Danny García se lleva mordida y gana decisión unánime a medio gas sobre Redkach
Danny García se lleva mordida y gana decisión unánime a medio gas sobre Redkach
in

Danny García se lleva mordida y gana decisión unánime a medio gas sobre Redkach

A medios gas y con piedad hacia el rival, Danny García se llevó una holgada decisión unánime sobre Ivan Redkach la noche del sábado en el Barclays Center de Brooklyn.

Las tarjetas dan cuenta de una victoria caminando para Danny García: dos jueces lo vieron ganar 117-111, y el otro 118-110

Danny tuvo un inicio incómodo en los primeros dos rounds que fueron de estudio y ajuste, ante un peleador zurdo como Redkach. Sin embargo, fue estableciéndose en su guardia, y a partir del tercero empezó a soltar más sus manos con golpes de poder.

Hizo el boxeo calculador y cuidadoso de siempre. Lanzaba señuelos para meter su gancho de izquierda. Y a partir de ese tercer round empezó un trabajo de demolición sobre Redkach.

En el cuarto episodio, Danny García fue más agresivo y más sistemático. Comenzó a lanzar más combinaciones, arriba y abajo. Y Redkach mostró sus primeros indicios de desgaste.

Para el quinto episodio, la pelea ya estaba volcada en favor de García. Todo lo entraba a Redkach, que no tenía respuestas contundentes frente a García. Ese round daba la sensación de que era cuestión de tiempo para que Danny García cerrara y noqueara a Redkach.

Sin embargo, cuando parecía que estaba cerca del nocaut, Danny se relajaba, sobrellevaba la pelea. El sexto round fue muy tranquilo para Danny García. No arriesga, estudia, busca huecos que nunca se abren como Redkach también pelea con más cuidado.

El clímax de la pelea llegó en el round 7, donde Danny García apretó otra vez el acelerador. Fue más agresivo, fue por el nocaut. Y castigó con severidad a Redkach. Sobre el último segundo del round, Danny García metió una mano que lastimó a Redkach. Sonó la campana y Redkach se fue sacudido a su rincón, cortado e inflamado. Ese fue el momento más climático de la pelea, parecía que el nocaut llegaría pronto, pero no ocurrió.

En el octavo episodio, Danny García sintió herido y fue por el nocaut, aunque sin mucha decisión. Redkach se ve muy golpeado, pero muestra corazón y se mantiene de pie.

En ese momento parece haber llegado la misericordia a Danny García. A partir del noveno round y hasta el final del combate, Danny sobrellevó a su rival. No fue a castigarlo en exceso, se mantuvo boxeando sobre las puntas de los pies, metiendo golpes esporádicos.

La arena estaba en silencio, aburrida. En las primeras filas, los aficionados conversaban, veían sus teléfonos. Danny García no quiso ir por el nocaut, no quiso subir la intensidad, y así, a medio gas llegó el campanazo final.

García justificó su apatía en la entrevista sobre el ring al final de la pelea, donde dijo que sentía que estaba castigando mucho a Redkach, y esperaba que el réferi detuviera el combate pero nunca lo hizo. Fue entonces, cuando Danny García decidió sobre llevar el combate.

Lo más divertido de la noche vino en el octavo round. En un abrazo, Ivan Redkach le mordió el hombro a Danny García, quien reclamó tímidamente entre asombro y risas al réferi.

En la entrevista final, aceptó entre risas que Redkach lo había mordido, y que le había susurrado al oído las palabras “Mike Tyson”. Se oyeron risas del público, que por fin tuvieron un momento divertido en la noche.

Una victoria cómoda, ante un rival cómodo. Danny García no gana nada con este triunfo, ni tampoco pierde. Fue una pelea que solo abona al récord del peleador. Y mientras tanto, la más competida de las divisiones, la welter, sigue esperando que lleguen más peleas grandes.

La escena de Rocky en que Manos de Piedra Durán hace sparring con Balboa

La escena de Rocky en que Manos de Piedra Durán hace sparring con Balboa

Danny García cree que su pelea aburrida con Redkach puede ayudarlo a conseguir combate con Pacquiao

Danny García cree que su pelea aburrida con Redkach puede ayudarlo a conseguir combate con Pacquiao