in

Los orígenes de Gennady Golovkin en Kazajistán: De las ruinas de la Unión Soviética a la pesadilla en Alemania

Los orígenes de Gennady Golovkin en Kazajistán: De las ruinas de la Unión Soviética a la pesadilla en Alemania

Genocido, dictadura, dogma comunista y violencia en las calles forjaron la persona de Gennady Golovkin en los años 80 y 90 mientras pasaba los primeros años de su vida en la ciudad industrial de Karaganda, Kazajistán, primero como parte de la Unión Soviética, y desde diciembre de 1991, como nación independiente.

Golovkin es famoso en Norteamérica gracias a su feroz estilo para demoler rivales en la división de peso medio. Pero también porque Golovkin tuvo el valor de abandonar el proteccionista mercado boxístico de Alemania en 2011, donde inició su carrera profesional y tomó dos decisiones trascendentales que dieron nacimiento a su alter ego: GGG.

Una de ellas fue firmar un contrato promocional con 2K Promotions y mudarse a Big Bear, California. Ahí en California, se enroló con el entrenador mexicoamericano Abel Sánchez en 2012, el arquitecto de un temido campeón mundial superwelter en los 90: Terry Norris.

Este paso le abrió la puerta a HBO Boxing como plataforma, pero también se adentró en la escuela de entrenamiento del llamado estilo mexicano. Sánchez, le enseñó a Golovkin inglés con algo de español para que dejara de lucir como un tipo humilde inexpresivo. Como resultado, descubrió un carisma oculto que la fecha sigue seduciendo a los aficionados.

Golovkin debutó en HBO el 1 de septiembre de 2012 noqueando en cinco rounds a Gregor Proksa. Pese a que pocos lo habían visto pelear por televisión, Golovkin ya era campeón mundial regular de peso medio de la AMB. Originalmente, había ganado el título interino en Panamá en 2010, y luego fue ascendido a monarca regular, mientras que Felix Sturm era el súper campeón.

Desde entonces, la historia de Gennady Golovkin ha estado bien documentada. En Estados Unidos, GGG extendió su racha de nocauts consecutivos a 23 en la división de peso medio, y culminó su récord de 20 defensas consecutivas exitosas del título de las 160 libras, para consagrarse como el hombre más temido en el boxeo.

Sin embargo, los orígenes de Gennady Golovkin en Kazajistán, son más oscuros y más adversos de lo que su exitosa presencia en Estados Unidos sugiere.

Los orígenes de Gennady Golovkin en Kazajistán

Hijo de un finado minero ruso y de una laboratorista coreana, Golovkin vivió su niñez cuando Kazajistán seguía siendo parte de una de las repúblicas que conformaban la extinta Unión Soviética. Siempre bajo el duro control del partido marxista-leninista nacional y la clara injerencia supremacista de Moscú.

La violencia que absorbió en las calles tiene un vínculo directo con la estrategia de ‘Rusificación’ liderada por Mijail Gorbachov, como líder del Comité Central del Partido Comunista Soviético. En 1986, Gorbachov decidió destituir por la fuerza a Dinmukhamed Kunaev, un kazajo étnico, como dirigente de esta organización política en Kazajistán para reemplazarlo con un agente originario de la Federación Rusa, ajeno a la mezcla de etnicidades históricas en esa región.

Tal situación provocó el alzamiento llamado como ‘jeltoqsan’ en diciembre de 1986. Miles de jóvenes estudiantes protestaron en la plaza pública de Alma-Ata de la antigua República Socialista Soviética de Kazajistán.

La protesta fue reprimida y el choque provocó la muerte de 168 estudiantes y más de 200 heridos. Esto, tras la irrupción de una fuerza policial especial traída desde Moscú para abatir la resistencia y cumplir la instrucción del líder supremo comunista de esa época: Gorbachov.

Golovkin tenía poco más de cuatro años en ese entonces, junto a su mellizo Max. 

El niño Gennady Golovkin
El niño Gennady Golovkin

Gennady Golovkin y la misteriosa muerte de sus hermanos

Los hermanos mayores de Gennady, de nombres Vadim y Sergey, serían reclutados por el Ejército Soviético en 1990. Ambos murieron, en incidentes separados, envueltos en el misterio y la secrecía, en supuestas acciones de combate en 1990 y 1994.

