Santa Cruz fue justo merecedor de la victoria ante Frampton

Compartir en:

La noche de ayer, en Las Vegas, Leo Santa Cruz recuperó el cetro mundial que el norirlandés Carl Frampton le arrebatara a mitad del pasado año en Nueva York.

La pelea fue más cerebral (sobre todo por parte de Santa Cruz) pero no menos tensionante e interesante que la primera, Santa Cruz, como había prometido, ajustó certeramente su estrategia y mantuvo alejado en casi todo momento al británico. Leo aprovecho su ventaja en el alcance y contragolpeó mejor a un Frampton que muchos suponen tiene una mejor técnica que el mexicano, algo en lo que yo tengo mis dudas.

La contienda fue bastante entretenida con pasajes de duros intercambios en los que la mayoría de las veces yo vi sacar mayor provecho al azteca. La cantidad de golpes que Frampton falló es algo para resaltar. La defensa de Santa Cruz, tal como lo había adelantado su padre y entrenador, fue mucho más prolija que la primera vez en que se vió en el cuadrilátero con el, hoy, ex campeón.

Mi puntuación fue un 116-112 para Santa Cruz, un 8 por 4 en asaltos. Vi una reyerta con varios rounds muy dificiles de anotar, pero con una generalidad como signo en toda la ruta. Leo pareció más cómodo y en control de la situación, a excepto de algunas rondas a mediación del combate.

Don José Santa Cruz era tajante en las instrucciones para su hijo. "Aléjate de él, no caigas en los intercambios", algo que Leo ejecutó a medias, ya que su sangre lo traicionó a momentos, pero incluso en los cruces salió avante más veces de lo que muchos suponíamos hiciera.

Al ver la pelea en vivo por la televisión, escuchando a los cronistas de Sky Sports y dando 'zapping' con Showtime, muchos podemos dejarnos llevar por la crónica, por eso intenté poner la menor atención posible a los comentarios y por lo mismo tuve que verla nuevamente sin audio. Tengo que confesar que me fue difícil ver, a la velocidad normal del combate (que es como la ven los jueces) golpes claros del irlandés. No fue sino hasta las repeticiones donde podía apreciar algunos buenos disparos de su parte. Me sorprende la controversia (muy poca en comparación a la primer contienda o a otras) que hay en redes sociales. 

Repito, yo vi ganar a Santa Cruz de una manera clara. El ex campeón inglés, Carl Froch, la anotó para Santa Cruz por dos puntos, dando empate en el tercero y séptimo. Como dije, los rounds que pudieron ser de Frampton eran cerrados y fueron los difíciles de puntuar.

El analista de Fox Action (donde también transmitieron el combate) dio un amplio 117-111 para el mexicano. Aunado a esto, Frampton reconoció su derrota. Los episodios que yo di al 'Jackal' fueron unos donde Leo dejó de trabajar y fueron los más flojos de la reyerta. Rounds donde prácticamente pasó poco y nada.

El analista de Zona ESPN Radio y juez internacional (que trabajó en la pelea de Jorge Linares ante Anthony Crolla, por mencionar alguna), Fernando Barbosa, vio la reyerta como un servidor.

Carl y Leo son dos élites del boxeo. No sólo de sus divisiones. Boxeadores con bravura, valentía, clase y volumen de golpes.

Frampton mostró desesperación en las postrimerías del estupendo pleito. En las dos rondas finales salió a matar o morir y esto no es una casualidad ni era parte de una estrategia. Fue, simplemente, muestra inequívoca de que sabía que iba abajo en las tarjetas del jurado. Yo, en mi humilde punto de vista, no puedo explicarme que alguien haya visto ganar 6 rounds a Frampton. He visto la contienda ya dos ocasiones y veo lo mismo. Leo contragolpeando, siendo certero y esquivando infinidad de golpes de Carl Frampton. Pero por eso este deporte genera tanta polémica, por ser de apreciación y se respetan las opiniones aunque no se compartan.

Acá les adjunto los mejores momentos de la pelea entre Frampton y Santa Cruz.

Sin duda, hay que reconocer a ambos pugilistas que han sido más que dignos en la derrota y en la victoria.

"No hay excusas, Leo merecía esto, espero me de la revancha en Belfast", dijo Fampton al finalizar el combate. Mientras que Leo no dudo un momento en decir que claro que se haría la tercera pelea entre ambos.

Más tarde, en la conferencia post combate, Frampton reforzó su sentir. "Me sorprendió. No pensé que fuera capaz de boxear así", comentó.

La noche de ayer vivimos combates extraordinarios en una fecha memorable para el boxeo. Ojalá tengamos más noches como estas.

¡Que viva el box!

¿Te gustó?


80