Los 7 mejores mexicanos con pasado olímpico

Compartir en:


Óscar Valdez es el más reciente miembro en integrarse en una selecta lista de peleadores mexicanos: los que han ido de Juegos Olímpicos hasta un campeonato mundial. La lista incluye grandes nombres, desde el Ratón Macías hasta Abner Mares.

Aquí presentamos, por orden cronológico a los mejores peleadores olímpicos mexicanos que han llegado hasta un título mundial en el profesionalismo.

1. Raúl “Ratón” Macías

Uno de los más grandes ídolos del boxeo mexicano era todavía un adolescente cuando compitió en Juegos Olímpicos. Luego de ganar la medalla de bronce en 1951 en los primeros Juegos Panamericanos de la historia, Macías viajó a Helsinki para los Juegos Olímpicos de 1952. Cayó en la segunda pelea ante el soviético Gennady Garbuzov en lo que el propio Macías calificó como un robo. Asegura que algunos aficionados inconformes se presentaron en la embajada soviética en México para protestar.  Al volver al país fue recibido por una multitud.

Luego de su experiencia olímpica, Macías labró una legendaria carrera profesional. Su primer título internacional se lo ganó en 1954 a Nate Brooks, medallista de oro en los mismos Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 en la división mosca. En su siguiente pelea, el “Ratón” se coronó campeón mundial de peso gallo por la NBA y se convirtió así en el primer peleador del boxeo olímpico mexicano en triunfar a nivel profesional.

2. Vicente Saldívar

Considerado por muchos como el mejor zurdo mexicano de la historia, Vicente Saldivar acudió con 18 años a los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Perdió en una decisión controversial su primera pelea ante el suizo Ernest Chervet. Unos meses después, en febrero de 1961, debutó en el profesionalismo noqueando a Baby Palacios en el primer round.

Tres años y medio después, el “Zurdo de Oro” ya estaba escribiendo la historia. El 26 de septiembre de 1964, Saldívar se coronó por primera vez campeón mundial al noquear en el round 12 a Ultiminio Ramos, en una pelea épica, uno de los más grandes triunfos en la historia del boxeo mexicano. Hizo siete defensas antes de anunciar su primer retiro del boxeo luego de noquear a Howard Winstone en el Estadio Azteca el 14 de octubre de 1967. Salió del retiro para ganar el campeonato mundial pluma del CMB en 1970 y se retiró en 1973. Otro grande del boxeo mexicano que no pudo cumplir su sueño de ganar una medalla olímpica.

3. Alfonso Zamora

El de Zamora es un caso especial. Es el único boxeador mexicano de la historia que ha ganado una medalla olímpica y un campeonato mundial en el profesionalismo. Alfonso Zamora asistió a los Juegos Olímpicos de Munich 1972 en la división gallo y ganó cuatro peleas, dos de ellas por nocaut, antes de perder en la final por la medalla de oro ante el cubano Orlando Martínez. Su medalla de plata, sin embargo, tiene un lugar único en la historia.

Debutó a nivel profesional en abril del año siguiente y en una campaña meteórica ganó el campeonato mundial gallo de la AMB en marzo de 1975, dos años después de su debut, noqueando al coreano Soo Hwan Hong y luego hizo cinco defensas de su cinturón. Fue un lapso impresionante en que ganó 29 peleas todas por nocaut hasta que perdió con otro pegador de época como Carlos Zárate en abril de 1977. En una pelea en la que no estaban en juego los cinturones, Zárate se impuso por nocaut técnico en el cuarto episodio y Zamora nunca fue el mismo. Perdió su campeonato mundial en la siguiente pelea y se retiró tres años después. Esta es la historia del único medallista olímpico mexicano que alcanzó un campeonato mundial a nivel profesional.

4. Daniel Zaragoza

Zaragoza, la imagen por antonomasia del guerrero mexicano, asistió a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 con 22 años buscando emular la hazaña de su hermano Agustín (bronce en México 68). Zaragoza iniciaba su leyenda, y en su misma esquina iniciaba otra: Nacho Beristáin como entrenador. Luego de ganar dos peleas por decisión, Zaragoza cayó en cuartos de final de forma polémica ante Michael Anthony Parris de Guyana cuando el réferi detuvo la pelea, pues el mexicano presentaba un corte en la cabeza y el médico detuvo la pelea. Ningún directivo mexicano estuvo presente y no hubo apelación. Así terminó el sueño olímpico de Daniel Zaragoza que aun en la actualidad asegura que ese es el único pendiente en su carrera que no lo deja dormir.

