in

El Canelo Álvarez y los 10 rivales para cimentar su legado en la historia del boxeo

El Canelo Álvarez y los 10 rivales para cimentar su legado en la historia del boxeo
Foto: Michelle Farsi/Matchroom.

Saúl “Canelo” Álvarez va en una campaña de guerra, con prisa por hallar rivales para consolidar su lugar en lo más alto de la historia del boxeo mexicano. Cada pelea que ha tomado en los últimos meses parece orientada a escalar esos peldaños fundamentales del escalafón histórico nacional.

Y lo que le depara al Canelo en el próximo par de años es una lista de rivales, y una lista de objetivos, que pueden catapultar su legado. Por ejemplo, terminar de barrer las 168 libras; y luego, buscar hacer lo mismo en las 175.

Por eso mismo, aquí va una lista de 10 rivales para el Canelo Álvarez. ¿Con quiénes debe ir y con quiénes no? ¿Qué rivales representan un blasón de resonancias históricas?

1. Caleb Plant

Es el último eslabón que le falta al Canelo para tener bien encadenada la división de los súper medianos con los cuatro cinturones principales en sus vitrinas. Caleb Plant es el campeón mundial FIB de las 168 libras, el único cinturón que le falta al Canelo en su campaña de unificación en la categoría. Es una pelea casi segura para el 18 de septiembre de 2021.

De entrada, Plant no parece un rival más difícil que Billy Joe Saunders. Ante Plant, se prevé una pelea muy parecida a la que Saúl sostuvo con Saunders. La movilidad, la agilidad, la elusividad, y la rapidez de Caleb representarán un problema inicial que el Canelo irá resolviendo conforme vaya haciendo sentir su golpeo.

2. David Benavidez

Aunque Benavidez no tiene un cinturón de título mundial en las 168 libras, la campaña del Canelo Álvarez en la categoría quedará incompleta si no enfrenta entre sus rivales Bandera Roja.

Y es que Benavidez es una especie de campeón sin corona. Pese a que se mantiene invicto, ha perdido dos veces por indisciplina el título mundial del CMB; primero, por sanción al haberse encontrado cocaína en su organismo; y luego, por no dar el peso.

Es un peleador grande en lo físico, y un pegador de instinto asesino. El nombre de Benavidez es traído a la mesa una y otra vez por quienes piensan que al Canelo se le puede ganar por tamaño y fuerza.

El camino del Canelo en las 168 libras no terminará al conquistar todos los cinturones, deberá también palomear también el nombre de David Benavidez para dejar resuelta la división. Una pelea que bien podría pactarse para diciembre del 2021.

3. Jermall Charlo

Es el peleador más atractivo en las 160 libras en su calidad de campeón mundial del CMB. Jermall Charlo es un peleador rápido, con buena pegada y agilidad, que propone combate. Con lo que Charlo había mostrado en sus peleas anteriores, parecía un rival con las habilidades para dejar huella en la recta final de la carrera del Canelo.

Hace unos meses, escribí que Charlo podía significar esa rivalidad competitiva de tú a tú que tanto le hace falta al Canelo para los últimos años de su carrera. Charlo prometía ser, bajo esa óptica, el otro Golovkin de Canelo.

Sin embargo, en su última pelea ante Juan Macías Montiel, Jermall Charlo perdió algo de lustre. Lució humano, y no súper clase, contra un peleador que no es élite. Y particularmente, Jermall Charlo fue frenado una y otra vez con el golpeo al cuerpo. Charlo bajaba las revoluciones cada que sentía un golpe limpio al cuerpo. Al final, Jermall mostró debilidad ante una de las herramientas más efectivas que hay en el arsenal del Canelo.

Otro punto en contra de Jermall Charlo es que nunca ha peleado en las 168 libras, y si quiere una pelea con Canelo en 2022, el estadounidense llegará muy poco curtido en la categoría.

La pelea de Jermall Charlo contra Canelo, ya no parece lo que prometía ser hace unos meses. Charlo ya no parece, por el momento, uno de esos rivales que marcarán al Canelo Álvarez. Al final, en el boxeo eres tan bueno como tu última pelea. Y la última pelea de Charlo, no fue la mejor.

