in ,

Demetrius Andrade no es esa amenaza que muchos dicen que es para el Canelo Álvarez

Demetrius Andrade no es esa amenaza que muchos dicen que es para el Canelo Álvarez
Demetrius Andrade no es esa amenaza que muchos dicen que es para el Canelo Álvarez

Por años, Demetrius Andrade ha sido una sombra en la trayectoria del Canelo, desde que ambos eran campeones en peso súper welter allá por 2013. El nombre de Andrade solía salir entre la lista de rivales que los críticos del Canelo señalaban como peleadores a los que el mexicano evadía y tenía miedo.

Lo mejor de DAZN

En IZQUIERDAZO hemos consignado la historia de cómo Andrade ha pedido una pelea con el Canelo desde hace varios años. Y las carreras de ambos han corrido paralelas, primero en súper welter y luego en peso medio.

Los críticos del Canelo aseguran que Andrade podría ser un rival que complique al mexicano, y que por eso Saúl lo evita. Sin embargo, la evolución de ambos peleadores con el tiempo ha abierto una brecha que hoy parece enorme. El Canelo ha crecido considerablemente en varios aspectos técnicos, y Andrade sigue siendo ese peleador que le apuesta a ser desgarbado, arrítmico e impredecible.

Probablemente, Andrade pudiera haber sido una amenaza para el Canelo en 2013, cuando el mexicano era un peleador más rústico. Demetrius Andrade, habría sido un hueso difícil de roer para aquel Canelo que le ganó a Austin Trout, que perdió con Mayweather, o que se complicó la vida contra Erislandy Lara. Pero Andrade ya no representa esa amenaza.

Lo que vimos el jueves pasado de Andrade sobre Luke Keeler nos da cuenta de un peleador que no evoluciona. Demetrius Andrade tiene un estilo laberíntico, complicado, raro. Es desgarbado, pelea con la guardia abajo, y abre el compás. Por momentos, esa guardia y ese estilo recuerdan a Maravilla Martínez. 

Andrade tira golpes muy largos, pero potentes y rápidos. Conecta muy bien con volados y con upers. Es un buen contragolpeador. Le apuesta a confundir a sus rivales. Lanza fintas constantemente; por momentos se lanza a atropellar al rival, y por momentos le cambia el ritmo y se queda pasivo, para de pronto lanzar un golpe largo para sorprender. Es un peleador que le apuesta a lo repentino y a la sorpresa.

En esa pelea con Keeler, efectivamente, Andrade sorprendió y derribó al irlandés con sus primeros golpes de la noche cuando apenas habían transcurrido unos segundos del primer round.

Luego, en el segundo round, Andrade volvió a derribar a Keeler de forma contundente, aunque el irlandés volvió a ponerse de pie.

Andrade no lo pudo terminar, y la pelea se extendió hasta el noveno round a Demetrius hasta que pudo forzar al referirse a intervenir. Keeler, un peleador marginal y con un récord de tercera división, absorbió los mejores golpes de Andrade y se levantó de la lona.

Hoy, el Canelo Álvarez le daría una cátedra de boxeo a Demetrius Andrade. Si en algo se ha convertido el mexicano es en un excelente contragolpeador. Y ante un peleador que lanza golpes tan largos como Demetrius Andrade, no seria raro que Demetrius terminara noqueado.

El Canelo no ha peleado contra Demetrius Andrade, no porque le tenga miedo, pues las ventajas boxísticas que tendría Saúl sobre el estilo de Andrade saltan a la vista. No ha querido pelear con él en estos seis años, por las mismas razones por las que nadie quiere pelear con Andrade.

Y nadie pelea con Andrade por su mismo estilo desgarbado, extraño y desesperante, que no genera interés en los aficionados. Andrade no es malo, pero no gusta, no vende. Es fácilmente evitable.

P U B L I C I D A D

El único nombre interesante en el historial de Demetrius Andrade es Vanes Martirosyan, a quien le ganó una decisión dividida para coronarse por primera vez, al quedarse con el campeonato mundial súper welter de la OMB que se encontraba vacante.

Al final, ese cinturón terminó siendo del Canelo, cuando noqueó a Liam Smith, quien siguió a Andrade como campeón mundial súper welter de la OMB, cuando el organismo despojó del cinturón a Andrade en 2015. El peleador había estado inactivo debido a una disputa en tribunales entre sus promotores por haber rechazado una pelea con Jermell Charlo.

Es decir, que al Canelo solo le interesó pelear por ese cinturón cuando Demetrius Andrade ya no era el campeón.

Entonces no. Demetrius Andrade no es una amenaza para el Canelo, y quizás desde 2013 o 2014 dejó de serlo. El mexicano está en un nivel muy superior boxísticamente a lo que hoy puede ofrecer Andrade.

Demetrius Andrade, eso sí, está para una pelea contra Jaime Munguía, o para una unificación con el campeón CMB, Jermall Charlo. Y para poco más. El tren del Canelo ya partió para Demetrius Andrade.

Las razones por las que la pelea entre Anthony Joshua y Deontay Wilder te dejará decepcionado

Las razones por las que la pelea entre Anthony Joshua y Deontay Wilder te dejará decepcionado

Andy Ruiz anuncia que rompe negociaciones para pelear con Dillian Whyte

Andy Ruiz anuncia que rompe negociaciones para pelear con Dillian Whyte