La frustración fue tanta que no pasaron ni siquiera tres meses para que Daniel Zaragoza debutara como profesional noqueando en cuatro rounds a Ernesto Gutiérrez. Zaragoza se estableció como campeón mundial luego de ganarle en febrero del 88 al legendario Carlos Zárate quedándose con el cetro vacante súper gallo del CMB. Hizo 5 defensas antes de perderlo en abril del 90 y lo recuperó un año después para hacer otras dos defensas. En 1995 ganó por tercera ocasión el mismo campeonato para hacer otras cinco defensas antes de caer arrodillado en 1997, en franco y abierto reconocimiento, ante los pies de Erik “Terrible” Morales. Un guerrero irreductible, Zaragoza, que llegó con honor, se mantuvo con honor y se fue con honor.

5. Gilberto Román

Con 18 años, Gilberto Román asistió a los Juegos Olímpicos de Moscú 80. Al igual que Daniel Zaragoza era manejado por Nacho Beristáin y llegó hasta los cuartos de final donde cayó por puntos en otra decisión controvertida ante el búlgaro Petar Lesov que al final se quedaría con la medalla de oro en peso mosca.

Cuando terminó Moscú 80, Beristain se marchó del equipo olímpico para entrenar en profesional y se llevó consigo a Román y a Daniel Zaragoza. Román debutó en agosto de 1981. El 30 de marzo de 1986 se coronó campeón mundial por primera vez derrotando por decisión unánime al japonés Jiro Watanabe en su propia casa para quedarse con el cinturón súper mosca del CMB. Rápido, Román marcó su territorio, se subió al avión y realizó seis defensas en tres continentes antes de caer por cortes en 1987 ante Santos Benigno Laciar en Francia. Recuperó el título un año después en Miami y realizó otras cinco defensas antes de perderlo en noviembre del 89 en la Ciudad de México. Intentó recuperarlo sin éxito el 9 de junio de 1990 en Corea. En un trágico vuelco del destino murió 18 días después en un accidente automovilístico.

6. Miguel Ángel González

Era un joven prodigio que ganó con mucha batalla su lugar para asistir a los Juegos Olímpicos de Seul 1988 a los 17 años. Para hacerlo tuvo que superar a otro futuro campeón del mundo, Gabriel Ruelas, y además librar una batalla burocrática. Por su corta edad, los federativos no lo querían mandar y su entrenador tuvo que recurrir a una presión en la prensa que dio resultados y Miguel Ángel González fue incluido de última hora en el equipo olímpico. Pero él aduce que su lucha para dar el peso con tan poco tiempo fue la razón por la que fue eliminado en su primer combate ante el local, el coreano Jae Hyeok Lee.

Debutó en el profesionalismo unos meses después, el 21 de enero de 1989, y en una campaña invicta de 25 triunfos y 23 nocauts, se ganó la oportunidad de pelear por el título vacante del CMB en peso ligero ante Wilfrido Rocha a quien noqueó en el noveno round. Hizo 10 defensas del campeonato antes de subir a súper ligero y retar por el título CMB a un Óscar de la Hoya que estaba en el pináculo de su carrera a comienzos de 1998. De la Hoya se impuso por decisión unánime. Miguel Ángel hizo otro intento ante Julio César Chávez por el mismo cetro que ya estaba vacante y la pelea terminó en empate. El de la colonia Roma hizo otros tres intentos fallidos de coronarse en las divisiones súper ligero y welter antes de retirarse en 2006.

7. Abner Mares

Es el más reciente caso de un peleador olímpico mexicano que se corona campeón mundial a nivel profesional. Abner Mares fue un gran peleador amateur que ganó varias medallas antes de llegar a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y que incluso llegó a rechazar una oferta para representar a Estados Unidos. Se recuerda incluso una final en Juegos Panamericanos que perdió en 2003 ante Guillermo Rigondeaux en República Dominicana. Mares, sin embargo, perdió de forma otra vez polémica en su primer combate ante el húngaro Zsolt Bedak en una pelea que se recuerda además por los exabruptos del gran campeón mexicano Julio César Chávez que comentaba la pelea para TV Azteca y terminó maldiciendo y mentando madres al aire ante la injusticia que estaba sucediendo sobre el ring.

Mares se hizo profesional unos meses después y ganó su primer campeonato mundial en agosto de 2011, el gallo de la FIB, a Joseph Agbeko. Empezó entonces Abner una campaña que lo ha convertido en el peleador mexicano que más rápido gana campeonatos en tres divisiones distintas. El 24 de abril de 2012 ganó el campeonato súper gallo del CMB y el 4 de mayo de 2013 el título pluma del mismo organismo derrotando al también ex olímpico mexicano Daniel Ponce de León.

Ahí alcanzó su punto máximo la carrera de Mares. Un brutal nocaut sufrido en el primer round de la pelea frente a Jhonny González el 24 de agosto de 2013 descarriló la carrera de Abner, quien no ha podido volver al nivel previo.

¿Te gustó?


181