4. Dmitry Bivol

El Canelo y Eddy Reynoso cada vez son más receptivos a hacer campaña en los semi pesados, a pesar de que en algún momento llegaron a descartar la posibilidad. Pero en las últimas semanas, se han mostrado receptivos a la idea.

Si el objetivo prioritario del Canelo en 2022 es unificar las 175 libras como lo ha buscado en las 168, el paso natural es ir primero contra el campeón semi pesado de la AMB, el kirguiso Dmitry Bivol. Para 2022, Bivol podría ser el segundo rival más complicado de la categoría, solo detrás del ruso, Artur Beterbiev, monarca CMB y FIB.

Bivol es un peleador que parece chico para la categoría. No es propiamente un pegador, a pesar de su aspecto intimidante. Es más bien un peleador ligero para la división, que basa su estilo en ser un boxeador-pegador. Las últimas cinco peleas las ha llevado hasta la decisión.

Parece un campeón accesible para el Canelo, mientras se calienta una pelea con el verdadero león de las 175 libras, Artur Beterbiev.

5. Artur Beterbiev

El ruso, campeón semi pesado del CMB y de la FIB, está convertido en una máquina. Ha noqueado a los 16 rivales que ha enfrentado, y refleja fielmente el estereotipo del peleador postsoviético: frío, demoledor, impasible, carente de emotividad.

Hoy, el ruso tiene esa aura de invencible que tanto ayuda a calentar la promoción de una pelea con el Canelo en la segunda mitad del 2022. Artur Beterbiev es una máquina de tirar golpes con malas intenciones, sin mostrar ningún remordimiento al conseguirlo.

Ahora mismo, de todos los rivales posibles, Beterbiev parece la cumbre más alta que le falta escalar al Canelo Álvarez. Es un peleador que trae al ring las herramientas suficientes que uno pensaría que pueden complicarle a Saúl en una pelea, empezando por la diferencia de tamaño y pegada. Puede ser el último gran reto en la carrera del mexicano.

6. Gilberto “Zurdo” Ramírez

El Zurdo había estado ausente en los últimos meses por problemas con su promotora Top Rank, de la que terminó desligado. Ahora, ya milita bajo la promoción de Golden Boy Promotions que tiene planes importantes para el mexicano, ya peleando en 175 libras.

Si Gilberto Ramírez estuvo callado los últimos meses, hará mucho ruido en lo que resta de 2021 y sobre todo, en 2022. El Zurdo tiene una pelea pactada para el 9 de julio contra Sullivan Barrera, y de ganarla, es probable que busquen coronar a Ramírez lo antes posible.

Y la ruta más viable, evitando a Bivol y a Beterbiev, es con el otro campeón, el monarca de la OMB, Joe Smith. El estadounidense se coronó ganándole el cinturón vacante por decisión mayoritaria a Maxim Vlasov. De los campeones en las 175 libras, Smith parece el más débil.

Lo decíamos: Smith es un peleador grande y fuerte físicamente, pero que no tiene mayor virtud que eso. El Zurdo Ramírez está ya ubicado como el tercer clasificado de la OMB, y es probable que Golden Boy le gestione pronto la pelea con Smith, donde el mexicano tiene amplias posibilidades de ganar.

Ya coronado, el Zurdo Ramírez sería un objetivo ineludible si el Canelo quiere unificar las 175 libras en 2022, como pretende hacerlo en las 168. El Canelo ha dicho que es renuente a una pelea entre mexicanos, pero con un cinturón de título mundial, la cosa puede cambiar.

Los rivales que ya no debe enfrentar Canelo Álvarez

7. Gennady Golovkin

Ese barco ya partió. Con 39 años, y una sola pelea (de mediano nivel) en los últimos 19 meses, la carrera de Gennady Golovkin se ha metido en un pasmo. No parece tener interés en enfrentar a los mejores de las 160 libras; no suenan rumores de pelea ni con Jermall Charlo ni con Demetrius Andrade, y sí suenan rumores de una pelea hasta el último día del año 2021 contra el campeón AMB, Ryota Murata, el monarca más debil de la división.

