in

El día en que Don King y Donald Trump fueron uno solo

El famoso promotor de los cabellos erizados, Don King, se unió a la carrera política de Donald Trump, principal candidato del Partido Republicano a las elecciones presidenciales 2016 de los Estados Unidos de Norteamérica.

Va más allá que una simple estrategia política. Uno de los más controversiales y más polémicos promotores de pugilistas, Don King, quien a lo largo de la historia ha utilizado el boxeo como un negocio, más que como un deporte, se ocupó de enriquecerse a costa del manejo muchas veces cuestionable de boxeadores de talla mundial, quienes en muchos casos terminaron en la ruina y tuvieron que relanzarse como comentaristas, analistas, conferencistas y demás para volver a salir a flote económicamente. Pugilistas del nivel de Muhammad Alí, George Foreman, Mike Tyson, Sugar Ray Leonard, Roberto Duran, Julio César Chavez, entre otros, fueron principales víctimas de King que antes de incursionarse en el mundo de boxeo, llegó a tener problemas con la ley, estando implicado en más de un asesinato.

El candidato a la presidencia de Estados Unidos pelea cabeza a cabeza las elecciones con la ex secretaria de estado, Hillary Clinton. El representante del Partido Republicano fue muy cuestionado y criticado por sus temibles promesas de campaña y sus maneras de transmitirlas. Donald Trump prometió que si llegaba a la presidencia, construiría un muro en el límite entre Estados Unidos y México, para que ningún latino pueda entrar al país de forma ilegal. Entre sus descabelladas propuestas, Trump incluyó la identificación e investigación de los musulmanes que llegan a Estados Unidos. 

Donald Trump incluyó el auspicio político del conocidísimo promotor de boxeo, Don King, una figura igual de polarizante e igual de controversial para promocionar su campaña. Esto le dio resultados muy positivos, ya que en las redes sociales, principalmente en Twitter, se publicaron más de 100 mil mensajes en apoyo a esta unión, en menos de una hora. E incluso King generó política al utilizar el calificativo nigger para distinguir a la población afroamericana, una expresión que es cada vez más censurada en Estados Unidos, aunque de cierta forma sigue siendo permisible cuando se la dicen entre personas de raza negra. Por ese lado, podría ser una buena incorporación para el equipo de Donald Trump, aunque su imagen no es muy bien vista por los intereses que demostró a lo largo de su carrera como promotor de boxeo.

Además del uso de la palabra nigger, Don King generó polémica por sus mismas declaraciones en las que enfatizó que en la sociedad estadounidense, un negro nunca podrá emular el éxito de un blanco, pues nunca dejan de etiquetarlo como un negro. “Si eres pobre, eres un pobre negro, yo usaría la palabra nigger. Pero si eres rico, eres un negro rico. Si eres inteligente, eres un negro inteligente. Si eres intelectual, eres un intelectual negro. Serás negro, hasta el dia que mueras”.

Más allá de eso, Don King mantiene una influencia importante en ciudades como Ohio y Cleveland, y podría ser de gran utilidad para el candidato a la representación de Estados Unidos. Al meos ya lo hizo generando controversia, y fortaleciendo el discurso político de Trump en que se enfatizan los perfiles raciales.

Por su parte, Donald Trump sabe que esta noticia es un paso importante para su campaña y hará todo lo posible para acaparar la atención del público y sumar así la mayor cantidad de votos en las elecciones del 8 de noviembre.

Anthony Crolla y Jorge Linares listos para su contienda

Saunders es la clave para la realización de #CaneloGolovkin