Polémico descuido de la comisión de Arkansas: dejó pelear a un boxeador con VIH positivo

Compartir en:

Un reporte de ESPN informó que la Comisión Atlética del estado de Arkansas, violó las leyes federales de Estados Unidos al permitir que un boxeador VIH positivo peleara el pasado 11 de noviembre, una información que desde que se dio a conocer, el martes 28 de noviembre, ha ido añadiendo capítulos a lo devenido ese día. Y lo que ha ido en aumento son cosas negativas únicamente.

En un nuevo informe de ESPN, el Departamento de Salud de Arkansas (ADH) afirma que al boxeador le fue permitido pelear porque la comisión atlética del estado aceptó una prueba del VIH falsificada que el mismo boxeador proveyó, y cuyo nombre no ha sido divulgado por razones de privacía médica.

El asunto resulta bastante vergonzoso porque se informó que el púgil preparó una estrategia intencionada para eludir la suspensión tras dar positivo en la prueba de VIH, que se realizó en Florida, donde tenía pactado un combate en julio pasado. La promotora que tenía calendarizada esa pelea, en Florida, dijo acerca de la prueba positiva lo siguiente: "Se procedió a repetirle al prueba para asegurarnos de que no se tratara de un positivo falso, y el resultado fue positivo por segunda ocasión. El chico no lo podía creer y declaró que pelearía en Arkansas, debido a las escasas restricciones médicas de ese estado. Debido a lo que declaró el peleador, sentí que lo iba a intentar, a sabiendas de que era un acto ilegal. Entonces, le notifiqué a Frank Gentile, con la comisión de Florida sobre los resultados del peleador en el laboratorio".

Y se añade en el reporte: "Desde ese momento el chico ha estado tomando medicamentos, así que es de elogiarse que si se hizo la prueba en Arkansas, el resultado pudo haber salido negativo, debido a que estuvo tomando medicinas, lo cual suprime al virus".

Y de ese modo el boxeador se dirigió a Arkansas a pelear, pero la Asociación de Comisiones de Boxeo advirtió de antemano a los reguladores en el estado sobre este sujeto. Al punto en el que la ADH solicitó los resultados de las pruebas a todos los peleadores involucrados en la función, antes de permitirles competir y, de acuerdo con Robert Brech, consejero general de la ADH, ellos adquirieron los resultados de las pruebas de sangre de todos los peleadores en la cartelera y salieron negativos por VIH.

Pero resulta ser que la comisión no examinó por cuenta propia a los peleadores o algún laboratorio autorizado por el organismo. Simplemente le permitieron a cada persona proveer sus propios resultados, lo cual permitió que este boxeador entregara resultados creados en dos diferentes pruebas, una vieja prueba y una reciente. Una vocero de la ADH, Meg Mirivel, dijo que la falsificación era aparente, a reserva de revisar más a fondo.

Seguiremos pendientes sobre lo que pueda ocurrir en este vergonzoso caso para todas las partes involucradas en el asunto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te gustó?


7