El justo valor de Roy Jones: Lo que piensan 5 miembros del Salón de la Fama que pelearon con él
in

El justo valor de Roy Jones: Lo que piensan 5 miembros del Salón de la Fama que pelearon con él

Durante su carrera, Roy Jones Jr fue un peleador que polarizó las opiniones. Por un lado, hay quienes lo consideran un virtuoso, por esa mezcla de velocidad y explosividad en su boxeo. Por el otro lado, hay quienes lo consideran un payaso por sus desplantes sobre el ring.

Lo que es innegable es que Roy Jones se coronó en cuatro categorías, desde peso medio hasta los pesados. Por varios años fue el mejor peleador Libra por Libra en el mundo. Y en la década de los 90, y primeros años de los 2000, parecía invencible, particularmente en su paso por las 160 y 168 libras. Fue ya peleando en semi pesado cuando Antonio Tarver se encargó de robarle esa aura de invencibilidad y dejarlo bajo sospecha la resistencia de su mandíbula.

Pero el currículum de Roy Jones es brutal. La lista de nombres a los que enfrentó, y a muchos de ellos venció seguramente terminará alcanzando una decena de miembros del Salón de la Fama.

Para entender el verdadero peso que debe tener la figura de Roy Jones en la historia del boxeo, la revista The Ring entrevistó a varios personajes del boxeo para que dieran su opinión sobre Jones.

Y esto fue lo que dijeron los rivales que lo enfrentaron y que hoy son miembros del Salón de la Fama, o que en el futuro serán inmortales seguros.

1. Bernard Hopkins

Roy Jones se enfrentó dos veces a Bernard Hopkins. Y la primera vez que ambos se encontraron, los dos buscaban coronarse por primera ocasión. Fue el 22 de mayo de 1993, y Jones ganó la decisión unánime para quedarse con el campeonato mundial de peso medio de la FIB que estaba vacante.

Y la segunda ocasión que ambos pelearon fue 17 años después, el 3 de abril de 2010, ya peleando en semipesado. En un duelo de veteranos, Hopkins ganó por decisión unánime.

“El Roy Jones de comienzos de su carrera en 1993, fue el mejor peleador al que enfrenté”, explicó Hopkins. “Tenía velocidad, reflejos, poco ortodoxo, era ese tipo de peleador. Nadie le habría ganado a Roy Jones en ese nivel que tenía en ese momento. Fue lo suficientemente inteligente para neutralizar mis mejores armas y lo suficientemente inteligente para no ser conectado con mis mejores golpes. Aunque pude meter algunos buenos golpes, no lo podía golpear más de una vez. Roy era de esos peleadores a los que si los conectabas una vez, podía irte a casa con eso. Si le pegabas tres veces, oh Dios mío!”

2. James Toney

Hasta 2020, James Toney no había entrado al Salón de la Fama, pero seguramente lo hará en los próximos años.

Roy Jones y James Toney se enfrentaron el 18 de noviembre de 1994 por el campeonato mundial súper mediano de la FIB que estaba en poder de Toney. En ese momento, Toney era el segundo mejor peleador Libra por Libra en el mundo y Jones era el tres.

Jones se llevó la victoria por decisión unánime.

Roy Jones fue, por mucho, el mejor peleador al que enfrenté”, reveló Toney. “Tenía todos los intangibles. Podía entrar y salir, y era como una versión más pequeña de Ali. Muy rápido y muy buen peleador, la mejor velocidad de manos a la que enfrenté. Nadie era así de rápido. Era ridículamente rápido. Michael Nunn era rápido, pero no tenía la velocidad de Roy Jones“.

3. Mike McCallum

McCallum estaba en la recta final de su carrera cuando enfrentó a un Roy Jones en plenitud el 22 de noviembre de 1996. Se disputaban el título interino semi pesado del CMB, que luego sería absoluto. Roy Jones se llevó una cómoda decisión unánime.

“Tenía pies muy rápidos”, explicó McCallum. “Era elusivo gracias al puro trabajo de pies. Peleé con algunos chicos muy inteligentes en mi época, pero creo que Roy fue el más inteligente. Era muy astuto, lo que no sorprendió. Yo sabía que era un peleador preciso, pero siempre parecía estar un paso adelante de mí”.

4. Virgil Hill

El 25 de abril de 1998, Roy Jones se enfrentó a Virgil Hill en una pelea con peso pactado de 177.5 libras. Hill recién había terminado un largo reinado en la división de los semipesados que se cortó con una derrota frente Dariusz Michalczewski. En su primera pelea de regreso, se enfrentó a Jones que en ese momento ya coqueteaba con subir a los pesados.

