in

¿De qué equipos de fútbol son hinchas las figuras del boxeo argentino?

¿De qué equipos de fútbol son hinchas las figuras del boxeo argentino?

El fútbol es una pasión de la que no están exentas las grandes figuras del boxeo argentino, por más que sean o no fanáticos de la pelota número cinco. Desde Luis Ángel Firpo hasta Agustín Gauto, muchos boxeadores demostraron su amor por los colores, camiseta mediante. ¿De qué equipos de fútbol son hinchas las figuras y leyendas del boxeo argentino?

Nadie se salva de esa enfermedad. Parece que no le otorgan la nacionalidad argentina a un ciudadano, si es que no le gusta el fútbol o, por lo menos, si no tiene un club al cual otorgarse de manera simbólica, aunque sea. Para sorpresa de varios, los vínculos son muy interesantes.

¿De qué equipos de fútbol son hinchas las figuras y leyendas del boxeo argentino?

Desde IZQUIERDAZO, decidimos darle su espacio a aquellos púgiles que tienen afinidad por algunos cuadros en especial, reunir sus testimonios y contar la historia que cruza el camino de cada uno con el estadio en el que cada conjunto hace las veces de local.

Luis Ángel Firpo, una de las grandes figuras del boxeo y seguidor del fútbol de San Lorenzo

El argentino Luis Ángel Firpo protagonizó en 1923, contra el campeón mundial pesado Jack Dempsey, la pelea que inauguró al boxeo como un ingrediente fundamental de la cultura popular latinoamericana. Fue el combate de un argentino en Nueva York, que resonó en todo un continente, para toda una era.

La entrega, la fuerza, el aguante y el entorno abrumador en carácter de mito, transformaron al primer boxeador argentino licenciado en una leyenda latinoamericana. Firpo dejó su sello en esferas más allá del boxeo, gracias a esa noche en que disputó el título del mundo ante Dempsey, mientras 85.000 espectadores presenciaban el hito.

El Toro era hincha de San Lorenzo de Almagro, equipo que decidió bautizar su gimnasio de boxeo con el nombre de quien supo poner la bandera celeste y blanca en el mundo boxístico aquel 14 de septiembre que fijó una fecha en el calendario argentino.

Cabe destacar que el padre del pugilismo argentino también le dio nombre a un equipo de fútbol de El Salvador. No casualmente, la camiseta de dicho conjunto lleva los colores azul y rojo. Los mismo hacen referencia al Cuervo, gran pasión de esta leyenda.

¡Ahí viene el Firpo, ahí viene el Firpo!”, grita siempre su hinchada para entonar el himno característico. “¡Hoy vibran los estadios en todo El Salvador, porque se acerca Firpo, el equipo ganador!”.

Roña Castro, Látigo Coggi y Puma Martínez, las grandes figuras del boxeo para el fútbol de Boca

Muchos fanáticos argentinos creen que Boca Juniors es el club más popular, el que identifica a la gran mayoría del pueblo. Alberto José Armando, histórico Presidente de dicha institución, dijo que la hinchada del equipo se integra por la mitad más uno de quienes viven en el país.

Décadas más tarde, y al ganar fama internacional con un renombre enchapado en oro, el lema de Boca pasó a ser algo así como: “La totalidad, menos algunos”. El fenómeno que representa este cuadro, tanto dentro como fuera de las fronteras, es único en el universo deportivo.

Quizás sea por eso que tres de los campeones del mundo que más huelen a pueblo tengan su corazón pintado de azul y oro. Juan Martín “Látigo” Coggi, Jorge “Roña” Castro, y Fernando “Puma” Martínez son seguidores del Xeneize. Cada uno de ellos, a su forma.

Locomotora Castro y Látigo Coggi posan para la cámara con la camiseta de Boca Juniors.

Juan Martín Coggi no es fanático del fútbol. Cuando se le pregunta por dicho deporte, siempre responde que es hincha, pero no enfermo. En cuanto a su desempeño dentro de la cancha, parece no ser muy bueno. Se describe a si mismo como un pedazo de madera terciada.

Coggi fue gran amigo del mismísimo Diego Armando Maradona, a quien tuvo como admirador y aliado para sus peleas más recordadas, como cuando le hizo de espía para su combate contra el napolitano Patrizio Oliva. Le otorgó videos que le valieron un triunfo.

Jorge Fernando Castro también dice haber sido muy cercano a Diego Maradona, con quien compartió su pasión por el azul y el amarillo, aunque no fue su única compañía. En varios partidos, se lo vio al Roña en la popular de la Bombonera junto a los barrabravas del conjunto.

roña-boca
Jorge Castro, espalda con espalda, con Rafael Di Zeo, histórico jefe de La 12.

