in

Cinco dolores de cabeza por semana: Micky Ward y la pesadilla del CTE

Cinco dolores de cabeza por semana: Micky Ward y la pesadilla del CTE

Micky Ward, el peleador que frente a Arturo Gatti protagonizó la trilogía de peleas más encarnizada en la historia del boxeo, confirmó que padece de la enfermedad de CTE, y sufre dolores de cabeza severos hasta cinco veces por semana.

“Las cosas que paso cada día, preocupándome si hoy me dará un dolor de cabeza y qué tan fuerte será, me consume”, reveló Ward en entrevista con el diario Boston Herald.

Ward le dijo al Herald que padece fuertes dolores de cabeza hasta cinco veces por semana, y que a veces, estos dolores lo despiertan por la noche.

“Es terrible”, explica Ward. “Me provoca náuseas, es como un golpe en la parte trasera de mi cabeza. Y me siento vacío todo el día”.

El ex peleador asegura que los primeros síntomas de la enfermedad comenzaron en 2005, apenas dos años después de retirarse del boxeo.

La enfermedad de CTE es un mal degenerativo en el cerebro que se ha encontrado principalmente en jugadores de futbol americano que sufrieron golpes fuertes y conmociones cerebrales de forma reiterada en la cabeza. Los síntomas pueden ser de impulsividad, pérdida de la memoria, depresión, ansiedad, dolores de cabeza y ataques de pánico. En sus fases más severas puede desembocar en demencia, pensamientos suicidas y agresividad incontrolable.

Arturo Gatti, protagonizó frente a Ward esa trilogía infernal, y ganaría cuatro veces el premio a Mejor Pelea del Año en 1997, 1998, 2002 y 2003. Tuvo una carrera brutal, y falleció en condiciones extrañas en 2009, a los 37 años. Pese a la controversia alrededor de su muerte y sospechas de homicidio hacia su esposa, las autopsias dictaminaron que Gatti se había suicidado.

Ward reveló al Boston Herald que empezó a boxear a la edad de 7 años y que recibió fuertes golpes desde los 12 años. Hoy, Ward forma parte de la Fundación Legado contra la Conmoción, que intenta concientizar a los padres de familia para que esperen hasta los 14 años antes de inscribir a sus hijos en el futbol americano o en los deportes de contacto.

“Si uno de esas madres o padres pudieran meterse a mi cabeza por un día y saber cómo se siente mi cabeza por haber recibido tantos golpes en la cabeza lo pensarían dos veces antes de dejar que golpeen a sus hijos antes de los 14 años”, expresó Ward.

Frente a Arturo Gatti, Mickey Ward tuvo tres peleas brutales, de las más violentas y reñidas en la historia del boxeo. La primera y la tercera de ellas fueron galardonadas como la Mejor Pelea del Año en 2002 y 2003 por la revista The Ring. Y la segunda fue igual de encarnizada, aunque no recibió el galardón porque fue superada en violencia por la primera, que ocurrió ese mismo año de 2002. Y antes, Ward se había llevado el mismo premio de Mejor Pelea del Año de 2001 por su combate contra Emmanuel Augustus.

La trilogía de Arturo Gatti y Micky Ward inspiró a una generación de aficionados al boxeo. Enaltecía la esencia del boxeo, gallardía, bravura, nobleza, honor. Era una oda al nunca rendirse, a recibir castigo, aceptarlo e ir al frente. Fueron dos guerreros que terminaron siendo amigos entrañables porque el ring los hermanó.

Pese a la cantidad de golpes que recibió en esas tres peleas con Gatti que ocurrieron dentro de un lapso de 12 meses, Ward dijo al Boston Herald que nunca tuvo síntomas de dolor en su carrera.

“Es un deporte de tipos rudos”, dijo Ward. “Es un deporte brutal, quieres ser fuerte, quieres demostrar que no estás lastimado. Que eres un tipo muy macho”.

La historia de Micky Ward fue inmortalizada en la película The Fighter, protagonizada de forma extraordinaria por Mark Wahlberg y Christian Bale. La película, que se estrenó en 2010, tuvo siete nominaciones al Óscar y se llevó dos estatuillas.

Adquiere en AMAZON, con envío a todo el mundo, la película The Fighter en Blue Ray. La película que cuenta la fascinante historia de Micky Ward

El peculiar momento en que Micky Ward y Arturo Gatti se encuentran en el hospital tras su primera guerra en 2002

Micky Ward asegura que de haber sabido lo que viviría en su retiro, no habría hecho sparring tan duro, o con tanta frecuencia. Hoy, Ward parece debatirse entre el amor al deporte que le dio todo, y los riesgos que implica.

“Amo el boxeo”, revela Ward en la entrevista al Boston Herald. “El boxeo es un gran deporte, que me ha dado todo lo que tengo en la vida. Pero nadie ve el peligro que implica”.

El ex peleador alienta a los niños de todas las edades a que disfruten el deporte del boxeo, pero siempre pensando primero en su seguridad.

“No tienes que golpearte tanto la cabeza para aprender a boxear”, advierte Ward.

El reportaje del Boston Herald asegura que Micky Ward ya aceptó donar su cerebro a la Universidad de Boston cuando muera. Esto, para que pueda ser analizado por el centro especializado en CTE de la universidad, y pueda contribuir a tratar esta enfermedad del CTE para la cual no hay cura ni tratamiento.

Los 25 mejores peleadores mexicanos de la historia, según el historiador Víctor Cota

Los 25 mejores peleadores mexicanos de la historia, según el historiador Víctor Cota

Arturo Gatti y sus 4 "Peleas del Año"

Arturo Gatti y sus cuatro combates que fueron Pelea del Año