La evolución del Chino Maidana

Compartir en:


El título intercontinental welter de la AMB será el premio. La pelea de Marcos “Chino” Maidana y Josesito López aparece en el horizonte y promete ser una batalla intensa.  Solo resta saber si el actual poseedor del cinturón seguirá adelante o si el estadounidense podrá frenarlo.

Campeón súper ligero por el mismo organismo, el argentino está pasando por uno de los mejores momentos de su carrera. Ahora, intenta seguir con su búsqueda en la categoría welter, luego de aquella pelea en 2012 frente a Devon Alexander en la cual se mostró lento, previsible y hasta desorientado, todo fue crecimiento. El cambio comenzó desde el rincón.  Robert García se hizo cargo de la situación y pulió la técnica de un pegador nato.

Recientemente, el argentino comentó: "Josesito López es un reto difícil, pero estoy listo para todo lo que traiga al ring. Derrotándolo será el siguiente paso para conseguir una oportunidad por el título mundial”. No se equivoca. Frente a él estará un veloz rival, poseedor de una gran derecha.

De tosco y violento, Maidana comenzó, lentamente, a convertirse en un púgil mucho más versátil. Combinaciones, defensas y estrategias se sumaron al repertorio de un hombre potente. La suma de todas estas nuevas herramientas significó un renacer en el boxeo del Chino. Una evolución.  Sin embargo, en la pelea contra Josesito López tendrá que exponer cada una de sus actualizadas armas.

La receta para la victoria de Maidana, en esta ocasión, pasa por la utilización de las nuevas variantes. El jab corto y punzante es su norte. A partir de ahí generará espacios para encontrar una derecha más potente. A su vez, la clave pasa también por la movilidad que tenga sobre el ring.  Hamacar la cintura y mover la cabeza será un factor fundamental para no ser encontrado por los puños rivales. El santafesino no es un púgil fino. Tiene corazón y alma. No obstante, es consciente de sus limitaciones y trabaja para soslayarlas.

Por otro lado, en el aspecto puramente físico, López ha mostrado mucha convicción sobre su condición en los últimos asaltos. Dio por entendido que sacará una diferencia en los asaltos finales. Sin embargo, para esta afirmación existen dos refutaciones. El primer argumento para dilapidar la predicción de “sacar ventaja en los últimos rounds” es justamente el estilo de ambos boxeadores. Ninguno le escapa al golpe por golpe. Es decir, la probabilidad de que la pelea no pase del octavo round es muy alta.

A su vez, el entrenamiento físico y aeróbico del boxeador argentino ya no es el mismo que el de hace un año. Todo cambió. La silueta es distinta, mucho más estilizada y fibrosa. No sólo es peso. Puro gimnasio.

En las prácticas previas a la velada, Maidana estuvo certero. Firme y veloz con los puños. Inlcuso, en los guanteos que se realizan antes de cada competencia, pasó por arriba a Brandon Ríos, el excampeón súper ligero de la asociación. Hasta hubo reportes de varias caídas del púgil mexicano.

Si bien es un rival duro, López significa tan sólo un obstáculo en la carrera de Maidana. El entrenado por García planea a futuro. El objetivo es convertirse en campeón de la categoría.  Pero primero deberá mostrar sus condiciones ante un rival de fuste. El estadounidense lo es.

Robert García platica con el Chino Maidana y sobre hacer sparring con Brandon Ríos

¿Te gustó?


14