Rigondeaux: A la gente que dice que soy aburrido nunca le han dado un golpe en la cabeza

Compartir en:

La pelea entre Guillermo Rigondeaux y Vasyl Lomachenko, a efectuarse el sábado entrante en el Madison Square Garden de Nueva York, ha levantado ámpula con comentarios y polémica de todos lados. Uno de los temas controversiales obedece al estilo de boxeo del cubano, para algunos expertos uno de los mejores estilos defensivos atualmente, y para otros, simplemente aburrido.

'El Chacal' habló para ESPN The Undeafeated, donde funge como su abogado, su representante y promotor, aludiendo a sus recursos en el boxeo para salir adelante, y también le lanza un golpe a los peleadores mexicanos.

"La gente que dice que mi estilo es aburrido, nunca ha puesto un pie en un cuadrilátero y nunca ha recibido un golpe en la cabeza. El boxeo es una especie de arte. Se trata de golpear a tu rival y evitar que él te pegue a ti. Eso es lo que se supone debe ser el boxeo", dijo a The Undefeated Rigondeaux, cuyo estilo pudiera parecerse mucho al de Floyd Mayweather Jr., con quien el cubano ve lazos.

"Él es una estrella, el mejor en el mundo. He entrenado en sus instalaciones. Nuestros estilos son parecidos. Mayweather lanza golpes con precisión. Yo hago lo mismo. No salgo a gasta energía, estoy ahí para pegarte en la cara. De manera que  duela cada vez", comentó 'Rigo' quien también considera que hay más cosas en juego. "Si yo hubiera nacido en este país y hablara inglés como él (Mayweather) lo hace, sería igual de popular. Puedo hablar bien en español, ya me han oído, pero no es lo mismo. Lo entiendo y creo que ese es un gran factor.

El campeón siguió repartiendo candela, al acusar a los boxeadores latinos de detestar su estilo, en especial, los púgiles mexicanos.

"También creo que el gran tema que tenemos los latinos en el boxeo es que hablamos muy mal entre nosotros. Los peleadores nacidos en Estados Unidos pueden hacer eso antes de una pelea, pero hay un respeto real, siempre han sido muy respetuosos e incluso me han apoyado. Los latinos que no son cubanos, dicen 'oh, ese tipo se puede ir al infierno'. Los peleadores mexicanos odian a los boxeadores cubanos. Te amedrentan en el ring para mostrarte cuán rudos son, ya sabes, el estilo mexicano. Esa es la razón por la que les he pegado en sus cabezas", dijo.

Pero cuando se trató de hablar sobre su siguiente rival, Lomachenko, la noche del sábado entrante, se guardó lo mejor para ese tópico.

"La gente cree que estoy loco porque acepté esta pelea. Subí dos divisiones porque nadie en mi categoría quiere pelear conmigo. Supongo que no debo culparlos. Lomachenko dice que me va a patear el trasero. Solo me río de eso. ¿Él piensa que tiene cuatro manos? Solamente tiene dos, como yo. ¿Ha ganados dos medallas de oro olímpicas? Genial, yo también. El 9 de diciembre veremos de qué está hecho", comentó.

Y remata: nací campeón, soy talentoso. Él solo tiene el deseo. Vamos a esperar a que lo golpee en la cabeza y veremos qué es lo que tiene".

¿Te gustó?


80