En cuanto a Fernando Martínez, no solamente es seguidor de Boca, sino que recibió un homenaje único en el estadio del club, durante el empate ante Arsenal, del 2 de abril del corriente 2022.

Con una catarata de aplausos y el coro de la hinchada del Xeneize, Martínez fue debidamente homenajeado por la dirigencia del equipo de sus amores. La sonrisa inundó todo su rostro.

Bostero como pocos, el Puma se paró en la mitad de la cancha, se emocionó, levantó su cinturón del Consejo Mundial de Boxeo, y besó la camiseta que le regalaron, con su apodo y el 10.

Lo acompañó Rodrigo Calabrese, su entrenador, que también es Bostero. Fue una jornada que nadie olvidará jamás, y mucho menos ellos dos, los grandes protagonistas. Enhorabuena.

Maravilla Martínez, admirador de las grandes figuras del fútbol de River

Sergio Martínez contó lo mucho que le hubiese gustado ser futbolista. Confesó que cambiaría todos sus títulos de campeonato mundial en el boxeo, por jugar en la Primera División de Argentina.

Maravilla lleva el deporte en sus venas, incluso desde antes de conocer el boxeo. Su genética de atleta le otorgó el privilegio de practicar varias disciplinas, y destacarse en la mayoría.

Siempre soñé jugar un partido de fútbol en Primera División, en cualquier equipo y en cualquier cancha del fútbol argentino”, refirió durante una entrevista. “Es más,  cambio todos mis cinturones, de los títulos del mundo, por cumplir ese sueño”.

De qué equipo es hincha Maravilla Martínez
Sergio “Maravilla” Martínez en el Estadio Monumental, para uno de los tantos homenajes que le hizo River.

Martínez es hincha y socio de River Plate, uno de los cinco grandes del fútbol argentino. Recibió varios homenajes, pero todavía tiene clavada la espina de no conocer a Marcelo Gallardo.

“Tomar un café con Gallardo sería estar en la gloria. Le preguntaría en dónde encuentra la inspiración para mantenerse, y transmitir eso que transmite. Él podría ser un dictador, pero elige ser un gran líder, porque transmite y contagia ¿Cómo hará para alentarse a si mismo?”, señaló.

Sergio “Maravilla” Martínez en el Estadio Monumental, con su carnet de socio de River Plate.

Accavallo, el pequeño gigante fanático de Racing

La historia de amor entre Horacio Accavallo y Racing Club de Avellaneda es apasionante, de principio a fin. El flechazo fue para ambos corazones, y a se realizó a primera vista. Tiene su libro, su película, y un gimnasio a su nombre dentro del club de sus amores.

Siempre supo esquivar golpes con inteligencia y seriedad, tanto dentro como fuera de cualquier cuadrilátero. El deporte siempre apareció en su horizonte, y terminó por ser el gran instrumento con el que accedió a transformarse en empresario, padre y abuelo.

Es tanto el cariño que Accavallo le tiene a la Academia, que se probó en las inferiores de la institución para iniciar su carrera como futbolista, pero le cerraron las puertas por su baja estatura. Por su físico diminuto, no lo veían dentro de un plantel de primera.

Tal tropezón no lo frustró, y los resultados están a la vista. No solamente logró elevar su figura a la de campeón mundial, sino que tatuó su nombre en la piel de los fanáticos del boxeo y hasta triunfó en varios negocios, como la fabricación de calzado.

Además, Roquiño se transformó en uno de los ídolos de la parte celeste y blanca de la Zona Sur bonaerense, cuyos corazones reventaron en las diversas ocasiones que lo vieron pisar la lona de cualquier cuadrilátero con la bata de Racing.

Horacio Accavallo y Racing.

Pedro Lovell, boxeador, actor y futbolista de Independiente

Con una genética privilegiada para el deporte, Pedro Osvaldo Lovell también incursionó en el fútbol profesional. Si bien nunca jugó partidos oficiales en la primera categoría, se sabe que brilló como pocos en la reserva del Club Atlético Independiente.

Pedro Lovell llegó a las inferiores del Rojo de Avellaneda a mediados de los 60, con recias características defensivas. Siempre ocupó la posición de lateral derecho, y era bastante áspero al momento de chocar con sus contrarios.

