in

Berchelt vs Valdez: ¿La más prometedora pelea entre mexicanos desde Morales vs Barrera III?

Berchelt vs Valdez: ¿La más prometedora pelea entre mexicanos desde Morales vs Barrera III?
Advertisement

Miguel “Alacrán” Berchelt expondrá por séptima ocasión su título súper pluma del CMB ante Óscar Valdez en la burbuja del hotel MGM Grand, en Las Vegas, Nevada en pelea entre peleadores mexicanos. Es una colisión en curso. Es hora del choque.

Un combate atípico pese al alto perfil de los exponentes de la ciencia dulce debido a los protocolos implementados para prevenir el contagio de Covid-19 y que será sin público asistente.

A pesar de la pandemia, este duelo es considerado como uno de los mejores concertados para 2021. En verdad no hay que expresar muchos argumentos para explicarlo. Se trata de dos campeones mexicanos, jóvenes en plenitud. Ambos con probada voluntad de enfrentar el mayor reto de sus carreras y con estilos de boxeo que pueden ofrecer un buen pareo en el ring.

Hace 31 años, cuando se anunció la pelea de Julio César Chávez contra Meldrick Taylor para unificar los títulos CMB y FIB de peso súper ligero en la misma ciudad, Jim Lampley (el icónico decano de la cadena HBO) no dejaba de decir cada vez que tenía la oportunidad.

“Es la mejor pelea pequeña que con dinero se puede comprar”. Se refería a la opción más rentable debajo de la división de peso completo, en aquellos años dominada por Mike Tyson y animada por contendientes como Evander Holyfield y James Douglas.

Berchelt vs. Valdez, es claramente una de las peleas de campeonato mundial más atractivas que es posible realizar en divisiones pequeñas hoy mismo. El platillo en el menú está servido en la mesa para ser degustado.

Sin embargo, al inicio de los 90, tanto Valdez como Berchelt estaban en pañales y no vieron esa época.

El boxeo ha cambiado desde entonces con cuatro organismos rectores que llegan a tener hasta más de un ‘campeón’ por división. Y ha cambiado también en el sentido de cómo se hacen los negocios. Cambió cómo las plataformas promueven a sus peleadores ante una nueva demografía. Ese público que se ha apartado de la televisión para ver y pagar contenido generado entorno al boxeo como un producto.

Son dos millennials peleando para un público mayormente ocasional y generacionalmente contemporáneo.

Lo único que tienen en común Berchelt y Valdez es que ambos cambiaron su residencia para vivir en Hermosillo, la ciudad capital norteña del estado fronterizo de Sonora con Estados Unidos.

Lo único que tendrán en común la noche del 20 de febrero será el deseo por arrebatarle al otro lo que ha conquistado con sangre, dolor y sudor.

Una sensación

Para Kevin Iole, periodista veterano de boxeo y columnista senior de Yahoo Sports, la pelea entre mexicanos de Berchelt vs Valdez es extraordinaria.

“Lo primero que pienso es que esta va a ser una de las peleas del año, esta va a ser una pelea sensacional. Ambos muchachos son pura acción, avanzan hacia adelante, se enfrentan en el centro del ring. Vamos a ver un alto volumen de golpes”.

“Me gusta Berchelt aquí, creo que Berchelt es el mejor peleador, el más poderoso y claramente el tipo más grande físicamente”, dijo recientemente.

Según Iole, que ha seguido de cerca las carreras de ambos, el Alacrán debería detener al nogalense (dos veces olímpico) entre el décimo y el décimo primer round.

Una predicción audaz tomando en cuenta la calidad del retador y la mejoría que ha mostrado en su lenta transición bajo la guía de Eddy Reynoso durante los últimos dos años.

Muchos punditos y apostadores ven en Valdez una fragilidad inherente a su ser desde que Scott Quigg le quebró la mandíbula el 10 de marzo de 2018. Era su cuarta defensa del título OMB de peso pluma, cuando todavía lo entrenaba Manny Robles.

Pocos recuerdan que Quigg jugó con los claroscuros de las reglas de competencia en California. Le permitieron seguir adelante con el pleito a pesar de que marcó tres libras de más en el pesaje. Además, se rehidrató al menos 10 libras en la noche del combate.

Valdez se enfrentó a un peso ligero esa noche y pagó el precio en la primera parte de la pelea ante un rival más corpulento, escupiendo coágulos de sangre y soportando el golpeo con más poder.

Al final, luego de imponer su mayor calidad de agresión y mejor golpeo con potencia, Valdez dejó grotescamente deformada la cara del británico. Le regresó el favor quebrándole el puente de la nariz, ganando esa pelea por decisión.

