in

“Tómese un tequilita”: Julio César Chávez y el día que calmó a Vicente Fernández para poder cantar el Himno Nacional Mexicano

Julio César Chávez y su séquito intentaban calmar a Vicente Fernández en el camerino, pues el famoso cantante mexicano tenía que cantar el himno nacional mexicano en Las Vegas, previo a la pelea del gran campeón mexicano con Héctor “Macho” Camacho, el 12 de septiembre de 1992.

La pelea entre Chávez y Camacho, que se marinó por varios años, bien puede considerarse la pelea más grande y mediática en la historia del boxeo mexicano. No es la mejor victoria, ni el triunfo deportivo más significativo, pero sí es la pelea que generó más atención, que paralizó a todo un país.

Y Vicente Fernández, que para entonces ya era una de las máximas figuras de la música mexicana, tenía razón para el nerviosismo. Y más, porque cantar el himno nacional mexicano se había convertido en una maldición. Varios de las más experimentadas estrellas de la música habían olvidado la letra en plena interpretación.

“Se encontraba con nosotros Vicente Fernández“, narra Rodolfo Chávez, hermano de Julio en el libro Julio César Chávez: La Verdadera Historia. “Lo notábamos un poco inquieto. Estaba tomando agua cada momento”.

Al ver el nerviosismo de Vicente Fernández, el mismo Julio César Chávez, que calentaba para una de las peleas más importantes de su vida, se preocupó por el cantante.

“Tómese un tequilita para que se aliviane”, le sugirió Julio a Vicente.

“Ja ja ja ja ja, ah que mi campeón, cómo crees”, le respondió Vicente. “No debo, estoy tomando agua, porque tengo que cantar bien”.

“¿Y por qué está nervioso?”, le replicó Chávez. “Usted está preparado para cantar frente miles de personas”.

“Así es, Julio, pero nunca he cantado el himno nacional frente al mundo”, reconoció Vicente.

Finalmente, Julio César Chávez caminó hasta el ring, no sin antes amagar con tirar los primeros golpes de la noche, cuando en el túnel elementos de seguridad intentaron evitar que algunos miembros se su séquito caminaran con él sobre el ring. Tras pelearse con los guardias, y lanzar algunas mentadas de madre, el gran campeón mexicano se encaminó al ring.

Vicente Fernández canta el himno nacional mexicano previo a pelea entre Julio César Chávez y el Macho Camacho
Vicente Fernández canta el himno nacional mexicano previo a pelea entre Julio César Chávez y el Macho Camacho

Y Vicente Fernández no le falló a Julio César Chávez

Cuando Jimmy Lennon anunció que Vicente Fernández cantaría el himno nacional mexicano, la arena del Thomas and Mack Center, de Las Vegas, repleta de mexicanos, estalló en una nutrida ovación.

Vicente saludó, agradeció con el puño alto, y se plantó frente a Chávez y sus hijos.

Con aplomo, aunque un poco apresurado, Vicente Fernández empezó a cantar el himno mexicano, siguiendo la letra que le habían puesto en un atril para calmar su nerviosismo de que se le fuera a olvidar.

Conforme fue avanzando, Vicente fue soltándose, y dejando que su la gravedad de su voz, estallara en esa atestada caja de resonancia que se había vuelto la arena de Las Vegas. Vicente remataba las estrofas cantando en tonos, incluso más altos, que los que manda la entonación del himno, dándole una mayor emotividad al momento.

Cuando Vicente remató la última estrofa, Julio estalló en alegría, sonriendo y dando saltos. La motivación a tope.

Vicente abrazó a Julio, quien lo recibió con un gesto de incredulidad ante la brillantez con la que Vicente Fernández había cantado el himno. Y el cantante abandonó el ring, dejando a Julio para su cita con la historia.

Julio César Chávez y Vicente Fernández

La emotiva despedida de Julio César Chávez a Vicente Fernández

Edwin Valero Esposa

¿Por qué Edwin Valero mató a su esposa?