El incómodo pasado de Anthony Joshua: Así recuerda su paso por la cárcel y lo que aprendió
in

El incómodo pasado de Anthony Joshua: Así recuerda su paso por la cárcel y lo que aprendió

Antes de convertirse en campeón mundial, y en una de las más importantes figuras del boxeo actual, Anthony Joshua tuvo que pasar por la cárcel en su juventud. El peleador narró esos momentos y las lecciones que recibió.

Cuando estaba por dejar la adolescencia tuvo su primer arresto.

El paso de Anthony Joshua por la cárcel

Joshua refiere que fue por “peleas y otras cosas locas”. Estuvo detenido dos semanas.

“Fue un par de semanas”, narró Joshua para el podcast Song’s For Life de Apple Music. “Me pusieron cargos, y me pusieron en detención temporal. O sea que te ponen en una locación segura para que no tenga influencia sobre el caso y no veras a ciertas personas”.

Durante la detención, Joshua recuerda que tuvo altercados con otros jóvenes que estaban internados en la misma cárcel. Pensando en que muy probablemente caería recluido nuevamente, Joshua comenzó en el boxeo.

“Cuando salí bajo fianza, es cuando empecé a aprender a boxear y a levantar pesas”, recuerda Joshua. “Porque pensé que si un día me tocaba cumplir una sentencia larga y me encontraba ese tipo de chicos idiotas en la cárcel, tendría que defenderme. Así que empecé a levantar pesas con mi primo. Me inscribí en uno de esos gimnasios para tipos duros”.

Cuando salió de la cárcel, Anthony Joshua seguía monitoreado para evitar que se metiera en problemas.

“Tenía un rastreador”, explica Joshua. “Como había salido bajo fianza tenía un rastreador en la pierna y tenía que estar en mi casa a las 8 de la noche todos los días. Estaba bajo una estricta rutina en esa época cuando solo tenía 17 o 18 años”.

Y cuando le quitaron el rastreador es que pudo comenzar su paso por el boxeo.

“Creo que eso me ayudó con mi boxeo”, explica Joshua. “Cuando me quitaron el rastreador, ya estaba en una posición en la que podía dedicarme al boxeo”.

Ahí aprendió a alejarse de sus propios demonios.

“Tuve que bloquear cualquier cosa que el demonio tuviera para mí”, recuerda Joshua. “Y aprender a estar enfocado en el camino correcto. Es una batalla que sigo librando, pero ya sé cómo manejarla”.

Cargos por posesión de mariguana

Pero esa no sería la última vez que Anthony Joshua se metería en problemas con la ley. La otra ocurrió cuando ya era parte del equipo nacional de Gran Bretaña que se preparaba para participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

“Ya estaba en el equipo olímpico de Gran Bretaña, un año antes de los Juegos Olímpicos”, recuerda Joshua.

Anthony Joshua en el equipo olímpico de Gran Bretaña
Anthony Joshua en el equipo olímpico de Gran Bretaña

Joshua recuerda que como atleta de alto rendimiento recibía una beca considerable con la que vivía con ciertos lujos. Tenía un Mercedes Benz y vivía en una buena zona en Londres.

“Era una zona notable, Grahame Park, al noroeste de Londres”, recuerda Joshua sobre ese día. “Llevaba puesto mi uniforme del equipo de Gran Bretaña, soy un joven boxeador, manejaba mi Mercedes por la zona. Y luego la policía encubierta, que eran tres oficiales, dos muy buena onda, pero siempre hay un oficial que pensaba que yo mentía, y sospechaba de mí. Dijo que mi auto tenía un olor extraño”.

Joshua argumentó que su primo era un rasta, que fumaba mariguana y que recién lo había dejado en la estación. Que él solo intentaba concentrarse en los Juegos Olímpicos.

“De pronto, ví que el oficial llegó con una bolsa preguntándome qué era eso”, recuerda Joshua. “Yo pensé en escaparme. Pero pensé en que mi teléfono estaba ahí, que soy parte del equipo olímpico, así que lidié con eso como un hombre”.

Le terminaron fincando cargos por posesión de nueve onzas de mariguana para uso personal, y él mismo se declaró culpable. La pena fue de una sentencia de 100 horas de trabajo no remunerado, y 12 meses de trabajo comunitario.

“Terminé mi servicio comunitario, me suspendieron temporalmente del equipo olímpico, y fue una época muy dura”, recuerda Joshua.

Eso, asegura, lo hizo madurar y tomó algunas decisiones.

“Aprendí cómo volverme más inteligente” explica Joshua. “Cambié mi auto, era muy llamativo. Y es por eso que, ahora como boxeador, ya sé cómo mantenerme con perfil bajo. Y lo más importante, aprendí el arte de resurgir”.

Anthony Joshua pudo volver al equipo olímpico de Gran Bretaña y ganar medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El baile de Oleksandr Usyk que querrás de borrar de tu mente

El baile de Oleksandr Usyk que querrás borrar de tu mente

Las 5 cosas que hacen a Iván Drago realmente malvado en Rocky IV

Las 5 cosas que hacen a Iván Drago realmente malvado en Rocky IV