“Es mi pasado y está aquí, pero hablar de la muerte de mis hermanos siempre es algo muy difícil para mí y no quiero hacerlo en este momento”, expresó b en el primer episodio del documental promocional 24/7 de HBO, producido para su primer combate contra su némesis: Canelo Álvarez.

Si bien no habló, lo que sí dejó entrever, dejando a un lado al personaje de GGG, es un dolor interno no expresado para evitar mostrar vulnerabilidad.

Fueron precisamente los hermanos fallecidos, Vadim y Sergey, quienes introdujeron a Gennady Golovkin y su hermano gemelo no idéntico, Max, al boxeo cuando los gemelos tenían ocho años.

En un artículo de perfil publicado por Sports Illustrated en 2016, Golovkin narra que sus hermanos Vadim y Sergey se los llevaban entre 1978 y 1989, tras el alzamiento popular, a pelear en las calles de guettos de Karaganda con muchachos de mayor edad que él y Max.

Cuando Vadim y Sergey elegían a sus rivales, uno de ellos le preguntaba a los dos hermanos menores: “¿Le tienes miedo?”.

Gennady siempre respondía que no, según Sports Illustrated.

“Mis hermanos, ellos hacían eso cuando estábamos en el kinder. Todos los días era un muchacho diferente”, declaró Golovkin para dicha publicación.

La Unión Soviética colapsó en diciembre de 1991, y Kazajistán inició su proceso para convertirse en una nación independiente. Fue un colapso traumático, la transición del modelo comunista en que habían vivido toda la vida, a una economía de mercado incipiente y desordenada.

Así fue como los hermanos Gennady y Max Golovkin iniciaron formalmente su adiestramiento en el boxeo con su primer entrenador, Victor Dmitriev.

A la fecha, Dmitriev dirige el mismo gimnasio de boxeo en Karaganda donde descubrió al violento niño de pocas palabras que le pateaba el trasero a adolescentes con formación amateur en los 90.

Dmitriev fue el forjador de este talento. Fue el primero que canalizó la furia del joven Golovkin para transformarlo en quizá el peleador amateur más exitoso de las antiguas repúblicas socialistas soviéticas.

“Me da gusto cada vez que viene porque inspira a todos estos jóvenes”, dijo Dmitriev para HBO en 24/7. “Yo de alguna manera pude ver algo especial en él, no era sólo el poder, aprendía muy rápido, todo lo que yo le decía lo ponía en práctica muy bien en el ring”.

Esa capacidad de aprender usando la violencia estructural del boxeo terminó por educar a Golovkin más allá del credo callejero, y de su licenciatura en Educación Física por la Universidad Estatal de Karaganda, para dejar atrás el tormento del Ejército Soviético que cobró la vida de sus hermanos.

Max o Gennady: La dura decisión en la familia Golovkin

Max y Gennady fueron creciendo de forma paralela en el boxeo, y se posicionaron como serias promesas para el boxeo kazajo de cara a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pero ahí, volvió a asomarse el fantasma de la tragedia de sus hermanos mayores Vadim y Sergey.

Luego de la tragedia de los dos hermanos mayores, la familia Golovkin no quería que sus otros dos hijos, Max y Gennady, se dedicaran al boxeo, y solo le permitirían pelear a uno de los dos.

La familia completa se sentó en la sala de su casa, y ahí decidirían a cuál de los dos hermanos se le permitiría boxear. Como Gennady era mayor que Max por 15 minutos, se decidió que fuera Gennady y no Max, quien comenzara el camino para asistir a Atenas.

Hasta la fecha, todos los que vieron pelear a Max aseguran que era un peleador aún más talentoso que Gennady, e incluso el mismo GGG lo dice.

“Él (Max) era muy bueno”, aseguró Gennady a Sky Sports sobre su hermano Max. “Era mucho mejor que yo”.

Max quedó descartado, y Gennady Golovkin empezó el proceso de buscar el oro olímpico. No habían pasado ni 10 años de que Kazajistán había culminado su convulso proceso de independencia cuando Gennady Golovkin ya defendía su bandera como peleador amateur.

Gennady Golovkin empezó a forjarse un nombre en los circuitos amateur. Primero, en el 2000, ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial Juvenil en Hungría.

Luego, arrasó en el Campeonato Mundial de Tailandia en 2003, donde se llevó le medalla de oro ganándole a futuros campeones mundiales profesionales como Lucien Bute, a quien noqueó salvajemente; luego derrotó a Andy Lee, y en la final al ruso Matvey Korobov.

