in

Gervonta Davis venció por decisión unánime a un digno y aguerrido Pitbull Cruz

Gervonta Davis venció por decisión unánime a un digno y aguerrido Pitbull Cruz

Gervonta Davis le ganó una competida decisión unánime a Isaac “Pitbull” Cruz para retener su título mundial de la AMB en su versión regular de peso ligero, la noche del domingo en Los Angeles.

El Pitbull Cruz hizo una pelea digna, y le soportó a Gervonta Davis todos sus golpes de poder, al grado de que el estadounidense se lastimó su mano fuerte, la izquierda, y dejó de tirarla en los últimos rounds de la pelea.

Dos de los jueces vieron ganar a Davis 115-113 y el otro juez lo vio ganar también por 116-112. La tarjeta de IZQUIERDAZO vio ganar a Davis por 115-113.

Desde el primer round, el Pitbull mostró su plan de pelea. Era más agresivo, iba al frente, corta el ring. Cruz trata de meterse al terreno corto para meter golpes, y logra meter los mejores envíos de poder, con ganchos volados, y uppers. Gervonta estudia, va para atrás, y busca contragolpear. pero el Pitbull marca respeto.

Davis, al ver el plan de pelea del mexicano, hizo su ajuste en el segundo round. Gervonta Davis boxea mejor, se desplaza sobre el ring, y busca contragopear con uppers a Cruz. El Pitbull no varía su ataque, va al frente, buscando cortar el ring, y meter ganchos cortos, o volados por arriba de la línea de visión de Gervonta. Davis domina mejor el ring.

En el tercer round, Gervonta boxea mejor. Mete golpes de poder y se mueve para evitar la respuesta. Cada vez se desplaza mejor sobre el ring, y mete golpes más nítidos. Cruz lo persigue, le corta el ring, y le mete buenos golpes al cuerpo.

En el cuarto round, el Pitbull marcó otra tendencia, estableciendo su golpeo al cuerpo. Conecta con fuerza a ambos costados de Gervonta, y mete varios golpes importantes. Cruz persigue a Davis, que se mueve e intenta contragolpear con uppers.

El uppercut de mano izquierda de Gervonta Davis, ese golpe con que el desconectó a Leo Santa Cruz era un peligro latente. Todo el tiempo se sentía en la pelea, el peligro de que esa mano entrara. Sin embargo, cada que el upper de Gervonta entró, el Pitbull Cruz lo resistió sin chistar.

Antes de la pelea, el padre de Cruz había advertido que Gervonta se iba a sorprender cuando viera que sus golpes no le hacían nada a su hijo. Y así ocurrió. Cruz se ganó el respeto de Gervonta cuando le soportó las manos más pesadas que le conectó Davis.

Gervonta Davis conecta más golpes de poder en el quinto round, recibiendo a Pitbull cuando intenta meterse. Cruz recorta el espacio avanzando y moviendo la cintura al estilo Mike Tyson, pero Davis se le sale bien con pasos laterales, y termina abrazando los embates.

En el sexto, Davis encuentra su distancia perfecta. Hace fallar a Pitbull, y lo contragolpea con uppers y rectos, aislados. Gervonta está apostándole a respuestas de un solo golpe y no combina. Cuando entra Cruz, Davis contragolpea rápido, y sale. Cruz falla mucho, porque no logra ajustar a la movilidad de Gervonta.

El séptimo es un buen round, disputado. Ambos conectan golpes, pero Davis es más certero, y mete más golpes de poder, ante la entrada de Cruz. El Pitbull se empieza a ver más mermado, ya no tiene la misma persistencia para intentar meterse al terreno corto.

A partir del octavo round, el Pitbull tiene un renacimiento en la pelea, y empieza a remontar en las tarjetas que iba perdiendo de forma holgada. Cruz mete el mejor golpe de poder del round. Es un upper de derecha que le levantó la cara a Gervonta. Cruz se lleva el round.

El problema con Isaac es que no está midiendo bien su distancia y se encima mucho. Se abalanza sobre Davis, y termina abrazando, porque él mismo se cierra el espacio, y elimina su distancia.

En el noveno, ambos fallan mucho, pero Gervonta mete los mejores golpes y parece dominar el ritmo del combate. Cruz ya está atropellado, se encima mucho, y no está logrando meter golpes en el terreno corto.

Pero el décimo vuelve a ser un round para Isaac Cruz. Gervonta está tirando menos golpes. Pitbull sacude a Davis contra las cuerdas con un largo golpe que le voltea la cabeza a Davis y luego lo abruma en el terreno corto con golpes efectivos. Para el Pitbull se renueva la esperanza, porque además, Davis dejó de tirar su mano izquierda.

En el penúltimo round, es evidente que Gervonta dejó de ser agresivo, y ya tira menos golpes. Y el Pitbull es mas afectivo en su golpeo, logra encontrar con manos rectas y ganchos al rostro de Gervonta. Cruz encuentro ritmo y distancia.

Gervonta Davis está más enfocado en boxear y no dejarse llegar. Trabaja principalmente con su mano derecha, porque la izquierda está aparentemente lastimada.

En el último round de la pelea, Cruz no mete la última presión del combate. Esto, a pesar de que Gervonta no tira tantos golpes de poder, y trata de controlar solo con la mano derecha. Davis boxea, sale, corre, trata de terminar el round. Y Cruz no aprieta al final.

Cuando se leyeron las tarjetas de los jueces, pareció una apreciación justa y acorde a lo que pasó sobre el ring. Fue una pelea cometida, en la que Cruz cerró fuerte, pero donde Gervonta ganó más rounds.

Victoria moral para el Pitbull Cruz contra Gervonta

Para el mexicano fue una victoria moral. Muchos auguraban que, por el estilo frontal de Cruz, y el poder de pegada de Gervonta, el mexicano caería noqueado pronto en la pelea. Sin embargo, Cruz le resistió todo a Gervonta. Así, Cruz se convirtió en apenas el segundo rival que logra llevar a Gervonta hasta la decisión, algo que no ocurría desde 2014, cuando Davis aún peleaba a seis rounds.

El Pitbull dejó claro que tiene mandíbula para competir en una división de pegadores duros. Sin embargo, lo que a Cruz le sigue faltando es hacer ajustes. Su estilo siempre frontal, se vuelve predecible, y su ímpetu le juega en contra porque él mismo se cierra sus espacios al embestir a sus rivales.

Pero, el Pitbull Cruz está para pelear contra los mejores ligeros del momento.

2022 de definiciones para Gervonta Davis

Para Gervonta Davis es una victoria sólida, por la forma en que se dio, ante un rival que le complicó y que nunca se intimidó. Para Davis es momento ya de una pelea grande en la división contra cualquiera de las estrellas emergentes.

El 2022 pinta como un año de peleas grandes y definiciones en los pesos ligeros.

Derevyanchenko y Carlos Adames

Carlos Adames quiere una pelea por título mundial tras ganarle a Derevyanchenko

Gervonta Davis derrotó por decisión unánime a Pitbull Cruz

Gervonta Davis sufrió lesión en mano izquierda por pegarle en la cabeza a Pitbull Cruz