Sugar Ray Robinson: El Dulce Boxeo

Compartir en:

Para muchos aficionados y expertos del deporte de los puños, el mejor boxeador libra por libra de la historia ha sido Sugar Ray Robinson, aquel que bailaba dentro y fuera del ring, el que golpeaba a la velocidad de la luz, y que inventó dentro del boxeo, el concepto de 'séquito'.

Sugar Ray Robinson nació en Georgia el 3 de mayo de 1921, aunque gran parte de su vida la pasó en Harlem, Nueva York, ciudad en la que se crío, y más tarde, se consagró como estrella del pugilismo. 

Para Ray Robinson, ir acompañado era primordial, llevaba personal para casi cualquier cosa, se dice incluso, que llevaba a un joven para que silbara en el entrenamiento, con el fin de que Robinson pudiera entrenar con ritmo, lo que era primordial para él; hubo incluso a quien Robinson confesó, solo llevar por el hecho de pasar un buen rato, con lo que se comenzó a ver, sobre todo entre los afroamericanos, que los peleadores llegaran con todo un séquito detrás a las peleas.

Robinson creía que el ritmo era crucial, "Tienes que tener ritmo y hacer que el rival no se meta en él. El boxeo es el arte de la autodefensa”; tal era su pasión por el baile, que decidió en su momento, retirarse del box y dedicarse a ser bailarín, lo que definitivamente no le resulto exitoso y por lo que tuvo que volver a boxear tres años después.

De Ray Robinson se recuerdan grandes batallas como aquellas seis peleas ante Jake LaMotta, o el KO en tres asaltos ante Rocky Graziano, así como la victoria sobre Randy Turpin en 1952, con la que volvió a coronarse campeón mundial medio, después de su retiro, y los enfrentamientos ante Bobo Olson.

Como amateur, ganó 85 combates y 69 de ellos fueron por KO, su record profesional final, dice que obtuvo 173 victorias y 108 KO`s por solo 19 derrotas y 6 empates, Robinson era un tipo con un juego de piés nunca antes visto y una velocidad en los puños impresionante; el director de la revista 'The Ring'; Bert Randolph, lo colocó en su libro de los grandes peleadores de la historia en el puesto número uno.

Robinson se caracterizó también por despilfarrar el dinero que tuvo, el aseguraba que para eso era el dinero, para disfrutarlo, y que no tenía gran importancia en su vida, terminó en extrema pobreza luego de su retiro a los 44 años de edad, y a pesar de sus condiciones miserables, nunca se arrepintió, y por el contrario, se enorgullecía de haber disfrutado al máximo lo que tuvo, y sobre todo, de haber ayudado a diversos amigos y personas que lo necesitaban.

Muhammed Ali, incluso lo llamó para ser su manager, y lo calificó como "su ídolo", pero rechazó la oferta. El 12 de abril de 1989 a la edad de 67, Sugar Ray Robinson murió causa del Alzheimer. Sugar Ray Robinson es recordado por su habilidad, velocidad, y dulce pero letal golpeo, sus movimientos en el ring, y sus hazañas como campeón mundial, uno de los grandes peleadores de la historia, para muchos único en su clase y el mejor de todos los tiempos

Video: Genero Edits/Youtube.

 

 

 

¿Te gustó?


117