Stevenson y Kovalev: el soñado duelo de pegadas

Compartir en:


Tal como se esperaba, tanto Adonis Stevenson como Sergey Kovalev ofrecieron una demostración de auténtico poderío para defender con éxito sus campeonatos mundiales semipesados del CMB y OMB, respectivamente. El hecho de que ambos aparecieran en la misma cartelera, enfrentando a distintos rivales llevaba una intención obvia: calentar un posible enfrentamiento entre ambos.

Y es que Stevenson y Kovalev han puesto reflectores sobre una categoría que, al igual que los cruceros, permanecía en la oscuridad mediática. Pero el nocaut es la cereza del pastel y tanto Kovalev como Stevenson son dos pegadores en cuyas peleas se siente la inminencia del peligro. Y además, enfrentarlos a ellos, resultaría en un peleador que pudiera disputarle la hegemonía en la división al maestro de maestros Bernard Hopkins, campeón FIB.

Sergey Kovalev liquidó rápido a su rival Ismayl Sillakh en el segundo round, luego de que este le diera algunos problemas en el primer episodio. Sillakh salió con un plan de boxear sobre las puntas de los pies, y contragolpear a velocidad. Logró meterle las manos con solidez al ruso llevándose el primer round.

Pero para el segundo, Kovalev metió la primera derecha de la noche y le metió también terror en el cuerpo a Sillakh. Fue un cruzado de derecha a la oreja de Sillakh con un remate corto de izquierda y el retador se fue a la lona. Se levantó seriamente lastimado, y en cuanto el réferi reanudó las acciones, Kovalev se le fue encima como un ciclón. Gancho de derecha arriba, recto de izquierda y otro remate de izquierda, todos a la cabeza, todos con precisión y violencia, y Sillakh cayó como tabla con medio cuerpo fuera del ring, y el réferi detuvo de inmediato las acciones.

Adonis Stevenson, por su parte, tuvo más problemas con Tony Bellew, aunque terminó liquidándolo con la misma brutalidad. Si Kovalev mete miedo con la mano derecha, Stevenson hace lo propio con la izquierda y esa fue precisamente la mano con la que liquidó a Bellew.

Ya desde el tercer round empezó el concierto de izquierdas de Stevenson. A base de rectos y ganchos echó atrás a Bellew contra las cuerdas, con la misma sensación de terror en el rostro que había experimentado minutos antes Sillakh contra Kovalev. Pero Bellew sobrevivió e incluso respondió en el cuarto round, cuando logró imponerse sobre Stevenson en el intercambio y logró echarlo para atrás al parecer lastimado. Stevenson llegó a irse a la lona aunque el réferi decretó resbalón.

En el sexto terminó todo. Un gancho de izquierda de Stevenson entró con violencia a la barbilla de Bellew y lo mandó a la lona. Bellew se levantó sacudido, seriamente lastimado, y Stevenson lo llevó a la esquina, donde lo desconectó con un recto de izquierda, Bellew estaba noqueado de pie y le conectó otra izquierda violenta a la cabeza y fue ahí donde el réferi intervino de forma providencial para detener el combate.

Es la derecha de Kovalev contra la izquierda de Stevenson. Un choque de trenes que desde ya se saborea el mundo del boxeo. Y eso estaba claro para HBO que le preguntó a ambos peleadores al final de sus respectivos combates, si estaban interesados en la pelea. Kovalev no se lo pensó y dijo que quiere a Adonis, pero Stevenson, más grandilocuente, pidió a Carl Froch o a Bernard Hopkins, aunque aceptó que si ponen el dinero, pelearía con Kovalev.

Con ninguno de los dos peleadores hay secretos en su boxeo. Son pegadores de terror, con pocos recursos defensivos. Adonis Stevenson no es un peleador notablemente resistente e incluso Tony Bellew llegó a lastimarlo y echarlo para atrás en el cuarto round. Kovalev, por otro lado, es un peleador que se abre mucho al atacar, y eso lo expone a los contragolpes. Antes de liquidar a Ismayl Sillakh, este logró contragolpearlo con efectividad y meterle las manos con solidez a Kovalev, aunque el ruso no acusó recibo. Hasta el momento, a Kovalev le entran muchos golpes pero ha demostrado que puede resistirlos.

Entonces, una pelea entre Stevenson y Kovalev sería duelo de pegadas, que difícilmente llegaría al campanazo final. Ganará el que sea más inteligente y técnico en su ataque, el que logre preparar mejor el golpe de su mano fuerte. En ese aspecto Stevenson es hábil para fintar abajo y soltar la poderosa izquierda arriba de forma letal, mientras que Kovalev es un peleador que sabe combinar muy bien, y que su poder no viene solo de una fuerza bruta, sino de una técnica trabajada para imprimirle potencia máxima a sus golpes en base a plantar bien sus pies.

Así que el destino de estos dos peleadores parece cruzarse en el futuro próximo y, desde ya, se convierte en una de las peleas más esperadas para 2014.

¿Te gustó?


2