Max y Gennady Golovkin
Max y Gennady Golovkin

Los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la denuncia de robo de Golovkin

Finalmente, Gennady Golovkin llegó a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 como el gran favorito para llevarse la medalla de oro. Pero, el resultado fue polémico, y Golovkin denuncia que fue robado.

En la pelea por la semifinal, Golovkin le ganó al estadounidense y futuro campeón mundial profesional Andre Dirrell. Después del combate, alguien se le acercó y prácticamente le advirtió a Golovkin lo que ocurriría en la final.

“Recuerdo que luego de la semifinal, alguien me dijo: ‘Ok, solo uno de Kazajistán, ¿entiendes Golovkin? Solo una medalla de oro para Kazajistán en boxeo'”, recuerda Golovkin que alguien le dijo. “Yo dije que ok, que no había problema. Me respondió: ‘Pero no para ti, sino para el welter”.

Otro kazajo, Bakhtiyar Artayev, se había metido a la final por la medalla de oro en peso welter. Según lo que le comentaron a Golovkin, en el arreglo solo un kazajo, Artayev, podría ganar medalla de oro. La final de peso welter sería un día después de que la de Golovkin. Si el arreglo se confirmaba, Gennady Golovkin perdería y Artayev, el otro peleador de Kazajistán, ganaría al día siguiente.

Y así ocurrió. El 28 de agosto de 2004, Gennady Golovkin se enfrentó al ruso Gaydarbek Gaydarbekov, y el vaticinio se cumplió. Golovkin comenzó ganando el primero de los cuatro rounds por 6 puntos a 2. Pero luego, todo se le vino encima, pese a que la pelea fue atropellada y de muchos abrazos, cada golpe que lanzaba el ruso era puntuado por los jueces, aunque no fuera tan claro. Gaydarbekov se llevó el segundo round por 6 a 4; y el resto de la pelea, el ruso aventajó con amplitud en las puntuaciones, llevándose el tercer round por 10 a 3 y el cuarto por 10 a 5.

Ahí perdió Gennady Golovkin la medalla de oro en Atenas 2004. Y tal como le habían anticipado al oído a Golovkin, solo un kazajo ganaría oro. Al día siguiente, el kazajo Bakhtiyar Artayev le ganaría al cubano Lázaro Aragón 36 a 26 para quedarse con el oro en el peso welter.

Tras la frustración de Atenas, la pesadilla de Alemania

Luego de lo que pasó en Atenas en 2004, Gennady Golovkin decidió seguir en el boxeo amateur, representando a Kazajistán, aunque no por mucho tiempo. En el Campeonato Mundial amateur de China 2005, Golovkin fue eliminado en octavos de final por el egipcio Mohamed Hikal, en un resultado sorpresivo y decepcionante para el kazajo que era favorito para refrendar el oro que había ganado en 2003 en el mismo torneo.

Ahí fue donde Golovkin decidió hacerse profesional. Debutó el 6 de mayo de 2006 e inició su carrera de paga en Alemania, donde hizo 18 de sus primeras 22 peleas profesionales.

Sin embargo, el inicio de GGG en el profesionalismo tampoco fue fácil. La empresa con la que firmó, también manejaba la carrera de Felix Sturm, el alemán que en ese entonces era el campeón mundial de la AMB en el mismo peso que Gennady. Sturm era un peleador super protegido, que realizó 12 defensas del título, todas en Alemania. La empresa nunca le permitió a Golovkin pelear contra Sturm, y siempre relegaron al kazajo, para favorecer al alemán.

Fue entonces que Gennady Golovkin tomó la decisión que potenció su carrera. No renovó su contrato en Alemania, y decidió emigrar a Estados Unidos. Firmó con K2 Promotions, de Tom Loeffler; ingresó al gimnasio de Abel Sánchez en Big Bear, y llegó el debut en HBO.

A partir de ahí, Gennady Golovkin se convirtió en una avalancha.

Gennady Golovkin y Ryota Murata superan báscula y está listo el Big Drama en Japón

Gennady Golovkin y Ryota Murata cumplieron en la báscula y está listo el Big Drama en Japón

Próximo rival del Canelo

¿Quién es Ilunga Makabu? El rival que sonaba para Canelo Álvarez