Tyson Fury no sabe ni cómo logró levantarse de la lona en el round 12

Compartir en:


Tyson Fury acepta que no sabe ni cómo se levantó de la lona luego de ser derribado por Deontay Wilder en el duodécimo round de la pelea por el campeonato mundial WBC de los pesados el sábado pasado.

Wilder conectó a Fury con una durísima combinación a dos manos directo a la cabeza, y el británico cayó sacudido. Se quedó postrado en la lona, inerte. En ese momento parecía que estaba liquidado, que se había rendido. No se movía. De pronto, cuando la cuenta del réferi llegó a seis, Fury comenzó a incorporarse, apenas librando el conteo.

“Me levanté", dijo Fury. "No supe ni cómo. Fue como el ave fénix resurgiendo de las cenizas".

Ciertamente, Tyson Fury mostró coraje y bravura para levantarse en ese momento de la lona. 

"Tenía dos decisiones mientras estaba en la lona: quedarme o levantarme", aseguró Fury. "Mientras haya vida en este cuerpo, seguiré peleando”.

Tyson Fury superó una grave crisis de adicciones y depresión que lo mantuvo casi tres años fuera del boxeo, luego de sorprender al mundo al derrotar a Wladimir Klitschko y despojarlo de los cinturones de título mundial de la AMB, OMB y FIB en noviembre de 2015. Fury no volvería a pelear, sino hasta junio de 2018.

"Es muy facil derrotarme, simplemente amárrenme a la lona. Me derriban, me levanto, pero nunca me mantendrán abajo".

¿Te gustó?


86