Willie Monroe y su hostil estancia en Londres

Compartir en:

La estancia de Willie Monroe Jr. en Londres ha sido atípicamente incómoda. El boxeador neoyorquino tiene este sábado una oportunidad de quitarle el cinto de la OMB en peso mediano al local Billy Joe Saunders, pero incluso antes subir al ring, Monroe Jr. ha tenido que sortear algunas situaciones hostiles.

1. Insultos y vulgaridades de Saunders

En un intento de calentar la pelea y quizá generar algo de alboroto mediático, Saunders increpó a su rival dentro del Peacock Gym en Londres. El campeón no sólo se metió con el retador –lanzó, entre otras cosas, insultos hacia su madre–, también sostuvo intercambios verbales con los integrantes de su esquina.

2. El hijo de Saunders le pega a Monroe

Durante la ceremonia del pesaje, el hijo de Saunders se acercó a la báscula y en un momento logró subirse. Pero luego de que Monroe le rozara la cabeza –aparentemente con intenciones amistosas–, el niño le pegó un golpe bajo al retador y después una patada.

3. Monroe pide piedad…

En el último careo que tuvieron, Saunders le pidió a su oponente que acortara distancia para agregarle intensidad al momento. Ante la negativa de Monroe, Saunders volvió con las amenazas y habladurías, mientras Willie solo volteaba hacia arriba, pidiéndole a Dios que “lo dejara tener piedad de este hombre.”

4. Víctima de maltrato y racismo

Dado lo acontecido en el pesaje, Monroe publicó el video en su cuenta de Instagram junto a un mensaje donde denunciaba haber sido también víctima de comentarios racistas durante su estadía en Inglaterra.

“Honestamente pensé que la gente en Londres era cool, pero me han llamado nigger, wanker, latin fuck, y ahora en el pesaje traen a un niño al escenario a que me dé un golpe bajo y nadie hizo nada al respecto. [El promotor] Frank Warren debería de estar avergonzado de sí mismo.”

 

¿Te gustó?


32