Pacman' que tiene ya una década en las 147 libras. Así como que quien dice, Arum dice que Loma es flexible. O abusa de 130 y 126 libras, o sube pero solo para Pacquiao de 40 años y en peso pactado. 

Una petición a Vasyl Lomachenko 

Sé indiscutido en ligeros, pero luego rífate con los jóvenes leones como Davis y Haney. Como Pacquiao hizo con Keith Thurman en welters. Después mira hacia arriba, a las 140 libras, apunta a desafíos acordes a tu infinita calidad. Así trascenderás la historia Vasyl. Así. Pero largándote a divisiones en donde ya dominaste, como tu promotor anuncia que harás, solo los retratará como ratas abandonando un barco al menor indicio de una tempestad.

Lo escrito, escrito está y nadie borrará.

Resultado de imagen para Bob Arum y Lomachenko

¿Te gustó?


51