Ricardo Elbio Pavoni, uno de los máximos ídolos de Independiente, coincidió con Lovell en el equipo y lo recuerda con simpatía, a pesar de que perdió contacto con él desde hace varias décadas. No solamente enfrentó a Rocky Balboa y a Ken Norton, sino que a rivales futbolísticos.

Pedrito es un tipo bonachón dentro del vestuario”, describió Ricardo Pavoni en entrevista con IZQUIERDAZO. “Había muchos jugadores que se merecían el respeto de todos, una serie de muchachos que manejaban todo el grupo. Pedro y yo éramos los nuevos. Tranquilos, no opinábamos ni hablábamos mucho”.

El Chivo Pavoni en el Estadio Ricardo Enrique Bochini, donde hace de local el Rojo.

Pavoni recordó que desde ese momento, antes de incursionar en el boxeo, quien supo ser su colega y amigo ya tenía una inclinación hacia el deporte de los puños.

Pedro era muy alegre, muy jovial”, remarcó Pavoni. “Siempre le gustó el boxeo. Por ahí, estaba dentro del vestuario y se ponía a hacer fintas de box. Eso, por su forma de ser, nos causaba gracia. Tenía un muy buen físico. Era alto, grandote, pero no se dedicaba de lleno al boxeo”.

Pedro Lovell, el argentino que actuó en Rocky, peleó con Ken Norton y jugó en reservas de Independiente
Pedro Lovell junto a Sylvester Stallone, en una de las escenas más emblemáticas de Rocky I.

Monzón, Baldomir y Maidana, campeones del mundo y grandes figuras de Colón de Santa Fe

Carlos Monzón era fanático de Colón de Santa Fe, de esos capaces de llegar a las últimas consecuencias para hacer pesar sus colores. Amílcar Brusa, quien lo dirigió hasta la gloria absoluta, estaba en la vereda opuesta. Amaba los colores de Unión de Santa Fe.

Monzón sabía lo que Brusa podía darle, y por eso se acercó al gimnasio de Unión. A su vez, Brusa intuía lo que Monzón iba a darle, por lo que decidió abrazarlo con el profesionalismo que siempre lo caracterizó. Quizás por eso, el campeón jamás le tuvo rencor a la institución Tatengue.

Escopeta estaba tan enfermo por el Sabalero, que murió por querer sintonizar un partido de su equipo en la radio del Renault 19 que manejaba el 8 de enero de 1995, día en el que murió. Sin prudencia, quitó la vista del frente y manoteó la radio, perdió el control, se despistó y feneció.

Monzon-Colon
Carlos Monzón siempre llevó los colores de Colón en su ropa de pelea.

Carlos Manuel Baldomir es hincha de Colón y fue pupilo del gran Amilcar Brusa. Con similitudes para con Carlos Monzón, pero con una distancia kilométrica de diferencia en cuanto a los dotes boxísticos con los que supo contar cada uno a lo largo de su carrera profesional.

Baldomir tocó el cielo con los puños cuando cobró, con justicia, su chance mundialista ante Zab Judah y se quedó con el cinturón wélter del Consejo Mundial de Boxeo. Logró lo que parecía imposible, con esfuerzo, constancia y obediencia. Ni siquiera él podía creerlo.

Posteriormente, hizo algunas presentaciones en las que se lo pudo ver con la camiseta del Sabalero para su ingreso al cuadrilátero. En la actualidad, cumple con prisión efectiva su condena a 18 años de reclusión, por haber abusado sexualmente de su hija, desde que ella era menor.

Carlos Manuel Baldomir sobre el cuadrilátero, con la camiseta de su querido Colón de Santa Fe.

Marcos René Maidana fue uno de los campeones que le hizo primeros auxilios al boxeo argentino. Apareció como una máquina de voltear muñecos, cuando los buenos tiempos parecían esfumarse, y logró demostrarle a los fanáticos que había material como para volver a soñar.

Logró epopeyas únicas, y se transformó en el máximo exponente del estilo mexicano entre quienes nacieron en su país. Al frente, con fuerza y firmeza, sin resguardo alguno ante los probables golpes en contra, más que su poderosa quijada y su gran capacidad de asimilación.

Así logró transformarse en monarca e ídolo popular, tanto para sus compatriotas como para el resto de los fanáticos. También tiene un lugar importante en los corazones de los hinchas de Colón, club que volvió a estar en las mejores veladas del boxeo gracias al enorme y adorado Chino.

Uno de los merecidos homenajes que Colón le regaló a Marcos “Chino” Maidana, campeón mundial.

