in

En pelea que llevaba perdida en las tarjetas, Egidijus Kavaliauskas noqueó a Zewski en el octavo

En pelea que llevaba perdida en las tarjetas, Kavaliauskas noqueó a Zewski en el octavo

A una pelea que llevaba perdida en las tarjetas, el lituano Egidijus Kavaliauskas logró darle la vuelta para doblegar a base de poder al canadiense Mike Zewski por nocaut técnico al arrancar el octavo episodio, la noche del sábado en Las Vegas.

Fue una buena pelea y un buen emparejamiento de estilos. Ambos peleadores duros, frontales, bravos y con poder de pegada. Pasaron gran parte de la pelea intercambiando en el centro del ring, y tratando de imponer su poder.

Lo mejor de DAZN

Hubo pasajes de la pelea en que ambos se envalentonaron y se enfrascaron en un duelo de bombazos, arengándose el uno al otro a pegarse más duro. Y ahí se vio que Kavaliauskas tenía la ventaja del poder, y que Zewski lo resentía. En uno de esos intercambios bravucones, ambos peleadores se conectaron, pero fue Zewski quien parpadeó primero y se replegó del duelo. Dio la impresión de que sintió el golpeo del lituano.

Poco a poco, Zewski fue desvaneciéndose en el combate. Lo que empezó como un duelo muy interesante y muy parejo, empezó a irse para el lado del lituano.

Con poder, Kavaliauskas inclinó la pelea a su lado

Y en el séptimo round llegó el momento que inclinó la balanza de forma definitiva para el lado de Kavaliauskas. Justo cuando terminaba el episodio, Zewski cometió el error de ir desde la distancia a tirar un recto al estómago del lituano, quien parecía estarlo esperando. Kavaliauskas lo contragolpeó con un upper de derecha que le volteó la cabeza a Zewski.

Al canadiense se le doblaron las piernas pero logró mantenerse en pie un instante. En cuanto Kavaliauskas lo sintió lastimado fue por él, con una tormenta furiosa de golpes de los cuales la mayoría entraron al rostro del canadiense. Zewski cayó, logró levantarse cuando el conteo iba en nueve. Y lo salvó la campana. Regresó a su esquina muy mermado.

Tan pronto como inició el octavo round, se acabó. Sonó la campana y Kavaliauskas se lanzó de inmediato sobre Zewski. Le tiró un jab y se lo dejó en la cara para obstruirle la visión, para de inmediato rematarlo con un violento gancho de derecha que entró seco al rostro del canadiense.

Zewski se volvió a ir a la lona. Y esta vez, el réferi de inmediato dio por terminado el combate, sin conteo alguno.

El lituano iba a abajo en las tarjetas

El nocaut de Kavaliauskas fue providencial, pues tras siete rounds, dos de los tres jueces lo tenían perdiendo por dos puntos contra Zewski. Una apreciación controversial, si se quiere, pero que no resiste el poder de un nocaut.

Kavaliauskas confirmó el buen sabor de boca que dejó contra Crawford

Egidijus Kavaliauskas confirmó lo que había mostrado en su pelea ante Terence Crawford en diciembre pasado: es un peleador duro, resistente, y perseverante. Puede parecer rústico, pero tiene su grado de inteligencia y una actitud irreductible. A uno de los mejores Libra por Libra como Crawford lo tiró, y le dio una pelea digna que obligó al estadounidense a exigirse para poder doblegarlo.

Aquella actuación contra Crawford fue la que hizo al lituano ganarse la oportunidad de encabezar una cartelera como la de esta noche.

Y Kavaliauskas entregó una actuación sólida, en una pelea muy atractiva para el aficionado, quedándose con el triunfo.

 

De la Hoya rompe el silencio; espera que conflicto con Canelo se resuelva fuera de tribunales

De la Hoya rompe el silencio y espera que demanda con Canelo se resuelva fuera de tribunales

Kell Brook hace sparring con Billy Joe Saunders rumbo a una posible pelea con Crawford

Kell Brook hace sparring con Billy Joe Saunders rumbo a una posible pelea con Crawford