El día que le vendaron los ojos al Travieso Arce para llevarlo con el Chapo Guzmán
in

El día que le vendaron los ojos al Travieso Arce para llevarlo con el Chapo Guzmán

Jorge “Travieso” Arce reveló que en el punto de máxima fama un grupo de policías lo secuestró, le vendó los ojos y lo llevaron a conocer al Chapo Guzmán y a los máximos jefes del narcotráfico mexicano del momento.

Lo admiraban y lo querían saludar. La revelación la hizo en el programa Entre Camaradas, con Javier Alarcón.

Ocurrió después de Big Brother

El excampeón mundial mexicano asegura que el hecho ocurrió a finales de 2003, cuando salió del programa Big Brother VIP.

“Cuando salí de Big Brother mi fama estaba a todo lo que daba”, recuerda Arce entre risas. “Parecía Luis Miguel. A donde llegaba la gente se amontonaba”.

Y en esa fase de máxima fama, fue cuando los capos del narcotráfico quisieron conocerlo y saludarlo.

“Un día, me pararon unos policías y me vendaron los ojos”, recuerda el Travieso. “Me dijeron que alguien me quería saludar. Me llevaron a un rancho, no supe dónde, porque me vendaron los ojos. Que solo me quería saludar alguien, que no me iba a pasar nada. Fui, porque no pude decir que no, pues vi que era gente armada. Saludé a todos los nombres que te pudieras imaginar. Todos, ahí estaban”.

“A todos”: Conoció al Chapo, al Mayo, a Beltrán Leyva

A pregunta expresa de si estaba Joaquín “Chapo” Guzmán en esa reunión, el Travieso Arce respondió que sí, que estaban todos, incluyendo Ismael “Mayo” Zambada y Arturo Beltrán Leyva.

“Estaban todos, y cuando te digo todos, es todos”, dijo Arce con un dejo de misterio. “Algunos de los que conocí ya están muertos. Como el que mataron en Cuernavaca (en 2009), Arturo Beltrán Leyva“.

Arce relata que cuando los vio a todos ahí reunidos los reconoció, e incluso, bromeó con ellos al respecto.

“Los saludaba, les decía que mucho gusto”; recuerda Arce. “Y entre risas yo les decía, que en algún lado los había visto. Me decían ‘campeón, cuídate, te queremos, apostamos por ti'”.

El regalo que Arce no aceptó

Incluso, el Travieso Arce revela que le querían regalar lo que él quisiera. Le ofrecían una camioneta.

“Conviví con ellos un rato”, revela Arce. “Me preguntaron que qué quería. Me querían regalar una camioneta BMW X5 con un moño rojo. Decían que era para mí, que habían cooperado entre todos para comprarla. Yo les dije que no podía aceptar esa camioneta, que no tenía ni para pagarle la tenencia”.

El Travieso asegura que no aceptó el regalo y que lo único que les pidió es que lo regresaran a salvo.

“Me insistieron que qué quería y solo les dije que me dejaran donde me recogieron sano y salvo”, asegura Arce. “Me regresaron y aquí estoy, vivito y coleando”.

La atracción de los narcos por el boxeo

El Travieso acepta que a los narcotraficantes les gusta el boxeo, y que han buscado siempre a los grandes campeones para convivir. Incluso, ha sido famosa, la escena donde uno de los hermanos Arellano Félix sube al ring del Estadio Azteca junto a Julio César Chávez en su pelea contra Greg Haugen en 1993.

“El ambiente del boxeo, las apuestas, los golpes, es lo que los atrae”, acepta Arce. “Todos traemos la sangre caliente, y cuando ven una pelea se emocionan. Y creo que eso es lo que les llama la atención”.

Haz click aquí para leer toda la nota

 

 

Tyson Fury y las razones por las que espera a un Wilder más peligroso en la tercera pelea

Tyson Fury y las razones por las que espera a un Wilder más peligroso en la tercera pelea

El Travieso Arce y su primera coronación a los 19 años contra Juan Domingo Córdoba

El Travieso Arce y su primera coronación a los 19 años contra Juan Domingo Córdoba