La pelea Golovkin vs Martirosyan atrajo a un gran auditorio

Compartir en:

Llegó, vio y venció, así se puede definir la rápida y contundente actuación del kazajo Gennady Golovkin el sábado pasado cuando en el segundo round de su pelea en el StubHub Center noqueó de manera contundente al estadounidense de origen armenio Vanes Martirosyan, en una función que se transmitió a través de HBO.

El sábado pasado, en la que fue su primera pelea que no se llevó en pago por evento desde 2016, Golovkin (38-0-1, 34 KO's), en la actualidad el campeón reinante más longevo del mundo (desde 2010), realizó su vigésima defensa consecutiva y estableció una marca compartida en la división. Su víctima del sábado, un compañero olímpico de 2004, Martirosyan (36-4-1, 21 KO's) nunca había perdido por detención de pelea. 

Bien, pues el combate entre GolovkinMartirosyan registró una audiencia de 1,249,000 televidentes en promedio y como máximo de 1,361,000, de acuerdo con información que proveyó  Nielsen Media Research. Esos datos hacen de esta pelea la número uno en audiencia en eventos transmitidos por cable en 2018 y desde 2016, cuando Golovkin peleó contra Dominic Wade, en una defensa del kazajo ese año en el Forum de Inglewood, California.

La pelea de apertura de esa cartelera, que fue la primera transmisión televisiva de HBO de una pelea de mujeres en vivo, promedió 904,000 espectadores, números muy buenos a decir verdad. La victoria por decisión unánime en 10 asaltos de la campeona mundial femenina de peso welter, la noruega Cecilia Braekhus (33-0, 9 KOs), única campeona mundial indiscutible del boxeo, sobre la exmonarca de peso medio del CMB Kali Reis (13-7-1, 4 KOs), de Providence, Rhode Island, que alcanzó un máximo de 1,024,000 espectadores. Aún más impresionante, el debut de Braekhus fue la segunda pelea mejor clasificada en HBO este año.

 

 

 

¿Te gustó?


21