in

Dmitry Bivol da lección de boxeo al Zurdo Ramírez y le gana amplia decisión unánime

Dmitry Bivol da lección de boxeo al Zurdo Ramírez y le gana amplia decisión unánime

Dmitry Bivol le dio una cátedra de boxeo a Gilberto “Zurdo” Ramírez ganándole por una amplia decisión unánime para retener el campeonato mundial semi pesado de la AMB.

Uno de los jueces vio ganar a Bivol 118-110, mientras que los otros dos jueces vieron también ganar al ruso por tarjetas de 117-111 para oficializar la victoria por decisión unánime sobre el Zurdo Ramírez. La tarjeta no oficial de IZQUIERDAZO vio ganar a Dmitry Bivol por 117-111.

Fue una pelea en la que el Zurdo Ramírez vino de más a menos, perdiéndose en una inoperancia y falta de ideas, contra un Dmitry Bivol que desplegó su amplia gama de recursos boxísticos. Mientras que el Zurdo se basó demasiado en sus golpes rectos arriba y abajo, nunca utilizó sus ganchos. Bivol, por el otro lado, usaba su gran trabajo de pies para ponerse a resguardo del largo jab de Ramírez y contragolpearlo con velocidad y precisión. Así se fue marcando la tónica de la pelea, ante un Zurdo que para la mitad de la pelea ya se había quedado sin recursos boxísticos y sin alternativas en su plan de pelea.

Desde el inicio de la pelea, el Zurdo buscó establecer su jab y de ser más propositivo en la pelea. Sin embargo, Bivol lo estaba esperando y lo contragolpeaba a velocidad. Varias manos fuertes de Bivol entraron limpias y con precisión al rostro del Zurdo con precisión. El mexicano también logró meter un par de manos limpias que sacuden el rostro de Bivol. Fue un round parejo, pero con ventaja para Bivol.

El segundo fue otro asalto parejo donde ambos peleadores meten buenas manos. Sin embargo el mejor golpe del round lo mete el Zurdo con una mano izquierda larga que sacude el rostro de Bivol. El Zurdo es efectivo tirando manos desde lejos por su gran alcance, y Bivol trata de metérsele. El Zurdo no debía dejar acercarse al ruso, pero por momentos no era enfático en su agresividad para mantener ocupado y alejado a Bivol.

El tercero fue un asalto de pocos golpes claros. El Zurdo es efectivo con el 1-2, metiendo bien el remate recto de izquierda, tanto arriba como abajo. Sin embargo, le está faltando trabajar más sus golpes curvos y ser más enfático para agredir. En muchas ocasiones, el Zurdo finta, pero se queda a medio camino, y es contragolpeado por Bivol, que tiene mucha viveza y precisión en las manos.

En el cuarto,  el  Zurdo trabaja mejor su distancia, no deja a Bivol acercarse. Ramírez empieza a mostrar énfasis en el golpeo al cuerpo a base de rectos. Ramírez finta arriba, remata abajo, y está metiendo buenas manos. Parece el mejor round del Zurdo hasta el momento.

El quinto round es evidente que el Zurdo empieza a ser superado en la pelea. Queda fuera de distancia y se avienta para tratar de conectar desde lejos. Bivol trabaja bien sus saltitos hacia atrás para no dejarse llegar y contragolpea al Zurdo que se queda desprotegido a medio camino. Así, Bivol echa al Zurdo para atrás y lo mete contra los cuerdas para castigarlo y meterle varios manos fuertes. Ampliamente dominador Bivol en el round.

Bivol empieza a crecer su ventaja en el sexto round ante un Zurdo muy pasivo, muy parado, que piensa demasiado sus golpes y lanza fintas tratando de que el ruso haga algo y buscar contragolpearlo. Pero Bivol está tranquilo, confiado, y no se come las fintas. Eso deja al Zurdo confundido y sin opciones de atacar. Bivol logra meter algunas buenas manos en un round en el que hay pocos golpes claros. El Zurdo busca contragolpes, pero esa pelea no le favorece; necesita ser agresor, y abrumar a Bivol, pero no lo hace.

