Sadam Ali, el rival incómodo que despedirá a Miguel Cotto

Compartir en:

El rival que Miguel Cotto eligió para su despedida es percibido como 'débil'. No tanto en relación a sus dotes de boxeador, pues Sadam Ali representó a Estados Unidos en las olimpiadas de Beijing 2008 y como profesional ha sido contendiente en la división welter, ganando algunos títulos internacionales, aunque el año pasado perdió ante Jessie Vargas en su primera chance de convertirse en campeón mundial.

Sin embargo, el púgil neoyorquino de 29 años es un rival 'débil' para protagonizar una noche de despedida de un futuro candidato al Salón de La Fama. Sadam Ali está lejos de ser una fuerza de atracción comercial que entusiasme mucho a los aficionados, particularmente cuando Cotto a sus 37 años de edad parece todavía en plenas facultades para tomar una pelea con cualquier otro oponente de renombre.

En algunos casos, Sadam Ali fue presentado en títulos de medios como “el desconocido al que enfrentará Miguel Cotto en su última pelea”. Injustos o no, estos dictámenes muestran que la gente esperaba una oposición de mayor relevancia en la industria para revestir la última vez que el boricua –quien por cierto subirá al ring como campeón superwelter de la OMB– ponga pie sobre la lona.

Pero no sólo la audiencia tenía expectativas más altas del contrincante de 'Junito'. Su entrenador, Freddie Roach, acaba de confesarle al periodista Carlos González del diario Primera Hora, que existían otras propuestas, pero gracias al conflicto que perdura entre promotores, fueron imposibles de materializarse.

“Habían otras peleas que me gustaban también. Él (Cotto) es capaz de vencer a todos, pero desafortunadamente los promotores de boxeo no se llevan bien y le hacen daño al deporte.”

El púgil que más sonó como rival de Cotto fue Mikey García. El campeón mundial de peso ligero del CMB dejó su testimonio en varios mensajes posteados en su Twitter. Estableció, el californiano, que hubo comunicación con Golden Boy Promotions para negociar la pelea, pero García dio un paso al costado cuando escuchó que parte de la proposición conllevaba alinearse durante algún tiempo a la compañía de Óscar De La Hoya.

García es un 'agente libre' asesorado por Al Haymon, enigmático acaudalado que permanece siempre detrás de la cortina, pero que desde ahí maneja como un titiritero las carreras de no pocos peleadores estrella, cuyo caso más reconocible y exitoso es el de Floyd Mayweather Jr.

Sólo Freddie Roach sabe si en la afirmación que dio mientras era entrevistado por González hizo premeditadamente una referencia a la friccionada relación entre Al Haymon y Golden Boy. Lo cierto es que –basado en un reporteo de Dan Rafael de ESPN– otros peleadores también ligados al 'fantasma' –así lo apoda de cariño Mayweatherrechazaron la oferta: Jessie Vargas, Errol Spence, Lamont Peterson, Danny García.

Entonces así quedó colocado Sadam Ali como el responsable de hacerle una pelea a Miguel Cotto antes de que baje del ring para no volver. Sadam Ali llegó a la cita con Cotto como un oponente incómodo por padecer de poco reconocimiento. Los más aventuraros quizá aguarden por lo repentino, esperando que el 2 de diciembre al puertorriqueño se le aparezca de pronto un peleador también incómodo cuando esté entre dieciséis cuerdas, bajo las luces del Madison Square Garden.

 

 

 

¿Te gustó?


31