La revancha que a todos conviene

Compartir en:


Tras la victoria de Manny Pacquiao sobre Brandon Ríos, de inmediato surgen los nombres de posibles rivales para el filipino en su próxima. Y van desde nombres factibles hasta el sueño imposible de todo aficionado al boxeo, que es ver a Pacquiao contra Floyd Mayweather. Sin embargo, hay un nombre que ha elevado sus bonos comerciales en semanas recientes y que, además, tiene una cuenta pendiente con Pacquiao: Timothy Bradley

En este momento la opción de Timothy Bradley parece la pelea ideal para Manny Pacquiao. Por distintas razones y una de ellas es la factibilidad para realizarse. Ya sabemos que el mundo del boxeo tiene un deseo irreductible de ver al filipino contra Floyd Mayweather, pero para que eso ocurra tienen que alinearse muchos astros monetarios y si la pelea no se hizo en años pasados en que era más lucrativa, es difícil que se haga ahora.

Timothy Bradley, por supuesto, no es una máquina de generar dinero como Mayweather y está muy lejos de serlo, pero el triunfo reciente sobre Juan Manuel Márquez y antes una exhibición muy valiente ante Ruslan Provodnikov han mejorado la cotización de Bradley que requiere otra pelea grande para aprovechar su buena racha.

Y la mejor opción para Bradley de llevarse un cheque importante es ante Manny Pacquiao a quien ya derrotó en una muy controvertida decisión dividida en junio del año pasado, en la que muchos consideraron que fue un robo contra Pacquiao, un regalo de los jueces para el estadounidense. Eso generó una mancha en la credibilidad de Bradley, de la cual aún hoy, con dos triunfos interesantes posteriores, no ha podido sacudirse. Para Pacquiao fue la primera de dos derrotas seguidas, pues en su siguiente combate cayó fulminado por una derecha épica de Juan Manuel Márquez. La derrota ante Bradley, a pesar de ser una pelea en la que Pacquiao parecía ganador, se sumaba al nocaut recibido contra Márquez como argumento de muchos analistas y aficionados que buscaban evidenciar el declive del filipino. Entonces, por supuesto, es una oportunidad para que Manny Pacquiao limpie esa mancha que pusieron los jueces en su historial.

Además, Timothy Bradley no es Brandon Ríos. Si bien Ríos se vio como un peleador unidimensional, Bradley ha demostrado ante Provodnikov y ante Márquez que lo mismo puede embarrarse en la carnicería como lo hizo ante el ruso, que ganarle al maestro en su propio tablero de ajedrez como lo demostró ante Márquez.

Timothy Bradley está en su mejor momento, y quiere capitalizarlo en su cuenta bancaria. Manny Pacquiao, por el otro lado, quiere revancha y otro triunfo importante para seguir presionando en una posible pelea ante Mayweather. Tanto Pacquiao como Bradley están en la misma promotora, a ambos les conviene, a todos les conviene.

Así que la revancha entre Manny Pacquiao y Timothy Bradley es una pelea que el boxeo necesita para limpiar una de sus manchas recientes más graves en cuanto a jueceo, y además, una pelea que llega en muy buen momento para ambos peleadores.

¿Te gustó?


43