La pelea entre Vasyl Lomachenko y Jorge Linares paga dividendos para ESPN

Compartir en:

El promotor de Top Rank, Bob Arum, debe estar sonriendo de oreja a oreja este día al enterarse de las noticias sobre la pelea del fin de semana pasado por el título de peso ligero entre su muchacho consentido, Vasyl Lomachenko y Jorge Linares por el rating que le generó a la cadena que lo transmitió, en este caso a ESPN, una función que se llevó a cabo en el Madison Square Garden en Nueva York.

Este evento promedió 1.43 millones de televidentes en promedio, mientras que tuvo como máximo de 1.75 millones de usuarios cuando Lomachenko y Linares estuvieron en el cuadrilátero. Desde luego que se trata de grandes números para una pelea en la división de los ligeros, que históricamente no ha sido muy atractiva para los aficionados al boxeo en Estados Unidos, aunque en otras partes del mundo sea otra la situación. Esta noticia solo deja bien parado al veterano de 86 años, Arum, de cara a la siguiente pelea del ucraniano, que se prevé pueda ser en contra del monarca de la Organización Mundial de Boxeo (WBO), el mexicano Ray Beltrán (35-7-1, 21 KO's) en un evento de pago por ver de ESPN. De hecho, esa es la pelea que quiere el mandamás de Top Rank.

Lomachenko, de 30 años de edad, debió subir a la división ligera para poderse medir a Linares en este pleito en las 135 libras por el campeonato y para sorpresa de muchos, 'Hi-Tech' fue derribado en el sexto round, gracias a un derechazo contundente del venezolano, quien no se caracteriza precisamente por su pegada, pero eso no importó y lo envió a la lona y lo hizo ver mal.

Sin embargo, después de eso, Lomachenko se repuso y comenzó a bombardear con impactos a Linares hasta desgastarlo y lograr que se detuviera la pelea en el décimo asalto. Aunque el venezolano fue quien conectó los mejores golpes a lo largo de la pelea, el ucraniano pegó más y fue más consistente a lo largo de la contienda, y eso derivó en su victoria.

¿Te gustó?


24