En el séptimo, la pelea se calienta, pero el Zurdo se lleva la peor parte. Bivol logra meter sólidas sobre el mexicano que por momentos se le doblan las piernas. El Zurdo se engalla y trata de reponerse golpeando, pero Bivol intercambia y vuelve a dominar el combate. El Zurdo es hábil con el jab de derecha, pero Bivol crece en la pelea.

El octavo es otro round de amplia ventaja para Bivol. El Zurdo va desdibujándose en la pelea, y ya se ve confundido, sin plan de pelea, piensa demasiado sus golpes y no ataca.

Es claro, a estas alturas, que la pelea ya se le fue al mexicano, quien en el noveno round sigue perdido. Bivol ya lo boxea a placer, y el Zurdo lo corretea por el ring, pero no tira golpes. Perdido en su plan de pelea, Bivol ya suelta combinaciones largas y acierta la mayoría de sus golpes.

En el décimo, el Zurdo se desvanece de la pelea. Sus golpes ya son lentos, confundidos, no tiene idea ni agresividad. Bivol ya sobrelleva la pelea y lo boxea por todo el ring, el Zurdo ya no logra cerrarle las salidas y solo persigue.

En el penúltimo round, el Zurdo retoma un poco más de agresividad, y busca ir al frente. Pero Bivol lo espera y lo contragolpea, el ruso está más rápido, más fino, mientras que el Zurdo se ve lento, pesado y sus golpes llevan poca potencia. Bivol está desplegando al máximo su habilidad boxística, de pies, de distancia, de contragolpe sobre el Zurdo.

En el round 12, Bivol cierra fuerte la pelea y mete combinaciones duras sobre el Zurdo que parece que por momento s pierde el equilibrio y parece cerca de irse a la lona. Bivol termina la pelea muy superior al Zurdo en todos los ámbitos boxísticos.

¿Bivol muy bueno? ¿O Zurdo Ramírez muy malo?

Al final, Dmitry Bivol dio una gran lección de boxeo al Zurdo Ramírez, y pone la pregunta sobre la mesa. ¿Es demasiado bueno Bivol? ¿O es que el Zurdo siempre fue un boxeador limitado?

Para responder a esa pregunta, habría que señalar que Bivol viene de ganarle al mejor boxeador Libra por Libra de ese momento como fue el Canelo, y lo hizo también dominándolo claramente.

La respuesta entonces parece más la primera: Bivol es demasiado bueno. El ruso es uno de los boxeadores más completos de la actualidad. Es un peso grande que pelea como peso medio, con movilidad, con buen pie, con boxeo, que sabe contragolear, que tiene velocidad y precisión de manos. Cuando se requiere ser agresivo, y pegador, Bivol también puede desplegar ese boxeo más agresivo.

No es que el Zurdo Ramírez se volvió malo: es que Dmitry Bivol lo dejó sin ideas, y sin ajuste. El Zurdo dejó de hacer cosas, porque el miedo a tirar golpes se lo imprimía Bivol. Cuando el mexicano intentaba, Bivol lo contragolpeaba.

Para Bivol, hoy no hay más. Su única prueba verdadera es buscar el título indiscutido de los semipesados contra Artur Beterbiev en una guerra civil entre rusos.

Avatar for César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director General de IZQUIERDAZO. Obsesivo del periodismo deportivo y el marketing digital. Siempre en búsqueda de las grandes historias del deporte. Ha escrito de deportes en VICE, Remezcla, Publimetro, Juanbeisbol, Cuarto Bat, FAST Mag, y muchos medios más.

Caleb Plant y David Benavidez anticiparon su pelea hace algunos años

Así fue el primer careo de Caleb Plant y David Benavidez hace unos años

Dmitry BIvol quiere una pelea de unificación contra Artur Beterbiev

Dmitry Bivol prefiere pelea contra Artur Beterbiev que revancha con Canelo Álvarez