in

Es hora de reconocer a Tyson Fury como uno de los mejores Libra por Libra en el mundo

Es hora de reconocer a Tyson Fury como uno de los mejores Libra por Libra en el mundo
Es hora de reconocer a Tyson Fury como uno de los mejores Libra por Libra en el mundo

Es hora de reconocer a Tyson Fury como uno de los mejores peleadores Libra por libra en el mundo. Es hora de darle al gigante inglés el reconocimiento que se ha ganado sobre el ring, y que tanto se le ha regateado a lo largo de su carrera.

Por alguna extraña razón, el inglés es alguien a quien hemos desestimado en automático. Lo poníamos como víctima contra Wladimir Klitschko, lo poníamos como víctima dos veces contra Deontay Wilder. Cuando se fue a la lona en aquel round 12 contra Wilder, todos nos volteábamos a ver con cara de sabelotodos diciéndonos con una sonrisa de complacencia que era cuestión de tiempo para que Fury cayera noqueado. Simplemente esperábamos que Wilder terminara su diligencia contra Fury, para ver la pelea que sí queríamos ver: Wilder contra Anthony Joshua. Pero Fury se levantó de la lona y nos arruinó los planes.

Lo mejor de DAZN

Durante años, hemos pasado por alto el enorme corazón de Tyson Fury, quien enarbola todas las cualidades del peleador inglés: gallardía, honor, corazón, heroísmo, romanticismo, épica. Los peleadores ingleses no tienen que ser los mejores, pero con su enorme corazón remplazan aquello que les falta.

En 2015, Fury dio el batacazo del siglo al derrotar de forma decisiva a Wladimir Klitschko en Alemania y romper un reinado de casi 10 años, y 18 defensas exitosas.

Ese día, con su personalidad única, Tyson Fury sacó a la división de los pesados de la oscuridad. Tyson Fury tomaba el micrófono y cantaba sobre el ring después de cada victoria. Era el perfecto contraste con los hermanos Klitschko y la gélida forma de ser de dos chicos soviéticos que se criaron a un lado de la planta nuclear de Chernobyl en el antiguo régimen comunista.

La categoría se había mantenido en poder de los hermanos Klitschko durante una década. Los hermanos ucranianos Wladimir y Vitali, nunca quisieron pelear entre ellos por una promesa que le hicieron a su madre, y se repartían los cinturones de los cuatro principales organismos.

Los Klitschko dominaban a placer a cuanto rival se les enfrentaba. Y secuestraron la división para llevársela a Europa, haciendo casi todas sus peleas en Alemania.

El triunfo de Tyson Fury sobre Wladimir Klitschko el 28 de noviembre de 2015, en Dusseldorf se convirtió en una de las efemérides esenciales para contar la historia de la división de los pesados en la época moderna.

P U B L I C I D A D

Compra en AMAZON la camiseta de Tyson Fury, el Gipsy King, con envíos a todo México. A solo 338 pesos mexicanos más envío.

Y de ahí, al estilo de Muhammad Ali, Tyson Fury se fue a un retiro forzado, donde al paso de los meses lo fueron despojando de cada uno de sus cinturones. El campeón lineal perdió sus cinturones en la mesa. Fue un retiro forzado por las adicciones, la depresión y los pensamientos suicidas. Pasó casi tres años sin pelear. Hasta que volvió.

Volvió en 2018, y ese mismo año consiguió una pelea contra Deontay Wilder por el campeonato mundial pesado del CMB. Fury iba a asesinar otra leyenda.

Cuando Deontay Wilder se coronó campeón pesado del CMB en 2015, se ciñó el cinturón que había dejado vacante Vitali Klitschko con su retiro. Wilder se convirtió en el primer campeón pesado estadounidense desde 2007.

Ante Wilder en la primera pelea, Tyson Fury le ganó casi todos los rounds. Pero el estadounidense logró tirar dos veces a Fury. Y la pelea terminó en empate.

Pero Tyson Fury es un tipo que sabe cómo construir historias épicas. En el último round, Wilder logró meter un par de manos poderosas y Fury se fue a la lona como tabla. Se quedó inerte, viendo a las lámparas. De pronto, cuando el conteo iba en seis, se incorporó como si el alma le hubiera vuelto al cuerpo. Y llegó hasta el campanazo final para sacar un empate histórico.

Era una pelea que ordenaba revancha. Y finalmente, la revancha se dio el 22 de febrero. Tyson Fury dio la pelea de su vida. Arrasó a Deontay Wilder, lo tiró dos veces. Hizo lo que nadie esperaba que fuera a hacer: ir a fajarse con el noqueador. Y en el séptimo round, la esquina de Wilder lanzó la toalla para detenerle el combate a su peleador. Fury lo había vuelto a hacer: había reventado nuevamente los pronósticos. El asesino de leyendas seguía haciendo historia.

Tyson Fury fue recibido como héroe en su regreso a Inglaterra

Tyson Fury, no lo minimicemos, es el rostro de la resurrección de los pesados en la cultura popular. Con sus triunfos, Fury descongeló a la máxima categoría de esa Era del Hielo que fue el reinado de los Klitschko. La devolvió a los grandes escenarios, y la puso otra vez bajo los grandes reflectores. Los pesados regresaron a todos los televisores.

Tyson Fury representa la esencia del boxeo. Es el triunfo de la vieja escuela, donde hay campeones lineales, que pelean contra los mejores que haya en el terreno. Es la antítesis del boxeo corporativo y su eterna especulación. Desde meses antes de la revancha con Wilder, Tyson Fury ese olvidó de la especulación y enseñó sus cartas. Le gritó al mundo cómo iba a pelear y qué iba a hacer sobre el ring. Advirtió que iba a noquear a Wilder. No le creímos. Y lo noqueó.

Tyson Fury derrotó a Klitschko, derrotó a Wilder, y derrotó a sus propios demonios. Por las resonancias históricas, heroicas, y existenciales que eso representa, Tyson Fury tiene que aparecer entre los mejores cinco Libra por Libra.

Con las cabelleras de Klitschko y Wilder en sus vitrinas es suficiente para aparecer arriba de Terence Crawford. Con el historial del inglés debería ser suficiente para que aparezca por encima de Alexander Usyk que lleva 17 peleas en su carrera, o de Arthur Berbiev, que lleva 15.

Tyson Fury derrotó a dos peleadores que dominaron por años su categoría. Y los derrotó, decíamos, cortando reinados históricos. Algo que el Canelo solo logró con Golovkin; y algo que Lomachenko no tiene en su historial. Y algo también que Naoya Inoue quizás logró contra Jamie McDonell y contra Omar Narváez, dos nombres sin la misma resonancia que Klitschko o Wilder.

Es hora de darle a el reconocimiento que se merece. Es hora de que, sin regateos, le demos su lugar a Tyson Fury como uno de los mejores Libra por Libra en el mundo.

Tyson Fury fue recibido como héroe en su regreso a Inglaterra

Tyson Fury fue recibido como héroe en su regreso a Inglaterra

Deontay Wilder recibe suspensión de seis semanas por la Comisión de Nevada para recuperarse

Deontay Wilder recibe suspensión de seis semanas por la Comisión de Nevada para recuperarse