La flama de la esperanza de una trilogía entre el Canelo y Golovkin ha ido consumiéndose, hasta ya no quedar nada. Para el Canelo, su negativa a aceptar un tercer enfrentamiento con el kazajo inmediatamente después de las dos primeras peleas, será un asterisco que marcará su carrera.

De todos los rivales, Golovkin fue el que más exigió al Canelo Álvarez sobre un ring en su etapa de madurez. Fueron dos peleas dramáticas, cerradas, controversiales, millonarias, que tenían todos los ingredientes para una saga histórica. Pero el Canelo, en evidente desgaste con su promotora y con DAZN, se rehusó a una tercera pelea, y el tiempo se le fue con la pausa pandémica.

Ya el tercer encuentro entre Canelo y Golovkin no representa nada. No aumentaría ya los blasones del mexicano un triunfo sobre un peleador cuya estrella parece ya muy cerca de apagarse.

8. Errol Spence

Un despropósito. Tanto Errol Spence, como el Canelo y Eddy Reynoso han coqueteado con la posibilidad de que el campeón welter suba desde las 147 libras hasta las 160 o 164 para enfrentarse al Canelo.

Sí, es una pelea que por los nombres suena atractiva, pero que por el bien del boxeo, no debe hacerse. Y es que disfrutamos de un deporte que, por naturaleza, lleva una carga de peligro mortal. El fantasma de los daños irreversibles para un peleador está siempre latente sobre el ring, y sumarle riesgo de forma artificial e irresponsable es un atentado al deporte.

Lo vimos cuando Kell Brook subió desde 147 libras hasta las 160 para enfrentar a un Golovkin en su mejor momento, y recibió una golpiza que marcó su carrera con fractura del hueso orbital en el ojo. Brook, el welter más brillante de su tiempo, nunca volvió a ser el mismo.

O cuando Canelo subió a Amir Khan hasta las 155 libras. Khan militaba en welter, pero su mejor momento había sido en las 140 libras. Saúl le aplicó un nocaut espeluznante que desconectó a Khan, en una pelea que pudo terminar mal, mucho peor de cómo terminó. Era un riesgo innecesario en una pelea que no aportó nada al currículum del Canelo.

9. Jaime Munguía

Jaime Munguía se ha estancado como un eterno prospecto. Y parece que las carreras de Munguía y el Canelo nunca estarán alineadas como para enfrentarse. Mientras Saúl termina sus asuntos en las 168 libras, y coquetea con incursionar en las 175, Munguía está intentando encontrar su lugar en las 160.

Canelo lleva prisa, y Munguía parece ralentizar el paso. Canelo tiene una urgencia de cinturones en 168 libras, y Munguía busca pelear con un calador como Gabriel Rosado en las 160. Van a velocidades distintas.

Para Munguía suena más factible hacer campaña en las 160, buscando peleas grandes contra Jermall Charlo o Gennady Golovkin, que perseguir el sueño de una pelea con el Canelo.

10. Demetrius Andrade

Si el nombre de Demetrius Andrade suena, es porque el mismo peleador ha sabido promocionar con la boca, lo que no ha podido mover con los puños. El campeón de peso medio de la OMB es un peleador laberíntico, de estilo arrevesado, arrítmico, anticlimático.

Irrumpió en la conferencia de prensa posterior a la pelea del Canelo y Saunders para retar al mexicano, y Saúl resumió perfectamente las características que vuelven a Andrade un peleador tan difícil de promocionar. “Eres un peleador horrible”, sentenció Saúl.

El Canelo no parece nada convencido de enfrentar a Andrade. Y mucho menos, mientras Demetrius se mantenga en las 160 libras, una categoría a la que Álvarez parece cada vez más decidido a no volver.

Es esa una pelea que se no se desea, no se busca y no se hará.

spence-pacquiao-tim-bradley

“Si Spence le gana a Pacquiao, deberá ser el mejor Libra por Libra”, señala Andre Ward

castaño-y-charlo

Lubin pidió al ganador de la pelea entre Castaño y Charlo