in

Muhammad Ali vs George Foreman, a 40 años de distancia

Foto: Especial

Hoy se cumplen 40 años de una de las peleas más memorables en la historia del boxeo, el 30 de octubre de 1974 se vieron las caras por primera y única vez, el más grande de todos los tiempos, Muhammad Ali que venía de ganarle a Joe Frazier por decisión unánime en Nueva York y el gran George Foreman, que llegaba como campeón mundial invicto y eral el amplio favorito para ganar el combate, luego de destrozar al propio Joe Frazier, José Román y Ken Norton, respectivamente.

El evento llamado ‘The Rumble in the Jungle’ (El Rugido de la Selva) fue realizado por el famoso promotor Don King, activo hasta nuestros días, en el Estadio 20 de Mayo de Kinshasa, Capital de Zaire (actual República Democrática del Congo). Fue la primera vez que un evento deportivo de tal magnitud se llevaba a cabo en el continente africano y por ella se generó una enorme expectativa.

Cassius Clay de Louisville, Kentucky, que se había convertido al Islam y cambiado su nombre al de Muhammad Ali en 1964, llegaba con 32 años y siendo el campeón pesado de Norteamérica, luego de perder sus títulos mundiales ante Joe Fraizer, tres años antes, mismos que pretendía recuperar ante el joven y poderoso Foreman.

Por su parte George Foreman de Marshall, Texas y con 25 años en ese momento, llegaba a la pelea como campeón mundial unificado CMB, AMB y The Ring, después de barrer la división con victorias aplastantes ante los ex campeones mundiales Joe Frazier y Ken Norton, entre otros.

Como era su costumbre, el extrovertido Ali se encargó de calentar la pelea, haciendo declaraciones ofensivas hacia su joven rival en las conferencias de prensa previas al combate, argumentando que Foreman parecía una momia sobre el ring por su torpeza y lentitud e incluso llegando a hostigar al campeón en su propio campamento, por su parte George se mantuvo al margen de las polémicas declaraciones y se concentró en su preparación de cara a la pelea.

El fenómeno Ali fue tan grande para la población de Zaire, que se sentía identificada con el famoso boxeador, en gran medida por negarse a participar en la Guerra de Vietnam, ser un defensor activo de los derechos de la comunidad afroamericana y su devoción hacia el Islam, religión predominante en aquel país; que cientos de habitantes acompañaron al gran Muhammad en sus entrenamientos matutinos, alentándolo en todo momento, dando lugar al famoso grito: “Bumaye Ali” (Mátalo Ali).

El día de la pelea llegó, el estadio registró un lleno impresionante a pesar de que la pelea fue programada a las 4 am hora local, debido a los derechos televisivos que exigían que el evento fuera televisado a las 10 pm en los Estados Unidos.

Con todos los asistentes apoyando a Muhammad Ali a través del unísono “Bumaye Ali” y la presión en contra para George Foreman, inició la pelea. En los primeros rounds el campeón salió con todo a presionar a Muhammad, tratando de acabar la pelea lo antes posible, para evitar que el clima fuese otro factor en su contra, Ali defendió de buena forma los embates de su rival, usando las cuerdas a su favor y aprovechó la distancia para conectar algunas combinaciones sobre la humanidad de Foreman, pero el campeón parecía soportar la pegada de su rival sin mayor problema y se anotaba los rounds a favor, con el transcurrir de los minutos el clima húmedo comenzó hacer mella en ‘Big George’ que había iniciado con un ritmo vertiginoso, por su parte Ali se mostró cauteloso y manejó los tiempos de forma fantástica, dejando que Foreman tuviera la iniciativa y el mayor desgaste en los primeros episodios. A partir del sexto round la condición física de George se desmoronó, situación que Ali aprovecho para conectar potentes golpes, el campeón parecía seguir de pie y conectando algunos golpes únicamente por instinto, el sexto y séptimo round se fueron y Foreman parecía exhausto. A los 2 minutos con 50 segundos del octavo round Ali conectó una combinación de cinco golpes al rostro del campeón, que no pudo soportar y se fue a la lona para no poderse incorporar a la cuenta de 10.

Video cortesía de Muhammad Ali Fan a través de Youtube

Con esta victoria Muhammad Ali recuperó los títulos de peso pesado que había ganado por primera vez en 1964 (cuando derrotó a Sonny Liston), mismos que defendió de forma consecutiva hasta 1978 cuando perdió ante Leon Spinks, para luego recuperarlos ante el propio Spinks. ‘El más grande’ se retiró en 1981 con una derrota por decisión unánime ante Trevor Berbick.

George Foreman volvería a ser campeón mundial veinte años más tarde, derrotando a Michael Moorer (18 años más joven), por nocaut en una de las sorpresas más grandes en la historia de este deporte, logró defender su título hasta 1997 cuando perdió por decisión ante Shannon Briggs, en su última pelea como profesional y a los 48 años de edad. George mantuvo el record de campeón mundial con mayor edad durante más de una década hasta que Bernard Hopkins lograría superarlo en 2011. 

El Payasito buscará unificarse el sábado

‘Papito’ Vázquez peleará este sábado en Puerto Rico