Maidana, ¿revancha con Broner o reto a Floyd?

Compartir en:


Con el triunfo de Marcos “Chino” Maidana sobre Adrien Broner el 14 de diciembre pasado, lo que más ganó el “Chino” fue cartel. Con justo merecimiento, el nombre del argentino empezará a sonar para grandes rivales, en grandes carteleras, y muy probablemente, con grandes bolsas.

Pero las opciones que más le convienen a Maidana parecen ser dos: una revancha con Broner o un reto a Floyd Mayweather. Analizamos los pros y contras de cada una de ellas.

1. Revancha contra Adrien Broner. Si a Maidana le preguntaran, seguramente escogería a Mayweather como rival, pues es el punto culminante de cualquier peleador que ande rondando el peso de “Money”. Pero una pelea contra Mayweather nunca es fácil de negociar. Por eso mismo, una revancha contra Broner podría resultar un evento memorable y mucho más realizable. Si nos atenemos a lo que vimos sobre el ring, la pelea no fue cerrada, ni hubo controversia. Lisa y llanamente, Marcos Maidana fue el mejor peleador sobre aquella lona.

Sin embargo, aunque Adrien Broner perdió, sigue teniendo el mismo aparato publicitario que antes, el mismo promotor que antes, y quizás, el mismo poder polarizador que vende. El boxeo corporativo no dará por perdido a Broner tan fácilmente y podría ser que quieran recuperar su cotización. Una revancha con el “Chino” vendería, generaría interés, y ahora sí, tendría el potencial de ser una fecha en pago por evento, lo que no fue la primera vez por las dudas de los promotores y televisoras sobre el poder vendedor del encuentro. Una revancha vendería sí o sí, y no porque en la primera pelea haya existido controversia o duda, sino porque es la oportunidad de volver a ver derrotado a uno de los villanos favoritos del boxeo actual.

Broner quiere la revancha. Lo expresó por Twitter en su primera publicación después del combate y lo confirmó en entrevista posterior. Maidana ha sido más cauteloso sobre el tema, y ha tirado el señuelo a peleas de mayor calibre. Pero si Mayweather no se da, seguramente el “Chino” voltearía a ver de nuevo a Broner.

El principal obstáculo es que el equipo de Broner no quiera mantenerlo en peso welter, donde ya demostró en sus dos peleas que su pegada no pesa, y pretendan bajarlo a divisiones de menor peso pero tratar de recuperarlo. Para el equipo de Broner el dilema sería sopesar entre dos opciones: el dinero, que le daría una revancha con Maidana, o lo mejor deportivamente para el peleador, que sería bajarlo a súper ligero. Y en el boxeo, lo sabemos, muchas veces prevalece el dinero sobre lo deportivo.

2. El reto a Floyd Mayweather. Lo decíamos: el punto culminante en la carrera de cualquier peleador en divisiones circunvecinas es enfrentarse a Money. Es una posibilidad de ganar una buena bolsa, de tener la exposición máxima y por qué no, la ilusión –quizás guajira- de vencer al invicto.

Pero, también lo sabemos, Floyd Mayweather no pierde el tiempo en retos. Él señala al hombre que peleará con él. Él pone las condiciones, las cifras, el lugar, el peso, la fecha, la lona, el ring. Él dicta y los demás, si quieren participar, acatan.

Sí, es verdad que el “Chino” Maidana tuvo un triunfo grande sobre Adrien Broner, pero para aspirar a pelear con Mayweather, el argentino es uno más en la fila. También Danny García viene de un triunfo importante y en un gran momento, pero eso no parece impresionar a Mayweather que, más bien, le ha lanzado un guiño a un devaluado Amir Khan, por la curiosidad que tiene Money sobre el mercado británico. Mayweather no se impresiona con los triunfos de los demás a la hora de firmar los contratos, sino que es negocio puro. Ve mercados, ingresos, ventas, televisión, por eso aceptó subirse con el Canelo Álvarez a un ring a pesar de los cuestionamientos sobre si el mexicano merecía o no esa pelea, en ese momento.

Por eso, el “Chino” Maidana no debe esperar a que Floyd Mayweather lo voltee a ver luego de ganarle a Broner, al menos no para pelear con él, y mucho menos, a sentirse comprometido a pelear. El “Chino” ganó mucho aquella noche en el Alamodome y debe aprovechar que, por fin, logró subirse a la cresta de la ola.

Hoy, Maidana puede escoger casi a cualquier rival que desee, con excepción de Floyd. Y hoy, la pelea que más parece llenar los requisitos es una revancha con Adrien Broner. Le promete dinero, escaparate, gran expectación entre el público, y la oportunidad innegable de seguir haciendo historia si vuelve a ganarle al “Problema”.

¿Te gustó?


58