in

Kiko Martínez y el triunfo que España necesita

El pasado 17 de agosto, Kiko Martínez(29-4, 21 KO) rompía pronósticos, y se coronaba por primera vez a sus 27 años como campeón mundial IB del peso súper gallo al derrotar a Jhonatan Moreno en un combate donde mostró al mundo que en él podía encontrar uno de esos fieros peleadores que tanto necesita esta disciplina para sobrevivir. Sostenido en una preparación extraordinaria, Kiko barrió a su rival sin paliativos desde el primer tañido de la campana, emocionando a un país en el que por desgracia, el boxeo ha perdido cualquier tipo de impacto mediático. Este sábado Kiko tiene la oportunidad volver a despertar esas pasiones boxísticas españolas que permanecen dormidas, en su casa, en Elche, contra el ex campeón mundial Jeffrey Mathebula (27-4-2, 14 KO). Con el aliciente añadido de que en la esquina de su rival estará su antiguo entrenador, Ricardo Sánchez Atocha. Escenario ideal para cerrar el año.

Debo reconocer que, sinceramente, nunca me hubiera esperado cerrar este 2013 pudiendo hablar de un nuevo púgil español como campeón mundial. Hay muchas cosas que se están haciendo mal en este país, por ello mi desaliento a este respecto era absoluto, sin embargo Kiko logró con su increíble victoria sobre Moreno despertar cierta fe en mi corazón. Nada desmesurado, pero al menos lo suficiente como para confiar en que nuestro boxeo todavía tiene remedio. Es cierto, el alicantino no es un dechado de virtudes técnicas, pero tiene corazón, es un guerrero, y por ese camino, las puertas de la gloria no tienen que ser terreno prohibido para él.

No lo va a tener fácil. Mathebula es un boxeador notable, virtuoso con el jab, que sabe marcar las distancias y se siente muy cómodo en su rango, por ello, Kiko deberá blandir la misma estrategia que con Moreno, es decir, presión, trabajo al cuerpo y desgaste, mucho desgaste. El sudafricano tiene un problema con las piernas, su movilidad no es privilegiada y cuando tiene que caminar hacia atrás, suele perder estabilidad. Será complejo, qué duda cabe. Nunca es fácil pelear contra boxeadores que te superan 15 cm en alcance(183 por 168), pero si Kiko ha demostrado ser capaz de lograrlo una vez, ¿por qué no dos? Mathebula estará preparado tanto por la pelea precedente del alicantino como por los consejos que le pueda dar Atocha, pero si el español logra presionar, y sobretodo, trabajar el cuerpo de su rival, tiene muchas cartas de victoria en su baraja. Recordemos que Mathebula es de todo menos un gran pegador.

El problema fundamental es que a esta hora, no hay ninguna televisión que vaya a emitir el combate en España. Probablemente, lo desconozco, se pueda encontrar algún enlace por la red para verlo por internet si lo emite alguna cadena extranjera, pero es un desastre, uno más que impide que el boxeo pueda crecer en este país. No interesa, no es fútbol, y todo lo que no sea el maldito deporte del balompié,  no interesa, o al menos, no quieren que interese. Quiero que gane, y aunque no nos lo merezcamos, España necesita que gane. Veremos si Kiko nos hace de vibrar de nuevo este sábado 21 a las 19:00.

Siguen los reconocimientos para el Chino Maidana en Argentina

Kiko Martínez y el nocaut que pasó de noche