in

En pelea de Lomachenko contra Teófimo estarán 250 asistentes de personal médico que luchó contra Covid-19

En pelea de Lomachenko contra Teófimo estarán 250 asistentes que serán personal médico que luchó contra Covid-19

El promotor Bob Arum reveló que para la pelea entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López podrán estar 250 asistentes presentes en la arena del Centro de Conferencias del MGM Grand en Las Vegas, pero que esos lugares se destinarán a médicos, enfermeros y camilleros que trabajaron en la primera línea de asistencia en la lucha contra el COVID-19.

La pelea entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López se realizará el próximo 17 de octubre en Las Vegas, por la unificación de los pesos ligeros.

“No habrá boletos disponibles”, aclaró Bob Arum en una conferencia de prensa virtual. “La mayoría de la gente que podrá estar, bajo protocolos estrictos, serán los llamados primeros respondientes. Queremos agradecer a todas esas personas en Nevada que trabajaron en hispitales, cuidando a pacientes de COVID”.

Los peleadores también tendrán algunos lugares disponibles para sus familias.

“Habrá algunos asientos adicionales entre las 250 personas para los peleadores”, dijo Arum, “para que puedan invitar a personas que son cercanas y queridas para ellos, y a quienes no se les hubiera permitido estar bajo el antiguo protocolo”.

Arum insistió en que ninguno de esos 250 boletos estarán a la venta.

“No habrá ventas de boletos ni nada de eso”, agregó Arum. “Y creo que Evan Korn (director de relaciones con los medios de Top Rank) clarificará que quizás alguno de esos asientos esté disponible para la prensa, bajo muy estrictos protocolos de monitoreo, que les distribuiremos a todos los que quieran asistir a la pelea”

El promotor aclaró que esos 250 asistentes gracias a los nuevos protocolos aprobados por la Comisión Atlética de Nevada para esta pelea.

Rose Fitzsimmons, la mujer que reinó entre los pesados

Rose Fitzsimmons, la mujer que reinó entre los pesados

martinezmatthysse

Video del sparring de Lucas Matthysse y Maravilla Martínez en 2010