in ,

Hemingway: un escritor con alma de boxeador

hemingway
hemingway

“Mi escritura no es nada, mi boxeo es todo”: Ernest Hemingway.

El 2 de julio de 1961 murió uno de los escritores más prolíficos de la literatura estadounidense, Ernest Hemingway, quien tenía como pasión el boxeo.

Desde muy joven, Ernest se enfocó en la práctica de los deportes, destacando el boxeo, que a la postre se convertiría en parte importante de su vida… y de su literatura.

Pero no sólo era practicante: disfrutaba de lanzar golpes, de sostener peleas callejeras o de al menos hacer sparring con algún buen boxeador del momento.

También retaba a escritores contemporáneos. Es decir, todo en él era riña, batalla, su literatura se llenaba de mazazos, de golpes contundentes, como los que daba en cuadriláteros improvisados.

Aquí les dejamos uno de sus cuentos, en el que toma el boxeo como esencia para darle vida a personajes que terminan sucumbiendo ante el deporte de los puños.

El Batallador

Ad Francis se muestra cordial con un desconocido. Lo invita a comer y le cuenta que fue un gran campeón de boxeo. De repente, se transforma en un agresivo sujeto que tiene que ser tranquilizado por la fuerza por su inseparable escudero: Bugs, un negro que conoció en la cárcel tras su fracaso en el pugilismo y el abandono de su esposa.

La descripción que hace Hemingway de El Batallador es cruenta y un tanto escandalosa, a tal grado que hace sentir mal a Nick Adams, uno de los personajes principales, y al propio lector.

Aquí puedes leer el cuento completo (inglés):

 

[ENG] Ernest Hemingway – In our time by api-3695965

Amir Khan, el “despreciado” por Mayweather

“La pelea con Lara, ya es asunto personal”: Canelo