in

El Canelo Álvarez domina con claridad y gana decisión unánime a Gennady Golovkin para cerrar la rivalidad

El Canelo Álvarez domina con claridad y gana decisión unánime a Gennady Golovkin para cerrar la rivalidad

Saúl “Canelo” Álvarez resolvió en gran forma su rivalidad histórica contra Gennady Golovkin al derrotarlo por la vía de la decisión unánime, la noche del sábado en Las Vegas, para retener así sus cuatro cetros de las 168 libras, además del cinturón de la revista The Ring.

Dos de los jueces vieron ganar al Canelo 115-113, mientras que el tercer juez vio ganar también al mexicano por 116-112, para confirmar su victoria por decisión unánime sobre Golovkin. La tarjeta no oficial de IZQUIERDAZO vio ganar al Canelo de forma más holgada por 118-110.

A pesar de que dos de los jueces vieron una pelea cerrada, el Canelo fue un claro dominador ante un Golovkin inoperante, bloqueado mental y boxísticamente. El kazajo tuvo muy pocos pasajes en los que realmente dejó ir las manos, y se limitó excesivamente a un jab que pocas veces fue efectivo.

El Canelo, sin embargo, trabajo muy bien su mano izquierda, logrando entrar con ganchos nítidos varias veces sobre el rostro de Golovkin que terminaría marcado de ese lado.

Desde el primer round, el Canelo es más agresivo y activo, y frontal. Lo mismo con el jab, que con el gancho de izquierda. Falla mucho, pero también acierta algunos golpes. Golovkin se ve muy contenido, solo utiliza su jab tratando de mantener a distancia a Canelo y no dejarlo entrar al terreno corto.

El segundo round es también para el Canelo, que prevalece en su agresividad. Saúl ya empieza a conectar golpes de poder con ambas manos sobre Golovkin, especialmente con el gancho izquierdo. Gennady Golovkin, por el otro lado, sigue insistente con el jab, y algunos de sus envíos son certeros. Sin embargo, Golovkin no tiene golpes de poder, y no le da seguimiento al jab con combinaciones.

En el tercer asalto se mantiene en la misma tónica. Canelo sigue más agresivo, trabajando con su jab, y metiendo ganchos de izquierda con solidez. Saúl finta abajo y sube el gancho arriba. Golovkin está a la defensiva, peleando en reversa, y en círculos. Es Canelo quien corta el ring, y trata de cerrar las salidas. Es el que propone la pelea. Golovkin sigue basado en el jab.

Para ese momento, Gennady Golovkin, que es un peleador cazador y siempre al acecho, es forzado a pelear en defensa, y en reversa. Es a él a quien le cortan el ring. Desde ese momento, es claro que Golovkin no es dueño del ritmo, ni del espacio en la pelea. Esa será la clave.

En el cuarto, Golovkin se ve perdido. Sigue en su misma tónica de pelea, no cambia dinámica, no aprieta, no presiona. Sigue lanzando el jab, sin seguimiento. Canelo, por su parte, se ve más ágil, mueve la cintura, tira golpes con ambas manos, y sigue cobrando puntos con la mano izquierda, que entra libre sobre el kazajo.

En el quinto round se asoma la frustración en Golovkin. Está inconforme, se queja. No tiene ideas. Canelo sigue más agresivo, más fresco, más frontal, más certero.

Sin embargo, Golovkin despierta en el sexto round. Por fin suelta las manos con más poder y acierta sobre Canelo. Saúl por el otro lado, falla mucho, no logra conectar con poder. Es el mejor round de Gennady hasta el momento, aunque tampoco lo gana por mucho.

Pero Golovkin no le da seguimiento a su tren de pelea, y en el séptimo vuelve a perderse. Se ve confundido, sin plan B, sin alternativas. No tiene golpes de poder, no tira combinaciones, no es agresividad. Por el contrario, se ve lento, pasivo. Solo tiene el jab. Canelo sigue viéndose más fresco, variando más su golpeo, dominando. Imponiendo su estilo.

En el octavo es otro round de dominio para el mexicano. Está ganando los rounds con mucha ventaja. Golovkin tira pocos golpes, mete algunos golpes de poder, pero no trabaja lo suficiente el round como para superar el volumen de golpeo ni el tren de pelea del Canelo. Hay varios rounds que Golovkin pierde por falta de actividad, que por ser castigado.

Sin embargo, en el noveno asalto, Golovkin se vuelve a despertar. Por fin se vuelve el agresor. El kazajo combina con poder sobre Canelo, y lo lastima en un par de ocasiones. El mexicano es detenido en seco y Golovkin lo echa para atrás, especialmente con un gancho de derecha al oído del Canelo, que el mexicano resiente.

El décimo es otro round donde Golovkin pierde lo ganado en el asalto anterior. Vuelve a la misma tónica de los rounds anteriores, y no va a agredir con consistencia. Canelo vuelve a apoderarse de la pelea, y gana el round. Golovkin no es enfático en su golpeo.

El undécimo es un round cerrado, donde ambos peleadores tiran muchos golpes. Pero Canelo se ve un poco más certero, y con mejor asimilación. Golovkin pierde fuerza, pierde potencia, tira golpes, pero no parecen llevar mucha potencia o poder. El kazajo está peleando con lo último que le queda en el tanque.

El último round es un asalto de pocos golpes limpios. Hay muchos abrazos. Es un round donde ambos están ya muy cansados, y tiran golpes vacíos con lo último que les queda. Round de trámite, que no cambia en nada el curso de la pelea.

Al final, ambos se peleadores se trenzan en un largo abrazo, en señal de respeto y de olvido a todo lo que se dijeron en los días previos. La rivalidad se define con honor y gallardía para ambos.

A Gennady Golovkin le gana el Canelo por decisión unánime, pero también la edad

Para el Canelo, la victoria por decisión unánime sobre Golovkin le da certeza, le devuelve seguridad luego de la derrota contra Bivol. Históricamente, queda la idea en el ambiente de que la tercera pelea contra Gennady Golovkin llegó demasiado tarde, cuando el kazajo ya claramente estaba entrado en el ocaso de su carrera. Eso contribuyó en gran medida a la pelea tan dispareja que se vio en el tercer encuentro entre ambos peleadores, con respecto a las dos primeras peleas.

A Gennady Golovkin esta noche le ganó el Canelo, pero también le ganó el tiempo y la edad.

Avatar for César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director General de IZQUIERDAZO. Obsesivo del periodismo deportivo y el marketing digital. Siempre en búsqueda de las grandes historias del deporte. Ha escrito de deportes en VICE, Remezcla, Publimetro, Juanbeisbol, Cuarto Bat, FAST Mag, y muchos medios más.

Jesse Rodríguez superó a un valiente Jiga González para defender su título supermosca

Jesse Rodríguez superó a un valiente Jiga González para defender su título supermosca

Canelo Álvarez logró quedarse con la victoria contra Gennady Golokvin

“He pasado momentos muy difíciles de mi vida”: Canelo Álvarez después de la victoria con Golovkin