La otra película de boxeo de Brad Pitt

Compartir en:

Aunque la mayoría conoce el trabajo de Brad Pitt en la película Fight Club (El Club de la Pelea), no tantos conocen otro buen trabajo que hizo Pitt como boxeador en otra gran película: Snatch (Cerdos y Diamantes). La película es considerada una de las obras maestras del director inglés Guy Ritchie y tiene algunas de las escenas de boxeo más alocadas que se conozcan.

Brad Pitt recién había filmado Fight Club cuando Ritchie le ofreció el papel del boxeador gitano Mickey O`Neil, el actor estadounidense se preocupó un poco porque no quería hacer un papel similar, pero Ritchie era uno de los directores de moda, y eran tantas las ganas de Pitt de trabajar con él, que aceptó el papel.

El papel de Mickey O'Neil es genial, con un acento irlandés ininteligible y una actitud que mete en problemas a quienes se le cruzan en el camino. El promotor de boxeo y dueño de un casino, "El Turco", convence a un ganster para que meta al boxeador "Gorgeous George" a las apuestas. Pero cuando el promotor envía al boxeador George a comprar una casa rodante, se topa con el gitano O'Neil, personificado como Brad Pitt, y se arma la bronca, donde George queda fuera de combate y ahora Mickey O'Neil está en problemas con el promotor y el ganster a quienes les arruinó el negocio. Llegan al acuerdo de que O'Neil (Brad Pitt) ocupe el lugar del boxeador George en la cartelera con la condición de caerse en el cuarto round. Sin embargo, en una de las escenas más locas de boxeo que se recuerden, Mickey O'Neil termina haciendo lo siguiente:

  Esta es la otra muy buena escena donde Mickey deja fuera de combate a George:    

¿Te gustó?


101