Bonavena y Gauto, las grandes figuras boxísticas en el fútbol de Huracán

“Somos del barrio, del barrio de La Quema, somos del barrio de Ringo Bonavena”, cantan en cada partido los hinchas del Club Atlético Huracán, en homenaje a uno de sus mayores ídolos, el más mediático de los campeones sin corona que tuvo el boxeo argentino. Está presente en todo lo de Huracán. En el barrio, en sus tribunas, en su camiseta, en sus banderines, en su música.

Simpático, carismático, amable y ambicioso, Oscar Natalio Bonavena llegó a ser catalogado como “la esperanza blanca” del peso pesado, en una época de constantes guerras raciales, aun dentro del deporte. No le costó ganarse un lugar en el corazón de los suyos. Tampoco le faltaron atributos para tal logro, por su extravagante y atractiva personalidad.

ringo-bonavena-huracán
Ringo con la pilcha de Huracán y una pelota contra su pierna zurda, para El Gráfico.

Sus orígenes fueron en San Lorenzo, club del que era socio. Todo seguía su curso, sin mayores exaltaciones. Una calurosa tarde de enero, a Bonavena se le ocurrió la acción que viró su futuro: Se paró en el trampolín más alto, orinó hacia la pileta y se lanzó al agua cual bolsa de papas.

Esa falta disciplinaria, empujó a que los directivos le revocaran su carnet de asociado y Ringo debió alejarse del Cuervo. Ya no era bienvenido en Boedo. Puede que por eso, además de la cercanía a su vivienda, recaló en Huracán de Parque Patricios.

estatua-ringo-bonavena
Estatua de Ringo Bonavena en una de las plateas del Estadio Tomás Adolfo Ducó, de Huracán.

Agustín “Avión” Gauto, el máximo prospecto que tiene el boxeo argentino en la actualidad, también es fanático del Globo. Cada vez que pelea, se muestra con indumentaria del club de sus amores y besa con orgullo el escudo que lleva estampada su camiseta.

Actualmente, Agustín Gauto entrena bajo las órdenes de Rodrigo Calabrese y lo hace junto a Fernando “Puma” Martínez. Ambos son hinchas de Boca, y las cargadas diarias suenan de fondo en el gimnasio del Club Municipal Renunciamiento de Avellaneda, presidido por Luis Díaz.

Agustín “Avión” Gauto, triunfante, con la mano en alto y su indumentaria de Huracán.

Brian Castaño, hincha de Almirante Brown ¿y de River?

Brian “Boxi” Castaño es, probablemente, uno de los boxeadores más futboleros de Argentina. De vez en cuando, se escapa a la Sociedad de Fomento San Alberto para jugar con sus amigos de la infancia. Una noche le permitió vivir esa experiencia única al equipo de IZQUIERDAZO.

En La Matanza, siempre se dijo que el más grande es Almirante Brown, un humilde equipo que disputa la Primera Nacional, segunda división del fútbol argentino. Brian Castaño no pudo zafar de dicha enfermedad, esa que disfruta cuando puede acercarse al Fragata Presidente Sarmiento.

castano-almirante
Brian Castaño en el Estadio Fragata Presidente Sarmiento, con la pilcha de Almirante Brown.

Pero, por extraño que parezca, Almirante no es su única pasión, pese a estar sumamente identificado con dicho equipo. Castaño también es hincha de River Plate, club que le abrió las puertas y le brindó muchísimo apoyo de cara a su pelea con el brasileño Patrick Teixeira.

Sí, suena extraño, pero no es para asustarse. En Argentina, es relativamente común seguir a un equipo en primera, y simpatizar por uno del ascenso. Eso tiene que ver con la dificultad que los de la A presentan para ingresar a sus canchas, y la cercanía barrial con los de otros eslabones.

Brian Castaño posa con el Estadio Monumental a su espalda, y la indumentaria de River Plate.

Avatar for Juan Cruz Russo

Written by Juan Cruz Russo

Técnico superior en Periodismo con orientación en Deportes. Redactor, editor, columnista, cronista, y docente. Trabajo en TNT Sports, Radio Del Plata, La 990, y Tea&Deportea. A cargo de las noticias diarias y las novedades del boxeo argentino en Izquierdazo.com, desde octubre de 2020. Argentino, bonaerense y matancero. Nacido el 14 de septiembre de 1996.

Eddie Hearn habla de Jaime Munguía contra John Ryder

Eddie Hearn revela que hay negociaciones entre Jaime Munguía y John Ryder

Ryan García se solidarizó con Danny García

El mensaje de solidaridad de Ryan García con Danny García por la salud mental