in

Félix Verdejo se niega a responder preguntas a investigadores por desaparición de mujer en Puerto Rico

Félix Verdejo se niega a responder preguntas a investigadores por desaparición de mujer en Puerto Rico

Félix “Diamante” Verdejo no quiso responder las preguntas de la División de Homicidios de San Juan, Puerto Rico, al ser señalado como “persona de interés” sobre la desaparición de Keishla Marlen Rodríguez Ortíz, de acuerdo a un reporte de Primera Hora.

El boxeador puertorriqueño asistió este viernes 30 de abril a la estación de policía para que se le realizaran algunas preguntas, acompañado de sus abogados. Sin embargo, no aportó nada, pues se negó a responder preguntas, por recomendación de sus abogados.

El automóvil de Keishla Marlen ya fue encontrado y, más tarde, llegaron los forenses para tomar las muestras necesarias y analizar el coche. Posteriormente el auto fue trasladado en una grúa. De Keishla, aún se desconoce su paradero.

Rodríguez Ortíz supuestamente tenía una relación con Verdejo y se vio con peleador para mostrarle el positivo de una prueba de embarazo el jueves por la mañana, previo a su desaparición.

Después de eso, ya no se supo nada más de la mujer y su familia empezó a buscarla, ya que no respondió los mensajes.

La policía acudió al domicilio de Verdejo el jueves por la noche para hacerle unas preguntas. Sin embargo, el púgil puertorriqueño se negó a responder si no estaba en presencia de sus abogados.

La hermana de Rodríguez Ortíz, Bereliz Nichole, publicó en su Facebook personal un video pidiendo ayuda a los habitantes de la isla para que los ayudaran a encontrarla. Por su parte, las autoridades emitieron una alerta rosa para localizarla.

El Diamante Verdejo, de 27 años, tiene récord de 27-2 con 17 por la vía del cloroformo. Su última combate fue el 12 de diciembre del 2020 en contra de Masayoshi Nakatani contra quien perdió por nocaut en el noveno round.

¿Qué tan mexicano es Andy Ruiz?: Hurgando en los orígenes del Destroyer en México

¿Qué tan mexicano es Andy Ruiz?: Hurgando en los orígenes del Destroyer en México