in

“El boxeo será algo secundario”: Jessie Vargas cambia al deporte por la política

El boxeo será algo secundario: Jessie Vargas cambia al deporte por la política

Jessie Vargas suma 20 meses sin pelear y luce dispuesto a sacrificar todavía más el deporte que ama, para incursionar en la política, pues está completamente enfocado en postularse como legislador en el Congreso en Estados Unidos.

Vargas se postula por el Distrito 4 de Nevada y como miembro del partido Republicano.

“Me llaman ‘el orgullo de Las Vegas’ y pude representarlos bien en el ring”, dijo Jessie Vargas en entrevista con IZQUIERDAZO. “Pero vamos a otro nivel de representar a la gente si es que gano como congresista y es lo que espero para pelear por la comunidad latina. Y en general en Las Vegas, construir una nueva idea para nuestra gente de que todo se puede en esta vida”.

Para Jessie Vargas, quien fue campeón mundial superligero de la AMB y welter de la OMB, el boxeo es su pasión, pero en la actualidad está más preocupado por la gente de Nevada que está dispuesto a sacrificar el deporte de los puños por la política.

“Tengo que enfocarme al 100 para representarlos”, añadió Jessie. “Quiere decir que el box es algo secundario. Es un sacrificio grande para mí porque adoro y amo el boxeo, pero uno la piensa y ve qué podemos hacer por los demás. Si alguien no toma riesgos o no representa a la gente como se debe, tenemos que dar el paso para que todo lo demás siga, abrir nuevas puertas para la nueva generación”.

Jessie Vargas comentó que en algún momento se dio cuenta que podía ayudar no solo a la gente de su comunidad o familia boxística, sino a muchos más y como congresista, por ello tomó la decisión.

“Puedo generar nuevas ideas, representar a la gente”, dijo el pugilista de padres mexicanos. “Crear nuevas ideas en el futuro, ideas de que todo se puede. de que un latinoamericano puede estar en la Casa Blanca, es cuando dije ‘me voy a lanzar como congresista’”.

Jessie Vargas gana más dinero como boxeador que en la política

Descartó que al hacerlo busque un beneficio económico. Señaló que como pugilista ganaba más dinero, y reiteró que hacer cosas buenas por la comunidad es su deseo.

“No estoy ahí para beneficiarme yo mismo”, insistió Jessie Vargas. “Porque en realidad me están pagando menos en la política que andar boxeando, si ayudo a la comunidad me pagan menos, pero podré hacer cosas grandes para la comunidad y abrir nuevas puertas”.

Jessie, de sangre mexicana, pues sus padres nacieron en Acapulco, Guerrero, manifestó que mucho de lo que hace actualmente es por ellos, quienes lucharon para darle una vida al “Orgullo de Las Vegas”, y ahora él quiere generar oportunidades.

“Quiero que otras familias o muchachos jóvenes puedan tener esa oportunidad que me dieron a mí”, dijo Vargas. “Que mis padres pelearon tan fuerte para inculcar en mí, pelearon tan fuerte para que yo tuviera un futuro. Eso espero seguir haciendo con esos mismos valores que me inculcaron”.

Es un riesgo para su carrera deportiva ganar y ser congresista. Sin embargo, confía que pudiera existir la oportunidad de ponerse los guantes al menos una vez al año.

“En un mundo ideal me encantaría ser servidor público y seguir peleando”, comentó. “Tenemos unas cinco semanas libres en el año y espero que sea suficiente para salir adelante y seguir boxeando una vez por año mínimo”.

Insistió que su prioridad es servirle a la comunidad. Si lo eligen, el boxeo será secundario, consciente del riesgo que pudiera ser para su carrera deportiva.

“Es lo que quiero hacer, si tengo que tomar un riesgo y arriesgar mi carrera lo tendría que hacer”, concluyó el pugilista. “Mi carrera política es algo en serio por la razón que quiero representarlos y hacer algo bien para la comunidad”.

Jessie Vargas comenzó su carrera profesional el 5 de septiembre de 2008 con triunfo sobre Joel González. Estuvo invicto 26 peleas hasta que se midió a Timothy Bradley, quien lo superó por decisión unánime para ganar el título mundial interino welter de la OMB.

Jake Paul y Claressa Shields

Claressa Shields asegura que le ofreció 100 mil dólares a Jake Paul por hacer sparring

Así era el respeto que Carlos Monzón tenía por el boxeo de Marvin Hagler

Así era el respeto que Carlos Monzón tenía por el boxeo de Marvin Hagler