Rigondeaux, ¿un 'pequeño veterano' para Lomachenko?

Compartir en:

Se acaba de anunciar que Vasyl Lomachenko y Guillermo Rigondeaux pelean el 9 de diciembre en el Madison Square Garden de Nueva York. Y el cubano ya dijo públicamente que no quiere escuchar ninguna excusa, pese a que esa noche él será el competidor de menor talla y el de mayor edad sobre el cuadrilátero.

Abundarán los debates de ahora hasta el día de la pelea sobre quién de los dos es mejor boxeador. Sin embargo, hay dos hechos que pueden ser claves a la hora de que se enfrenten estos dos extraordinarios pugilistas: la edad y el peso.

Rignodeaux dejará las 122 libras de peso supergallo y subirá hasta las 130 de la categoría superpluma para disputar el título mundial de la OMB que ostenta el ucraniano. Es un movimiento inédito y arriesgado en la carrera del cubano, usualmente cauteloso a la hora de llevar sus combates.

Desde ahora, El Chacal está advirtiendo que no quiere poner a la diferencia de peso como excusa, ya que en teoría  esa diferencia debe de favorecer a Lomachenko. El cubano dice que él pidió esta pelea y así va a encararla.

“No quiera escuchar nada sobre la ventaja por el peso.  Yo pedí esta pelea y la obtuve”, escribió Rigondeaux en su cuenta de Twitter.

Además de la desventaja que puede significar subir dos divisiones, Rigondeaux saldrá esa noche a pelear con 37 años cumplidos, edad que lo acerca a poder ser llamado formalmente un veterano. Mientras que Lomachenko seguirá siendo un peleador joven de 29 años. No obstante, el alcance parece estar del lado cubano. La base de datos Boxrec, lista a Lomachenko con 1.68 cm de estatura y a Rigondeaux con 1.62 cm. Pero el alcance del ucraniano está en 1.66 cm, contra 1.73 cm del cubano.

 

¿Te gustó?


60