Jones noqueó brutalmente a Hill con un gancho a las costillas en el cuarto round.

“Era muy rápido de manos”, describe Hill. “Tenía muchos intangibles. Era rápido, pegaba fuerte, tenía buen movimiento. Nunca lo sacudías con nada. Si lo conectaba con un buen golpe, no te dabas cuenta, porque no demostraba el dolor. Nunca pensé que pudiera tirar un golpe al cuerpo, porque nunca tiraba golpes al cuerpo. Cuando revisé el video de la pelea, noté que su entrenador le dijo que hiciera esto, y aquello, y luego me clavara un golpe al cuerpo. Roy me rompió la costilla. Nunca vi venir el golpe, pero de cualquier manera, nunca me habían golpeado tan duro antes”.

5. Félix Trinidad

Roy Jones enfrentó a Félix Trinidad el 19 de enero de 2008. Para entonces, Jones ya había tenido las dos derrotas contra Tarver y la otra derrota contra Glen Johnson. Su áura de invencibilidad se había evaporado. En 2006 y 2007 solo hizo dos peleas de bajo perfil. Igualmente, Trinidad venía de una inactividad de tres años y esa sería la última pelea de su carrera.

En ese combate, pactado en 170 libras, se apareció algo del viejo Roy Jones. Se vio rápido, y explosivo. Derribó dos veces a Tito y se llevó una cómoda decisión unánime.

“Tengo un gran respeto por Roy Jones“, dijo Trinidad. “Es un peleador completo con tremendas habilidades. Era rápido, con manos fuertes y reflejos increíbles. Peleé con lo mejor de lo mejor, pero si tuviera que escoger uno, tendría que ser Roy Jones. Fue uno de los más dominantes peleadores de la década, y llegó a ser campeón mundial pesado”.

6. Antonio Tarver

Probablemente, Antonio Tarver nunca llegue al Salón de la Fama, porque más allá de sus peleas con Roy Jones, tiene pocos méritos más. Pero sin duda, será recordado principalmente por sus peleas contra Jones, cuando estaba en el pico de su popularidad. Jones recién había ganado el titulo mundial pesado de la AMB, y bajó nuevamente a semipesado para enfrentar a Tarver.

En esa primera pelea, el 8 de noviembre de 2003, Jones ganó una polémica decisión mayoritaria. No había podido dominar como solía hacerlo acusando problemas para dar el peso de 175 libras al haber bajado de los pesados. La duda generó una revancha, el 15 de mayo de 2004, y esa vez, Tarver le dio un nocaut brutal a Jones en el segundo round.

La debacle de Roy Jones no terminaba ahí. En su siguiente pelea fue salvajemente noqueado por Glen Johnson, permaneció varios minutos sobre la lona y tuvo que ser llevado directo al hospital.

Después de eso, vino la tercera pelea con Antonio Tarver, y Jones volvió a perder por decisión unánime. Las peleas con Tarver y Johnson marcaron un parteaguas en la carrera de Roy Jones. Pasó de ser uno de los mejores Libra por Libra, virtuoso y casi invencible, a ser un peleador aparentemente frágil y rodeado de duda e incertidumbre.

Roy fue el más peleador más agraciado y más talentoso con el que peleé”, recuerda Tarver. “Realmente tuve que mejor mi boxeo para poder vencerlo. Sacó lo mejor de mí. Por supuesto, haber sido el primer hombre que noqueó a Roy Jones es un blasón en mi historial. Fue el peleador más rápido al que enfrenté. Su velocidad era increíble. Veía venir todos sus golpes, pero yo estaba en mi mejor nivel. Él te hacía subir tu nivel. Tenías que llegar hasta la cima de la montaña con Roy Jones, o te superaría y te sacaría del ring”.

Me desafié a mí mismo en formas en que no pensé que podía, y me hice mejor de lo que mucha gente pensaba que podía, porque enfrenté a un gran peleador. Era muy dinámico, se movía mucho sobre las puntas de los pies. Tenías que ser paciente, tenías que esperar tu turno, porque muchas veces se movía cuando tu empezabas tu estrategia ofensiva y salía de tu camino”.

Aun más brutal: El aterrador nuevo video de Mike Tyson haciendo manoplas

Aun más brutal: El aterrador nuevo video de Mike Tyson haciendo manoplas

Luces y sombras de Carlos Monzón: El asesinato que nubló la leyenda

Luz y sombra de Carlos Monzón: El asesinato que nubló la leyenda