in

El fin de semana boxístico volvió a dejar decisiones polémicas

Una semana después de la desafortunada intervención del réferi Pat Rusell, que dio por terminado el último round de la pelea Bradley-Vargas al confundir la advertencia de los 10 segundos con el campanazo final, el fin de semana de combates volvió a dejar un par de fallos discutibles.

Junior Granados vs. Jamie Conlan

El invicto peleador irlandés nacido en Belfast, Jamie “The Mexican” Conlan (13-0-8 KO’s), buscaba lucir frente a su gente en el Estadio Nacional de Dublín, Irlanda. La víctima potencial en el encuentro de peso súper mosca, y que pisaba terreno hostil, era el joven yucateco de 22 años, Junior Granados (13-3-8 KO´s). Según lo informado por algunos periódicos y sitios especializados en boxeo, la pelea que Granados le dio a Conlan durante los primeros rounds pudo haber sido detenida debido al castigo que el irlandés estaba sufriendo.

En el séptimo round el mexicano Granados conectó un golpe al cuerpo que derribó a Conlan. Luego de reincorporarse, este cayó a la lona por segunda vez, producto de una serie de golpes que Granados tiraba buscando el nocaut definitivo. Conlan hizo un esfuerzo considerable y logró sobrevivir el resto de los siguientes tres rounds. Finalmente los jueces le otorgaron una decisión unánime–apreciable como localista–con las puntuaciones: 96-92, 95-93, 95-93.

Jamie Conlan después del combate en Dublín, con el cinturón Intercontinental de la OMB que estuvo de por medio el sábado en su pelea con Junior Granados. 

                                                                                       

Ramón Álvarez vs Richard Gutiérrez

La pelea estelar que Box Azteca presentó el pasado sábado estuvo lejos de ser eso mismo. El hermano de Canelo Álvarez, Ramón, le dio un cabezazo accidental al colombiano Richard Gutiérrez en un intercambio de golpes, justo cuando el combate parecía entrar en calor. El cabezazo le provocó una cortada en el labio a Gutiérrez, quien después de ser revisado por el doctor, no salió a terminar el cuarto round y así concluyó la función realizada en el CUM de Hermosillo, Sonora.

Ramón “El Inocente” Álvarez manifestó su descontento por medio de las redes sociales argumentando que en otras ocasiones han existido heridas de mayor consideración y los peleadores toman la decisión de continuar. “Según venían a morirse en la raya y por un cabezazo accidental que no causara mayor problema, tanto peleador como entrenador toma la decisión de ya no salir”, escribió Álvarez en su cuenta de Twitter.

 

Este fue el atuendo de Mayweather para festejar el 4 de julio

El entrenador que amenazó con una pistola a Mike Tyson