in

El Vaquero Navarrete gana decisión unánime a Rubén Villa y es nuevo campeón mundial pluma OMB

El Vaquero Navarrete gana decisión unánime a Rubén Villa y es nuevo campeón mundial pluma OMB

Emmanuel “Vaquero” Navarrete venció a Rubén Villa por decisión unánime para coronarse campeón mundial pluma de la OMB la noche del viernes en Las Vegas.

El nuevo campeón derribó dos veces a Villa en el comienzo de la pelea. Primero en el round inicial, y luego, en el cuarto episodio. Con eso, Navarrete construyó una ventaja que resultó crucial para evitar una pelea cerrada.

Lo mejor de DAZN

Y es que Navarrete no hizo la pelea más lúcida, pero supo imponerle su superioridad física a un Rubén Villa que se veía mucho más pequeño. El Vaquero se veía poderoso en su primera pelea titular en peso pluma. Se sigue viendo grande para la categoría, con brazos muy largos. Y, además, los golpes de Villa, de quien se sabía que no era un gran pegador, nunca movieron a Navarrete.

Pero, a la vez que se veía grande y poderoso, Navarrete también se veía lento y pesado. Nunca pudo encontrar ese ritmo frenético que llegaba a exhibir en súper gallo para liquidar a su rival. Pueden ser mil cosas: que requiere acoplarse a la nueva categoría, que requiere trabajar la subida de peso enfocándose en masa muscular, que son tiempos que en no se puede entrenar con regularidad. En fin.

Sin embargo, Navarrete se vio superior desde el mismo primer round. Es cierto que por momentos puede parecer un peleador raro. Desgarbado, arrítmico, expuesto, abierto, accidentado, cambia de guardia de forma poco natural. Pero, de pronto, es capaz de ciertas sutilezas en su boxeo que son las que ilusionan a los aficionados mexicanos.

En ese primer round, Navarrete dio una muestra de esas sutilezas, cuando le propinó su primera caída. Fintó que iba a tirar un gancho de izquierda arriba, pero cuando Villa mordió el cebo y movió el guante, Navarrete cambió a un upper largo y contundente. El golpe entró secó a la barbilla de Villa y le sacudió violentamente la cabeza. Entre sorprendido y lastimado, Villa se fue de sentón a la lona. Se levantó algo sacudido, pero en buenas condiciones.

En esos primeros rounds, Navarrete se veía más confiado. Con más control del ring. Y Villa, sacudido y algo temeroso, no lograba encontrar ritmo, ni distancia en su pelea.

En el cuarto episodio, el Vaquero Navarrete le propinó a Villa el segundo derribe. En un cruce, en que ambos peleadores dispararon sus golpes, el Vaquero fue más rápido y le ganó la mano, metiéndole una violenta mano izquierda que volvió a sacudirle la cabeza a Villa. Se fue a la lona y se levantó rápido para seguir en el combate.

En cuatro rounds Navarrete ya había tirado dos veces a Villa y parecía que la pelea terminaría pronto. Sobre todo, porque el Vaquero Navarrete es uno de los peleadores con más desarrollado instinto asesino en el boxeo actual. Es un peleador que cuando siente la presa herida, no la deja ir y la termina.

Pero, esta vez, en su primera pelea titular en peso pluma, Rubén Villa se le fue vivo. En los rounds intermedios, Villa empezó a boxear, a moverse sobre las puntas de los pies, a rehuir el combate, y buscando marcar puntos en base a combinaciones cortas.

Navarrete iba por él, le cortaba el ring, le cerraba las salidas, pero no lograba meter los golpes de poder que pudieran lastimar a Villa. Así fue como Rubén Villa pudo ganar algunos rounds.

Al Vaquero le faltó pisar el acelerador. Subirle el ritmo al golpeo y a la persecución. Cuando lo quiso hacer, en el último round, ya no le alcanzó el tiempo, a pesar de que persiguió a Villa por todo el ring, lo conectó con solidez, y parecía que podía conseguir un nocaut de último minuto. Pero Villa se le volvió a ir vivo.

Al final, los jueces vieron ganar a Navarrete por decisión unánime. Dos de ellos lo vieron ganar 114-112, tarjetas en que las dos caídas que el Vaquero Navarrete le propinó a Villa fueron cruciales; mientras que el otro juez vio ganar  al Vaquero, 115-111. La tarjeta oficial de IZQUIERDAZO vio ganar a Navarrete, 116-110.

Y así, Emmanuel “Vaquero” Navarrete consiguió coronarse en su segunda categoría de peso, y es el nuevo campeón mundial pluma de la OMB. Al final del combate, pidió una pelea de unificación el campeón pluma de la FIB, el inglés Josh Warrington.

Yamil-Peralta-pelearia-regreso-boxeo-Argentina

Boxeo en Argentina reanudaría con Yamil Peralta defendiendo título sudamericano

Se cayó tercera pelea entre Wilder y Fury, según reporte; equipo de Wilder desmiente

Se cayó tercera pelea entre Wilder y Fury, según reporte; equipo de Wilder desmiente