Este episodio refleja la dureza de Valdez y su capacidad de rápida adaptación ante lesiones y adversidad en el ring.

No es una comparación, pero después de que Ken Norton le quebró la mandíbula a Muhammad Ali en 1973, The Greatest era visto como un producto defectuoso luego de sufrir la derrota. El campeón musulman, no obstante, ganó sus siguientes 14 peleas de manera consecutiva, casi todas disputando el título de peso completo, hasta ser sorprendido por el recientemente fallecido León Spinks

Advertisement
.

El mismo Quigg sufrió una lesión similar un par de años antes de enfrentar a Valdez, cuando perdió una disputada decisión dividida contra Carl Frampton.

Valdez es frágil, pero se mantiene invicto en 28 peleas, algo que Berchelt no puede presumir.

Sí, el peleador originario de Nogales ha lucido vulnerable contra rivales de poca monta como Miguel Marriaga y Génesis Servania, en peso pluma; y ya como súper pluma, cayó en el segundo round ante un peleador no clasificado, rival de último momento, y subido de un peso menor, como Adam López, antes de noquearlo con apuros en el séptimo.

En su última aparición contra Jason Vélez lució con una defensiva porosa en algunos lapsos. Sin embargo, es muy resiliente y cuenta con más recursos ahora, gracias a Eddy Reynoso.

Cada vez que ha visitado la lona se levanta. En contraste, la única vez que Berchelt visitó la lona, fue en enero de 2014 en su primera y última pelea en peso ligero. Fue contra el desconocido colombiano Luis Flores. Berchelt no logró levantarse  antes de la cuenta de 10 aplicada por el referí Miguel Ángel Canul en el primer round. Perdió en forma por demás sorpresiva.

¿Quién es el más frágil? No hay una respuesta absoluta porque ambos tienen fallas y cometen errores.

La quijada de Valdez no es un punto débil, y la vulnerabilidad de Berchelt en peso superior a 130 libras tampoco lo es en esta pelea entre mexicanos.

¿Como Barrera y Morales III?

En mayo del año pasado, platicando con el colega José Luis Camarillo, editor de la sección deportiva del diario ESTO, para un episodio del podcast Ciencia Dulce, el decano mencionaba que el duelo del próximo sábado tiene algunos elementos de calidad y paridad que en teoría pueden evocar la última pelea entre Erik “Terrible” Morales (campeón súper pluma CMB) y Marco Antonio Barrera el 27 de noviembre de 2004.

Barrera sorprendió a Morales por estrecha decisión en su último enfrentamiento para cerrar el episodio final de su trilogía con marca de 2-1.

Previo a eso había mala sangre entre ambos desde antes de su primera pelea el 19 de febrero de 2000.

Todo empezó durante un partido de fútbol en el que ambos participaron en el Centro Ceremonial Otomí en 1999. Una barrida de Barrera muy fuerte sobre Morales despertó las hostilidades al grado de que empezaron los insultos y palabras altisonantes.

Se calentaron y eso se notó el resentimiento durante 36 rounds y tres peleas, comentó Camarillo.
Sin embargo, esta fue la única vez que se enfrentaron en 130 libras y es difícil comparar más allá de esto.

Se pondera que en realidad se trata de la pelea entre mexicanos disputando un título mundial más atractiva en esta división desde entonces.

¿Hay elementos para pensar en una trilogía? De momento no, eso lo vamos a saber hasta después del combate.

Tampoco es acertado compararlos con Morales y Barrera, son muy diferentes sus personalidades y estilos.

El gran mérito de estos dos legendarios boxeadores fue abrir el mercado de pago por evento a peleadores mexicanos de divisiones pequeñas de peso. Además, hicieron que el público estadounidense y cadenas como HBO y Showtime los vieran al inicio del siglo XXI, hacia el final de la Era Chávez.

En cierta manera, la pelea de Berchelt y Valdez gozan de esa apertura que lograron sus antecesores mexicanos. Ninguno de ellos dos hasta el momento ha demostrado ser tan feroz y preciso como Morales, o tan bravo y efectivo como Barrera.

Pero tienen todo para demostrarlo el próximo 20 de febrero disputando el mismo título que ha estado en poder de Mayweather, Morales, Barrera, Márquez, Pacquiao y Vargas. Vaya linaje.

Augura drama en el cuadrilátero.

Alacrán Berchelt y Óscar Valdez lucieron impecables en el pesaje

Alacrán Berchelt y Óscar Valdez lucieron impecables en el pesaje

El Alacrán Berchelt y la traumática derrota por nocaut que le cambió la vida

El Alacrán Berchelt y la traumática derrota por nocaut que le cambió la vida